Inicio / Bosquejos Biblicos / Cree y todo sera posible

Cree y todo sera posible

Bosquejos Biblicos

Texto clave: 1 Reyes 17:9-16.

Objetivo: Entender a través de este relato que el poder de Dios va más allá de lo que podamos imaginar, es ilimitado y sólo debemos confiar en su poder proveedor.

INTRODUCCIÓN

¡Levántate, levántate! Aquel hombre se encontraba exhausto, el hambre, la sed, el miedo por la persecución, todo estos motivos lo llevaron a un estado de depresión, sin ánimo para hacer ningún tipo de actividad y escuchó una orden clara y precisa,  ¡Levántate, levántate! Luego recibió el resto de la instrucción, al lugar y la misión que debía cumplir.

El personaje de hoy era un líder del pueblo de Dios, había vivido experiencias extraordinarias al lado del Señor, y en esta oportunidad vemos una vez más a Dios actuando de una forma extraña. Esa historia la encontramos en 1 Reyes 17:9-16.

DESARROLLO                 

Elías fue uno de los profetas más destacados de la Biblia, fue tan destacado su ministerio que el Señor vio a bien llevárselo al cielo vivo. Pero, aunque sabemos que fue un profeta que hizo muchas proezas, también se sabe que tuvo momentos de desánimo, al punto de desear la muerte.

El estudio que nos ocupa hoy nos presenta a Elías en uno de esos momentos bajos de su vida, cuando huía de la perversa Jesabel y del rey Acab.

A continuación revisaremos el llamado que Dios le hace a Elías en su momento de desánimo.

I. La orden de Dios a Elías. 1 Reyes 17: “Levántate, vete a Sarepta de Sidón”.

Elías andaba huyendo de la amenaza que le había hecho el rey de Israel, y Dios le había dicho que se fuera al arroyo de Querit, donde sería sustentado de una forma milagrosa por los cuervos. Ya había pasado cierto tiempo sin lluvias y el arroyo se secó, esto se convirtió en una tragedia para Elías ya que en ese lugar era que saciaba su sed, además del alimento que le proveía el Señor.

Tal vez para él era una tragedia, pero no para Dios quien ya tenía una solución para el problema. De paso la crisis que estaba viviendo Elías se parece mucho a la que viven algunos países actualmente, poco alimento y agua, inseguridad, entre otras cosas, y que bueno sería que podamos entender que para los hijos de Dios no debería haber crisis, porque así como hizo Dios con Elías también hará ahora con sus hijos.

¿Y qué fue lo que hizo Dios con Elías? Le dio una solución un poco extraña. (Vers. 9) “Levántate, vete a Sarepta de Sidón, y mora allí; he aquí yo he dado orden allí a una mujer viuda que te sustente”. Dios Le ordena a Elías que vaya a Sarepta de Sidón para que sea sustentado por una viuda pobre que tenía menos que él.

a. Sarepta de Sidón.

Esta era una ciudad pagana, ubicada en la zona costera de Fenicia, donde predominaba la adoración al dios Baal. Eso nos indica que aquella viuda tampoco era del pueblo de Dios, y a ese lugar fue enviado Elías.

b. Elías es enviado a una viuda.

Yo siempre me pregunto ¿Por qué Dios no envió a Elías a un rico de Israel para que lo sustentara? Aquella mujer donde fue enviado Elías necesitaba conocer al Dios verdadero y también necesitaba de un milagro de Dios para evitar su muerte.

c. Elías como misionero.

Dios requería que su siervo se levantara, seguramente ya llevaba mucho tiempo inactivo y Dios permite que el arroyo se seque para que Elías se levante y vaya al encuentro de aquella mujer con su hijo quienes necesitaban de salvación.

d. Dios llama a sus modernos Elías. Es posible que en este lugar se encuentre alguna persona que por algún tiempo este inactivo en el trabajo misionero y hoy Dios está llamando para que vaya al encuentro de los perdidos.

II. No tengas temor, hazme a mí primero. 1 Reyes 17:10-13.

Elías llega a Sarepta y justo como había sido notificado, encuentra a la viuda. Lo primero que hace es pedirle agua y comida ya que tenía hambre. La mujer le  ofrece agua, pero solo tenía un puñado de harina para hacer un último pan para ella y su hijo, y después morir.

a. Más vale dar que recibir. Hechos 20: 35.

La Biblia nos dice que es más bienaventurado dar que recibir. Dar cuando hay en abundancia tal vez sea fácil, pero dar cuando reina la escasez, es mucho más difícil. Sin embargo, la orden para aquella noble mujer era darle primero al profeta.

¿Qué hacer en tales circunstancias? ¿Qué harían ustedes en un caso como ese? Por ejemplo, si llega un hombre con todas sus facultades a la casa de ustedes para pedirles comida, y ustedes solo tienen una papa y nada más. O si llega un vecino a pedirles un pan y ustedes solo tienen uno.

b. Un puñado de harina y un poco de aceite y luego morir (vers. 12).

La realidad de la viuda y su hijo era que solo tenía para una última comida y esperar la muerte. La realidad de Dios para ellos, Elías fue enviado a ese hogar para salvarlos de la muerte inminente que les esperaba. Dios los vio en esa condición y les envió a su siervo para que les llevara la salvación, pero ella debía creer en la solución de Dios.

c. “No tengas temor; ve, haz como has dicho; pero hazme a mí primero” (vers. 13).

Este aspecto no deja de impactar, y este es el mismo principio de los diezmos y las ofrendas, primero tenemos que sacar la parte de Dios. Antes de hacer los gastos de la casa, Dios pide primero lo de él, y este es el secreto de poder ver las bendiciones de Dios. Es necesario creer en este principio, al igual que la viuda, Dios exige de nosotros que confiemos en su poder y su providencia.

d. La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá (vers. 14).

Dios ha prometido que si confiamos en él, la harina no escaseara. ¿Lo crees? El Dios Todopoderoso, te invita a creer actuando. Comienza hoy a poner en práctica este principio. Si sabes de alguien que necesita ayuda, ve hoy y demuestra que confías en el Dios que provee milagrosamente.

III. Cree y todo será posible (vers. 15-16).

Entonces ella fue e hizo como le dijo Elías; y comió él, y ella, y su casa, muchos días. Y la harina de la tinaja no escaseó, ni el aceite de la vasija menguó, conforme a la palabra que Jehová había dicho por Elías.”

Disfruta las bendiciones de Dios. Es el momento de ver la gloria de Dios, esto implica creer en la maravillas de Dios. Por eso Dios te pregunta hoy:

CONCLUSIÓN

Preguntas para discutir, analizar y aprender

  1. ¿Crees en el Dios Todopoderoso?
  2. ¿Estas practicando este principio al apartar en primer lugar los diezmos y las ofrendas?
  3. ¿Alguno de los presentes tiene algún testimonio de como Dios le ha provisto en un momento de necesidad?

LLAMADO

¿Cuántos aceptan a Jesús como su salvador y creen la promesa de que el Señor le proveerá en momentos de necesidad?

© Jose R. Hernandez. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar

Acerca de Jose Hernandez

Ver también

Predicas Cristianas - La oracion

Velad y Orad

Bosquejos para Predicar; velar y orar son dos deberes necesarios en nuestra vida cristiana. Velar y orar nos madura, fortalece, y nos prepara para...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *