Inicio / Bosquejos Biblicos / La pareja que Dios quiere – Parte I

La pareja que Dios quiere – Parte I

Bosquejos para Predicar

Introducción

Funciones del hombre

La voluntad de Dios para el hombre es que comparta la vida con una mujer y así realizar sus sueños y establecer una familia acá en la tierra (Génesis 2:23).

Las familias son un plan perfecto de Dios y como plan él también dejo por amor a nosotros unas instrucciones para que estemos en armonía con la persona que después de Dios nos conocerá mucho.

Anuncios

El esposo es el responsable principal de la dirección del hogar, y esto es instituido por Dios (Efesios 5:23) así la sociedad ahora quiera llamar lo bueno malo y lo malo bueno.

Esto no quiere decir que la mujer sea inferior, sino que la responsabilidad de cuidado y protección esta sobre el hombre, así como Cristo vela por el cuidado de la Iglesia.

La anterior es la función más relevante que Dios le dio al hombre frente a su hogar, pero a continuación veremos más funciones que Dios delego al hombre.

1. Su familia ahora es su esposa:

En Génesis 2:24 vemos que Dios instituyo a la familia como el hombre y la mujer, y que de allí dice y dejará a sus padre y a su madre, lo que quiere decir que su responsabilidad es velar por su esposa; sin dejar de honrar a sus padres puesto que esto es un mandato con promesa (Éxodo 20:12). El hombre ahora administra sus energías para hacer que su hogar crezca y se multiplique.

2. Su fuente de gozo es su esposa:

En la palabra de Dios, Proverbios 5:18 encontramos reflejado el gozo de una vida sexual sana, puesto que su esposa debe ser su única fuente, y no debe buscar otras puesto que así destruye su hogar y ofende a Dios.

Anuncios

3. Sus éxitos son para él y su familia:

Recuerde que ahora la familia en primer grado del hombre es su esposa, mas los hijos que tenga con ella.

En Eclesiastés 9:9 dice que se gozara con su esposa todos los días bajo el sol, en el momento de prosperar de trabajar y esforzarse, lo que indica que ya no es un logro individual, sino se hace un logro junto con ella y sus hijos.

4. El debe amar y dar honor a su esposa:

La palabra de Dios en Efesios 5:25 nos enseña que el deber del esposo es amar a su esposa ¿será que en algún momento le costará?.

Sucede que los hombres no tienen los sentimientos del amor tan agudizados como las mujeres, y él debe trabajar en demostrar que la ama con cuidado, respeto, confianza y otra clase de detalles que según su esposa él conocerá.

Anuncios

Además en 1 Pedro 3:7 se le recomienda al hombre vivir con su mujer con sabiduría, puesto que la mujer en sus manos es un vaso frágil, si él lastima a su esposa las oraciones que haga no serán atendidas por Dios, esto hasta puede afectar la relación con Dios.

Viendo lo anterior, entendemos que eso de ser la cabeza no es cosa sencilla, pero es un gran honor. Esto es muy importante, y se debe considerar ya que este honor es identificarse con todo lo que Cristo es, la iglesia es la escogida por Él también lo es para el esposo su esposa y Cristo se dio todo por ella.

Conclusión

El hombre cabeza de familia es proveedor, protector, líder escogido por Dios y no hay que aterrarse de esto, sino agradecer el privilegio de que sus hijos sean criados cuidados y sustentados por él en todo aspecto.

Dios da la responsabilidad frente a esto, y así mismo Él apoya todo lo que falta, es en esto que se debe ver la importancia de formar un carácter firme en Dios para el momento de enfrentar un hogar, un hombre que pueda tener visión y guie a su familia a la voluntad perfecta de Dios.

Lo más valioso no es amontonar para sí mismo, sino ver el fruto de todo lo que realice multiplicado en su hogar, eso madura y hace que el hombre tenga otra perspectiva de las cosas, y pueda entender así el gran amor de Dios por todos.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar

Acerca de Jose Hernandez

Ver también

Bosquejos para predicar - El Espiritu Santo es

El Espíritu Santo es… – Mensajes Cristianos

Bosquejos para Predicar - El Espíritu Santo es indispensable en la vida del cristiano. El Espíritu Santo es necesario, un cristiano sin el Espíritu Santo, no puede subsistir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *