La lengua

Bosquejos Biblicos

Texto Base: Santiago 3:1-12

Que poder y responsabilidad tenemos al hablar. La lengua es el órgano del cuerpo visible, móvil y más pequeño que tenemos en nuestro con tres funciones importantes que son el sentir los sabores, la deglución y el que vamos a tratar el uso del lenguaje.

En la biblia notamos que él usa las palabras para hacer todas las cosas de la creación (Génesis 1:3) contando esta como la primera vez que encontramos las palabras en acción.

Luego vemos lo que sucedió con la torre de Babel (Génesis 11:1-9) donde el ser humano tenía un solo lenguaje y esto creo una unidad para hacer una torre que llegara al cielo; allí Dios les dio a todos diferente lenguaje para dispersar así la humanidad.



En lo anterior vemos que él lenguaje fue idea de Dios, porque todos necesitamos sabernos comunicar; ahora nosotros sabemos que las cosas que decimos muchas veces no edifican ni siquiera a nosotros mismos Proverbios 18:2. Por esto veremos lo que Dios nos quiere decir por medio de esta epístola.

La lengua debe refrenarse: ¡Así es! En los versículos 2 y 3 de nuestro texto base podemos notar la importancia de refrenarla, tanto así que al saberla controlar dice la palabra que gobernamos todo el cuerpo. En Proverbios 21:23 la palabra de Dios nos enseña que si guardamos la lengua podremos librarnos de angustias lo que quiere decir que lo que hablamos se hace realidad y debemos refrenarla del mal (1 Pedro 3:10).

Se debe evitar la palabrería: El versículo 5 del texto base podremos darnos cuenta lo que quiere decirnos Dios, las palabras de sobrades están de más no sirven no edifican y si hacen avergonzar muchas veces al que las dice; en Proverbios 10:19 se nos especifica el pecado que sale por hablar de más.

No se debe chismotear: Los chismes son veneno que sale de nuestra boca, en el versículo 8 del texto base vemos que aquel que chismotea no puede refrenar sus palabras, es tentado y cae en imprudencias. Además es causal de división (Proverbios 17:9).



No se debe maldecir: En Santiago 3:8-12 notamos la importancia de no maldecir puesto que no sería coherente adorar a Dios y que de esa misma boca salgan palabras ofensivas y de maldición para los hijos por decir o hacia alguna persona. Si no amamos a quien vemos mucho menos amaremos a Dios quien no vemos (1 Juan 4:20).

Este punto es trascendental porque nosotros debemos ser fuente de bendición para otros, no es correcto dejarnos llevar por todo lo que pensamos y decirlo lastimando a muchos con la excusa de que yo soy así y así me quedare; Recordemos que nosotros estamos en ese proceso de ser transformados porque esa es la obra que el Espíritu Santo hace en nuestra vida.

Por otra parte quiero anotar que si debemos hacer con nuestra lengua.

Debemos Glorificar a Dios: Lo importante de Adorar y glorificar a Dios y aun más agradable si lo hacemos en unidad (Romanos 15:6)



Debemos hablar conforme las palabras de Dios: En 1 Pedro 4:11 se nos da la orden de hablar conforme las palabras de Dios, esto porque las palabras tienen el poder de hacerse realidad y esta es la manera en como nosotros atraemos su presencia a la tierra.

Debemos extender el evangelio: En la gran comisión Marcos 16:15 id y predicar; nuestras palabras tienen propósitos eternos para Dios ya que muchos ahora tienen el deseo de conocer la verdad, recuerde que la fe viene por el oír la palabra de Dios Romanos 10:17 por eso debemos hablar las palabras de verdad y salvación a otros.

Conclusión

No debemos ignorar las cosas que decimos, pidamos a Dios sabiduría para hablar bendición. Busquemos ser lo que dice en Santiago 1:19, prontos para escuchar las palabras de sabiduría, ser tardos para responder las ofensas y así no enojarnos tan pronto. Cada cosa que de nuestra boca salen son bendiciones o maldiciones. 

© Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Bosquejos para Predicar

Acerca Jose Hernandez

José R. Hernández; educación cristiana: Maestría en Teología. Conocí a Jesucristo en el año 1994, y me integre a una iglesia cristiana local. En el año 1999 junto con mi esposa fundamos la iglesia El Nuevo Pacto e iniciamos la obra del Señor.

Tambíen Revise

Bosquejos para predicar - La humildad, el tesoro de los grandes

¿Qué puede ser más valioso que el oro?

Bosquejos para Predicar.. La palabra de Dios siempre nos sorprende enseñándonos cosas diferentes a lo que nosotros creemos, y más ahora que la mayoría busca ser o hacer muchas cosas para  tener posiciones materiales lo que para muchos es su seguridad; pero nosotros los hijos de Dios buscamos otra especie de tesoro...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *