Inicio / Bosquejos Biblicos / Seré como hormiga

Seré como hormiga

Bosquejos Biblicos

Texto clave: Proverbios 6:6-8

Objetivo: Entender que Dios quiere lo mejor para cada uno de nosotros, sin embargo depende de nuestro esfuerzo y dedicación en gran medida para que podemos obtener lo que deseamos, es por eso que debemos ser diligentes y proactivos como las hormigas.

INTRODUCCIÓN

“¡Ya no sé qué hacer!, he intentado todo y nada funciona”, le decía un joven a su prima, alegando que necesitaba trabajar pero no conseguía un trabajo con el cual pudiera sostener a su familia de 3 niños y su esposa. En medio del desespero le presentaron una oferta de trabajo no muy honesta, pero él acepto. Lo que no sabía es que Dios tenía otros planes y no quería eso para él, por lo cual se le presentaron una serie de inconvenientes que impidieron que llevara a cabo aquel trabajo con el cual ponía en riesgo la vida de él y su familia.

Aquel joven no entendía por qué no podía hacer nada, ningún plan le funcionaba. En medio de la situación decidió hablar con Dios y decirle: “Señor no haré nada deshonesto pero ayúdame a trabajar honestamente para poder sostener a mi familia”.

Luego de eso Dios puso en su mente una idea, pues siendo ingeniero desempleado, él podía ofrecer sus servicios en lo que sabía hacer de manera independiente, y así fue, poco a poco se fue dando a conocer, monto una empresa y fue prosperando poco a poco con mucho trabajo y diligencia, hoy en día cuenta con un equipo de trabajo a quien el mismo ha entrenado y su trabajo es prospero.

El deseaba hacer las cosas rápidas y fáciles creyendo que era la mejor solución a sus problemas, pero generalmente esas cosas no llevan a nada bueno, en vez de traer alguna solución nos coloca en riesgos aun a la vida de nosotros y a la de nuestra familia.

Gracias a Dios que obro en el corazón de este hombre que al permitir que el Espíritu Santo lo guiara pudo recibir su bendición. La mejor forma de prosperar es haciendo las cosas bien, es siendo diligentes y proactivos, teniendo una dependencia de Dios, el sabio Salomón nos manda a ver a la hormiga y a seguir su ejemplo.

DESARROLLO

En las palabras de Salomón referente a la hormiga (Proverbios 6:6-8), se pueden deducir dos términos destacados que describen el proceder de las hormigas, la proactividad y la diligencia.

Proactividad.

Este término se refiere a la actitud que se asume ante cualquier circunstancia, que implica actuar antes de que ocurra una situación futura en lugar de solo reaccionar a lo que ocurre. Es decir que si eres proactivo eres capaz de anticiparte a lo que va a suceder haciendo cosas que aporte un beneficio, cuando alguien no es proactivo se le debe decir que hacer, hace las cosas porque algún suceso lo obliga o lo condiciona para que lo haga.

La hormiga y la proactividad.

Con respecto a la hormiga, ella es proactiva porque se anticipa a las condiciones del invierno, aprovecha el tiempo de la siega donde hay abundancia de comida para almacenar alimento y tener provisión en los tiempos de escasez.

Es impresionante ver en el campo que en cualquier lado donde te encuentres hay hormigas buscando comida para guardar, todo lo que encuentren a su paso lo lleva a su hormiguero, restos de comida, otros insectos muertos, hojas, entre otros y si hay algún alimento que es grande para ellos y no lo pueden trasladar se ayudan entre sí para llevarlo, pero si en verdad no pueden llevarlo porque es muy grande lo cubren poco a poco con arena y forman un hormiguero allí.

Diligencia.

Es una virtud que combate la pereza, es el esmero y el cuidado que tenemos para hacer o ejecutar algo con agilidad y prontitud. Alguien diligente es aquel que siempre está haciendo algo productivo y si no tiene nada que hacer busca que hacer, es dedicado en las cosas que hace y se esmera, no tiene miedo a trabajar.

La hormiga y la diligencia.

Salomón dirige su proverbio a los perezosos, “ve a la hormiga oh perezoso…” (Proverbios 6:6), y da a entender que las hormigas no son perezosas, son diligentes. Pareciera que las hormigas no se cansan de buscar comida, en cualquier sitio donde se dejen restos de comida y en donde las hormigas tengan acceso pronto el lugar estará lleno de ellas. Son capaces de cargar hasta 8 veces más su peso y son rápidas en trasladar el alimento hasta el hormiguero, todas trabajan juntas, no hay ninguna que se quede sin hacer nada.

Sé cómo hormiga.

Por medio de este proverbio Dios nos invita a ser como la hormiga, diligentes y proactivos. Uno de los males que afecta a la sociedad hoy en día es la pereza y la holgazanería y así le dan oportunidad al enemigo de obrar en ellos e incitarlos al mal, dice el dicho, “la mente ociosa es taller del diablo”. Dios nos doto de dones y de vida, salud y fuerza para obrar.

La diferencia entre una persona perezosa y una diligente y proactiva son notorias en todos los aspectos, muchas veces la pereza es la causa de la pobreza de las personas tanto en el aspecto físico, mental y espiritual. Dios ha prometido que si confiamos en Él suplirá todas nuestras necesidades (Salmos 37:25), sin embargo no apoyara a los flojos y perezosos. Él proveerá y obrara en aquellos que estén dispuestos a obrar, es un don de Dios que el hombre disfrute y goce del bien de toda su labor (Eclesiastés 3:12-13).

CONCLUSIÓN

Debemos ser diligentes en todo, principalmente en la parte espiritual (Romanos 12:11), en nuestro crecimiento espiritual y el de otros. La misión que Jesús nos dejó de ir y predicar su evangelio será más prospera y tendrá mayores resultados si obramos con las cualidades de la hormiga, con diligencia y proactividad. También la prosperidad física y financiera está íntimamente relacionada con esas virtudes, si deseas ser prospero comienza a aplicarlas en tu vida.

LLAMADO

¿Quieres recibir las bendiciones de Dios y ser prospero en todas las cosas? Te invito a que reflexiones en la hormiga y puedas imitar sus cualidades. Dios desea lo mejor para ti, pero te permite elegir lo que deseas para ti, tienes una carga sobre ti si deseas ser próspero y feliz, sigue sus enseñanzas y aplícalas en tu vida y veras que será posible y un gran cambio habrá en tu vida.

Redactado por: Samuel García

© Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Bosquejos Biblicos.. Mensajes Cristianos

Acerca de Samuel García

Nacido en el evangelio, hijo de madre soltera, soy el mayor de tres hermanos. Líder juvenil en mi iglesia, me gusta predicar, me encanta la música cristiana, por lo cual pertenezco a un grupo musical. Estoy felizmente casado con una esposa maravillosa. Soy profesional (Ing. Civil). Actualmente vivo en Caracas, Venezuela. Con disposición de seguir la voluntad y la dirección de Dios, soy bendecido por Él grandemente.

Ver también

Predicas Cristianas - La oracion

Velad y Orad

Bosquejos para Predicar; velar y orar son dos deberes necesarios en nuestra vida cristiana. Velar y orar nos madura, fortalece, y nos prepara para...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *