Inicio / Bosquejos Biblicos / No seas necio

No seas necio

Bosquejos Biblicos

Texto clave: Proverbios 14:16

Objetivo: Entender el significado de la palabra necio y las consecuencias que le puede traer a una persona comportarse como tal.

INTRODUCCIÓN

Actualmente en el mundo que vivimos se han perdido los valores y principios cristianos, no obstante siempre existen hogares en los que los padres inculcan a sus hijos estos buenos principios.

Anuncios

“Hermano mi novia está embarazada”, Juan al escuchar esto sintió mucha tristeza pues su hermano y él crecieron bajo el conocimiento de la palabra y su madre siempre los aconsejaba de la mejor manera, ¿cómo era posible que su hermano fallará al establecer una relación íntima con su novia sin haberse casado?, sin embargo, su reacción no fue acusadora, solo le dijo que debía hablar con su madre y también con los padres de su novia porque lo mejor era casarse y tener la bendición de Dios.

Pasado el tiempo y luego de los preparativos ambos se casaron pero como consecuencia de la desobediencia y necedad de ambos el resultado de ese matrimonio no fue próspero, ambos eran muy jóvenes y no estaban listos para asumir ese compromiso. Muchas veces cometemos este tipo de errores pues aun sabiendo que hacemos algo mal, seguimos adelante conociendo las consecuencias, nos apartamos de los sabios mandatos divinos.

DESARROLLO

La necedad del hombre

La palabra “necio” es sinónimo de insensato, ignorante, torpe. En la biblia esta palabra se usa principalmente en los libros de Proverbios y Eclesiastés, libros escritos por el sabio Salomón. El presenta a los necios como aquellas personas que no siguen la ley de Dios, que aborrecen la enseñanza y prefieren hacer las cosas que ellos quieren, viven de los placeres del mundo satisfaciendo sus malos deseos.

Además no sólo es necio aquel que es ignorante y no sabe lo que es bueno, sino aquel que sabiendo lo que es bueno no lo hace, a diferencia del hombre sabio que sabiendo lo que es correcto, actúa de tal forma. Es por eso que el hombre necio desechará la sabiduría de Dios y hará su propia voluntad (Salmos 53:1, Romanos 1:21), la humanidad entera al desobedecer a Dios y al caer en el pecado fue necia.

El Faraón recibió 10 plagas

Anuncios

Es increíble saber que el Faraón de Egipto tuvo que recibir diez plagas para que el pueblo de Israel fuera liberado, aun viendo con sus propios ojos y sintiendo en su propia carne, cada una de las plagas, simplemente no aceptaba el gran poder de Dios hasta el punto de tener que perder a su hijo como consecuencia de su necedad.

La biblia nos dice que el corazón del faraón era endurecido, ¿que podría pasar por su mente al no reconocer que simplemente no podía hacer nada para detener el poder de Dios? Proverbios 14:16 nos dice que el hombre sabio se aparta del mal, a diferencia del hombre necio que es arrogante y descuidado.

El principio de la Sabiduría es el temor de Jehová (Proverbios 1:7)

Ya hemos definido lo que significa el término “necio”, su antónimo, lo opuesto a tal palabra, es “sabio”. Cuando hablamos de sabiduría no hablamos simplemente de la inteligencia o del conocimiento de algunas cosas, va más allá de eso, la sabiduría incluye el discernimiento entre lo bueno y lo malo y nos lleva a la elección y la aplicación de lo correcto delante de Dios.

La sabiduría también nos permite comprender cosas profundas y espirituales que por medio de la ciencia nunca llegaríamos a entender. Es por eso que el principio de la sabiduría viene de Jehová, sólo aquel que busca a Dios puede obtener verdadera sabiduría. Esta gran diferencia la podemos notar en los niños, aquellos niños que han sido instruidos con la biblia y con las enseñanzas divinas tienden a ser más sobresalientes, a tener mejores habilidades y un mejor desarrollo físico y mental en contraste con los otros niños.

Consecuencias de los necios

Anuncios

En la biblia podemos encontrar muchos versículos donde hablan de las consecuencias de la necedad del hombre, algunas de estas son:

2 Timoteo 2:23. Una de las consecuencias del razonamiento del necio es que producen altercados, probablemente porque no son capaces de aceptar o escuchar la opiniones de otros e imponen sus ideas como las únicas que tienen la razón.

Romanos 1:22-23. También la necedad del hombre lo desvía de la adoración al verdadero Dios creador hacia la adoración a ídolos y cosas creadas como animales, imágenes, estatuas, entre otros, y así los necios ponen su confianza en cosas vanas.

Lucas 24:25. Cuando Jesús vino a esta tierra por primera vez les dijo insensatos a los líderes religiosos y a los judíos pues eran tardos de corazón para creer lo que decían los profetas y no lo aceptaron.

Proverbios 5:23. El necio al no aceptar la instrucción y al no tener conocimiento de Dios perecerá por su necedad.

Proverbios 10:8. Hay un contraste entre el sabio y el necio Pues el sabio aceptará mandatos pero el necio es un charlatán que no acepta lo que se le dice ni los mandatos del Señor y al final será derribado.

Proverbios 1:28-33. Cuando el necio desee buscar a Dios, no lo encontrará pues Dios no le responderá ya que se apartaron del conocimiento de Dios y en vez de seguir sus mandatos y sus consejos lo despreciaron e hicieron lo que ellos les parecía mejor. Por más que busquen a Dios no lo encontrarán y su conducta tendrá sus frutos, la muerte y la destrucción, no ocurrirá así con los que escuchan el consejo de Dios pues ellos estarán seguros.

CONCLUSIÓN

Debemos refugiarnos a diario en la palabra de Dios, solo así obtendremos la sabiduría celestial, no obstante, esto no implica que debemos enaltecernos como los necios, por el contrario, al estudiar la palabra encontraremos que debemos ser humildes y servir a otros así como Cristo lo hizo.

Solo estudiando la biblia aprendemos a responder de la mejor forma a las circunstancias que nos presenta la vida, no seamos necios y aceptemos a Cristo siguiendo sus enseñanzas y aplicándolas a nuestra vida, ya que si no lo hacemos no somos sabios.

LLAMADO

Hoy te invito una vez más a buscar de la palabra de Dios, es allí donde encontrarás sabiduría y el discernimiento para escoger entre lo bueno y lo malo ¿Estás dispuesto a hacerlo? ¿A no solo conocer lo que Dios desea, sino a vivirlo? seguramente lo estás, no seamos como el faraón quien prefirió soportar las plagas antes que hacer la voluntad de Dios.

Redactado por: Samuel Garcia.

© Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar

Acerca de Samuel García

Nacido en el evangelio, hijo de madre soltera, soy el mayor de tres hermanos. Líder juvenil en mi iglesia, me gusta predicar, me encanta la música cristiana, por lo cual pertenezco a un grupo musical. Estoy felizmente casado con una esposa maravillosa. Soy profesional (Ing. Civil). Actualmente vivo en Caracas, Venezuela. Con disposición de seguir la voluntad y la dirección de Dios, soy bendecido por Él grandemente.

Ver también

Bosquejos Biblicos - El publicano rescatado

El publicano rescatado

Bosquejos Biblicos - Aunque no somos del mundo, hemos sido enviados al mundo: Para ser la sal de la tierra, debemos mezclarnos con la carne, Para ser la luz del mundo, debemos alumbrar en las tinieblas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *