Inicio / Bosquejos Biblicos / ¿Qué puede ser más valioso que el oro?

¿Qué puede ser más valioso que el oro?

Bosquejos Biblicos

Introducción

La palabra de Dios siempre nos sorprende enseñándonos cosas diferentes a lo que nosotros creemos, y más ahora que la mayoría busca ser o hacer muchas cosas para  tener posiciones materiales lo que para muchos es su seguridad; pero nosotros los hijos de Dios buscamos otra especie de tesoro.

La sabiduría es nombrada en la biblia como más valiosa que el oro y las piedras preciosas (Proverbios 8:11), y nada de lo que podamos tener material se comparara al valor de la sabiduría.

Nosotros como hijos de Dios debemos ir en búsqueda de la sabiduría verdadera, puesto que de ella viene la fortaleza del cristiano (Eclesiastés 7:19), además debemos tener en cuenta los siguientes características que tiene ella.

Primero ¿De dónde proviene la sabiduría?:

Según la palabra en Job 28:28 la sabiduría proviene del temor al Señor, lo que nos da la luz de respetarlo y agradarlo siempre, esta es la única manera de tener una vida correcta y feliz.

La sabiduría proviene de la experiencia:

Siempre hemos escuchado que las canas no vienen solas y junto con ella la sabiduría, esto no está lejos de la palabra de Dios puesto que en Job 32:7 vemos como la sabiduría crece junto a las experiencias de vida.

La Sabiduría te acerca a la verdad:

En Oseas 14:9 nos enseña que la sabiduría nos da el entendimiento de llegar a los caminos de Dios los cuales son perfectos para nuestra vida. Si somos obedientes a ella no caeremos en malos lugares puesto que por ello seremos justos ante el señor.

La sabiduría nos hace personas prudentes:

En Mateo 7:24 vemos que si seguimos las palabras de Jesús y edificamos nuestra vida en la verdad que nos dejo seremos llamados prudentes. Esto como señal de una vida sabia, puesto que la sabiduría nos hace vivir de manera recta y agradable a Dios nuestro padre.

La palabra de Dios es la fuente de Sabiduría:

Es muy común en estos días el deseo de muchos de ayudarse con coach motivacionales o psicólogos sociales; pero esto solamente apacentara su alma sin llegar a la profundidad de tocar y transformar su vida junto con un crecimiento espiritual.

En 2 Timoteo 3:15 nos indica que debemos llegar a esa sabiduría y más si de niños fuimos instruidos para que tengamos un sentido de vida que es lo que muchos buscan.

La sabiduría produce frutos de bendición: Primero la sabiduría viene de Dios y él se la da a quien se la pida ( Santiago 1:5).

Como es una bendición que viene de Dios es pura y amable además que cuenta con más características como que es buena y llena de misericordia la cual produce frutos (Santiago 3:17).

La sabiduría es un regalo de Dios, y como lo hemos mencionado él se la da a todo aquel que se la pide, así que debemos buscarla, pedirla en oración al Señor; no llegara de la nada ya que debemos creer que Dios quien es bueno nos la da.

Además vemos como Dios la promete al hombre que sabe agradarle (Eclesiastés 2:26), de esta manera vemos como el que vive agradando a Dios recibe de todo aquel que con su trabajo bendecirá al que decide seguir agradando a Dios.

Conclusión

La sabiduría de verdad es más valiosa que el oro y las piedras preciosas puesto que nos ayuda a guiar nuestra vida de modo que agrademos a Dios y seamos felices.

La sabiduría que es del mundo es insensatez para Dios (1 Corintios 3:19), lo que produce un conocimiento en alguna ciencia pero realmente no llena la vida de las personas y no produce un crecimiento dentro de su interior.

No debemos estimar mas los conocimientos profesionales, puesto que ello nos ayudara a tener como vivir en la vida pero no nos llevara a vivir la vida con sabiduría.

Solo Dios y su sabiduría nos guiara por el camino correcto, y así ya no se sentirá solo o sola, algo muy común puesto que todo lo que proviene de Dios es bueno para el hombre.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar

Acerca de Jose Hernandez

Ver también

Predicas Cristianas - La oracion

Velad y Orad

Bosquejos para Predicar; velar y orar son dos deberes necesarios en nuestra vida cristiana. Velar y orar nos madura, fortalece, y nos prepara para...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *