Inicio / Bosquejos Biblicos / Velad y Orad

Velad y Orad

Bosquejos Biblicos

“…Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil…” Marcos 14:38

Introducción

No podemos ignorar estas palabras de Jesús a sus discípulos de confianza en el momento que se encontraban en el Getsemaní; Él claramente quiere que nosotros estemos alerta. Pero, ¿por qué es necesario que nosotros hagamos estas palabras una realidad en nuestra vida? Y más cuando dice para que no entren en tentación. ¿Será la tentación la única razón por la cual Jesús pide que oremos y velemos?

Existen más motivos por lo que Jesús nos da la orden de no dejar de hacer estas cosas, y estas son las siguientes:

1. Para no entrar en tentación:

A través de bosquejos biblicos aprendemos que esta es la primera razón, y no solo la encontramos dentro de este versículo, sino en 1 Pedro 5:8 la cual claramente advierte que tenemos alguien que está velando por nuestra caída, y es nuestro adversario el diablo.

2. Por la Venida de Cristo:

Razón más que suficiente para que mantengamos nuestras vestiduras limpias y nuestro espíritu atento. ¡Jesús esperamos tu venida con deseo!, pero Él nos pide velar por las siguientes razones:

2.1 Porque no sabemos la hora que ha de venir. En Mateo 25:13 Jesús lo anuncio así: “…Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir…”.

2.2 Por su llegada súbita. En Apocalipsis 16:15 la palabra de Dios nos enseña la importancia de velar; además, también especifica que debemos guardar nuestras ropas, que son las acciones justas de los santos (Apocalipsis 19:8), y la vida integra delante de Dios.

2.3 Por la cercanía de Su venida. En Apocalipsis 3:11 a través de los bosquejos para predicar aprendemos que la palabra de Dios nos dice que Jesús viene pronto por nosotros, y nos pide que retengamos los tesoros que tenemos, la oración, los cambios que el Espíritu Santo ha hecho en nosotros, nuestra vida agradable a Él, las veces que hemos hablado la palabra de verdad, y todo el tiempo que lo conocimos en oración; todo esto será nuestra corona y por supuesto haberle recibido a Él en nuestra vida.

3. Porque sus hijos no dormirán:

En 1 Tesalonicenses 5:5-6 la palabra de Dios nos llama hijos de la luz, y este llamado es algo que encontramos en los numerosos bosquejos bíblicos que encontramos acerca del tema, lo que quiere decir que somos la luz de este mundo que anda en tinieblas, y es exactamente por eso que los bosquejos para predicar nos llaman ser sobrios, y no descuidarnos e iluminar a muchos que aun andan en tinieblas; no debemos dormir como los demás que piensan que la única vida es esta, nosotros ya tenemos conciencia de la vida eterna (Juan 3:16; 10:28-30), y es esto una razón poderosa para mantenernos en constante oración.

4. Porque hay una recompensa para quienes velan:

En Lucas 12:35-37 Jesús habla del siervo vigilante en el versículo 37; el mismo Señor nos hará sentar a la mesa, y nos servirá (¡Hermoso!) por estar atentos a su venida, haber vigilado, esta es la recompensa más grande y hermosa que podamos recibir por estar atentos a Su venida, y no solo por nosotros mismos o nuestra familia, si no por el deseo de Dios que muchos sean salvos.

Esto es en cuanto a velar; pero, ¿Qué nos quiere decir en referencia a la oración? En este bosquejos biblicos mi intención ha sido enseñar que:

1. La oración es un deber del cristiano: No es por un sentir, es un deber que tenemos como hijos de Dios (1 Tesalonicenses 5:17).

2. La oración nos fortalece en la debilidad: Cuando tenemos alguna situación que nos quiera desencajar, la oración es la herramienta que debemos usar para no desfallecer (Santiago 5:13).

3. La oración es la manera de pedirle a Dios: Pedirle a Dios es nuestra necesidad, nosotros dependemos de Él para poder vivir en este mundo. Además, a Él le agrada escuchar que le necesitamos (Juan 16:24).

4. La oración me hace conocer a Dios: Es el vehículo que nos permite conocerlo más, entender Su voluntad para nuestra vida, y ver manifestado Su poder en nosotros (1 Crónicas 16:11).

Conclusión

Velar y orar son dos deberes necesarios en nuestra vida cristiana. Velar y orar nos madura, fortalece, y nos prepara para la segunda venida de Jesús, es por esto que nos mantenemos firmes y fortalecidos, así que ¡no nos dejemos distraer por las cosas que nos quieren robar el tiempo para estar con nuestro padre Dios!

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Bosquejos para Predicar

Acerca de José R. Hernández

Educación cristiana: Maestría en Teología. El Pastor Hernández es el fundador y pastor de la iglesia El Nuevo Pacto, localizada en el 50 W 29 Street, Hialeah, Florida. Tel. (305) 885-6534

Ver también

Predicas Cristianas - Gratitud, una expresión de amor

Atrévete a ser diferente

Bosquejos para Predicar.. Tenemos que atrevernos a pararnos firmes en las promesas de Dios. Tenemos que atrevernos a confiar en Dios en todo momento...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *