Inicio / Bosquejos Biblicos / A prueba de fuego

A prueba de fuego

Bosquejos Biblicos

Texto clave: Salmo 99:7

Objetivo: Saber que el único digno de adoración es el Dios de los cielos creador de todo, a él le debemos todo, incluyendo la vida por creación y por redención.

INTRODUCCIÓN

“¿No es esta la gran Babilonia que yo edifiqué para casa real con la fuerza de mi poder, y para gloria de mi majestad?” (Daniel 4:30). Estas eran las palabras del gran rey Nabucodonosor quien se exaltaba por su gran poder, su riqueza y la grandeza de su reino.

Anuncios

Sin embargo el único que tiene toda potestad para exaltarse y para ser adorado es Dios. Del mismo tamaño de su exaltación y soberbia fue la humillación que recibió este rey, pues perdió la cordura y anduvo errante como bestia del campo comiendo hierba, mojándose con la lluvia, con el pelo y las uñas crecidas. Termino engrandeciendo a Dios y reconociendo que él tiene el poder y la gloria de todo.

Si hay algo que les gusta a los seres humanos es la exaltación, la fama, la vanagloria y el poder. ¿A cuántos de aquí no les gusta eso? ¿Cuántos no han deseado alguna vez ser un gran futbolista, un gran cantante, un rey, entre otros y ser admirados?

En el Salmo 96 encontramos una invitación a que hagamos algo similar a lo que mencioné antes. A exaltar y a alabar, pero no a nosotros mismo sino a Dios, a que  gloriemos a Dios nuestro creador, lo cual es un privilegio para nosotros.

DESARROLLO

1. Adoración a Dios (Apocalipsis 14:7, 11).

Dios es digno de adoración, pues es nuestro creador y el creador de todas las cosas. Nadie más tiene potestad o méritos para ser adorado, ni persona, ni animal, ni estatua u objeto.

2. Obligados a Adorar (Daniel 3)

Anuncios

a. Nabucodonosor pide adoración a su estatua (Daniel 3:1-7). Nabucodonosor un rey provisto por Dios de poder, riqueza y gloria, era vanaglorioso y mando a crear una gran estatua de oro de alto aproximadamente 27 metros y de ancho 3 metros. Con un gran deseo de exaltación y grandeza mando a llamar a todos sus gobernantes y encargados del reino en cualquier tarea para que viniesen a adorar a aquella estatua.

Satanás con el deseo de ser igual a Dios quiso obtener la adoración de la humanidad. Una de las tentaciones que le hizo Satanás a Jesús tenía que ver con la adoración. El enemigo le ofreció riqueza y glorias de este mundo si se postraba y le adoraba (Mateo 4:8-10).

Al momento de sonar todo tipo de instrumentos y sonidos todos debían postrarse ante aquella estatua. Hay una relación entre la adoración y la música, es por eso que debemos tener cuidado al momento de alabar a nuestro Dios y la música que usamos.

b. Acusaciones maliciosas (Daniel 3:8-12).

Algunos caldeos por envidia de los judíos, los acusaron delante del rey por no postrarse ante la estatua.

Al hacer lo correcto y ser bendecido por eso, se puede generar cierta envidia de los demás. El enemigo siempre busca perjudicar a aquellos que desean ser fieles a Dios y hacer lo correcto.

Anuncios

c. Ultima oportunidad para adorar a la estatua (Daniel 3:13-15)

El enemigo busca por todos los medios que apartemos nuestra adoración de Dios. El mismo rey hablo con ellos y les ofreció otra oportunidad de retraerse y adorar a la estatua. Cuando somos probados por nuestros valores y principios debemos ser firmes y fieles a ellos, el enemigo buscara por todo los medios que desistamos para luego humillarnos. 

d. Rechazo en adorar la estatua (Daniel 3:16-18).

Estos hombres tenían su fe y su mirada puesta completamente en Dios. Le dijeron al rey que no había nada de qué hablar, que no iban a postrarse a otros dioses que no fuera su Dios. Dios los podía librar de cualquier situación si era su voluntad y si no lo hacía serían capaces de entregar su vida siéndole fiel. Así debe ser la fe de cada cristiano, que no cambie por las circunstancias, que sea firme aun en las condiciones más difíciles, incluyendo la muerte misma. 

e. Incremento del castigo (Daniel 3:19-22).

Con la respuesta recibida de los tres hombres la furia del rey parecía incontenible, su rostro cambio totalmente. Mando a calentar siete veces más el horno. Que terror el saber que estas siendo atado para ser ejecutado, cuán grande y real era la fe de estos tres hombres. Amaban a Dios y confiaban en el aun hasta la muerte. La llama de fuego mató a los soldados que lanzaron a Sadrac, Mesac y Abeg-nego al horno, no había ninguna esperanza para ellos que cayeron dentro del horno. 

f. Rescatados del horno de fuego (Daniel 3:24-27)

El espanto del rey fue grande, en la poca visión que debía tener por el fuego y el humo observo a cuatro en vez de los tres que habían lanzado, y uno era semejante a hijo de los dioses. Ellos lo habían dicho, su Dios era capaz de librarlos de cualquier cosa, habían sido fieles a Dios y entregaron sus vidas sin embargo el Señor tenía una gran bendición para ellos un gran milagro. Ni siquiera sus ropas tenían olor de humo, ni uno de sus cabellos se había quemado. Dios protege y bendice a sus fieles.

g. Adoración al verdadero Dios (Daniel 3:28-30)

No había dudas, ni siquiera el rey u otra persona podía pasar por alto o minimizar lo ocurrido, solo un milagro pudo salvar a esos muchachos. El nombre de Dios fue exaltado y engrandecido por todos, no había ningún otro dios que mereciera la adoración de todos como el Dios de ellos. Su fidelidad fue recompensada con grandeza y honra por medio del rey, sin embargo su mayor recompensa debió haber sido ser librados de la muerte del horno de fuego y haber caminado con Dios.

CONCLUSIÓN

Debemos adorar a Dios con toda nuestra vida, con nuestro tiempo, nuestros recursos, nuestros dones y talentos, con nuestros cuerpos. ¡Toda nuestra vida debe ser de adoración a Dios! Las razones son infinitas, el simple hecho de que podamos respirar, es razón suficiente para rendirle adoración. Además de nuestro creador también es nuestro redentor, por medio de su sangre nos volvió a dar vida.

LLAMADO

Cada día tenemos la oportunidad de agradecer y adorar a Dios por todo lo que hizo, hace y seguirá haciendo por nosotros. ¿A quién estas ofreciendo tu adoración? Si no adoras a Dios, adoras a Satanás, no hay término medio. Te invito a que hoy puedas buscar a Dios y ofrecer tu adoración solo a él.

ORACIÓN FINAL

© Jose R. Hernandez. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar

Acerca de Jose Hernandez

Ver también

Bosquejos Biblicos.. Cómo estar contento, cuando no quiero estarlo

Cómo estar contento, cuando no quiero estarlo

Bosquejos Biblicos.. Cuando perdemos el gozo, también perdemos el ánimo por servir a Dios. Nos enfocamos tanto en nuestros problemas que nos olvidamos de...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *