Inicio / Bosquejos Biblicos / ¡No vuelvas atrás!

¡No vuelvas atrás!

Bosquejos Biblicos

Texto: 2 Pedro 2:17-22

Introducción

Todos hemos escuchado la frase tan conocida: ¡para atrás ni para agarrar impulso! Y en la vida en Cristo esta frase tiene que ser la visión que tenemos en nuestra vida: no volver a ser lo que antes fuimos y que tanto nos costó dejar.

Cada uno de nosotros esta mañana sabe cuánto nos ha costado dejar lo que antes éramos, todos sabemos de dónde Dios nos rescato, y si algo debemos de tener no miedo sino que pánico en nuestra vida es volver al estilo de vida del cual Dios nos saco.

Hablaba días atrás con un hermano que estaba totalmente perdido en el vicio del licor pero por medio del poder de Dios y la ayuda de un centro de rehabilitación pudo cambiar su vida por completo, y él me decía que ha soñado que ha vuelto a la bebida y en el sueño llora y amanece llorando pensando que le volvió a fallar al Señor y a sus padres, llora en el sueño pensando que ha vuelto atrás.

Ese sentimiento es el que todos nosotros deberíamos de tener en nuestra vida con solo pensar, con solo un pensamiento que ponga Satanás en nuestra mente de volver atrás, de volver a caer, deberíamos de llorar al recordar quien fuimos y que hacíamos.

El día de hoy no es duro el mensaje, o el sermón, sino los versículos que hemos leído son duros para hacernos reaccionar a cualquiera que esté pensando volver atrás, que este pensando abandonar los caminos de Dios, cualquiera que esté pensando no seguir a Cristo Jesús sino seguir sus propios caminos.

Los versículos nos hablan de las consecuencias de volver atrás y también podemos sacar lecciones muy importantes para nuestra vida, esta mañana el Señor nos está diciendo a todos y cada uno de nosotros: ¡cuidado con volver atrás!

Si no queremos volver atrás:

I. Tengamos cuidado con la influencia de los demás (verss. 17-19)

Estos versículos nos hablan de las personas que nos inducen al pecado, que nos inducen a dejar los caminos de Dios y seguir los caminos del mundo.

Toda persona, sea quien sea, que nos esté diciendo que no sigamos en la iglesia, no es de Dios sino que es un instrumento de Satanás.

Toda persona inflada por la vanidad de su mente y que nos quiera seducir por medio de las concupiscencias de la carne no es nuestro amigo y es una persona que está siendo usada por Satanás.

Concupiscencia: apetito desordenado de los placeres de la carne, es decir que nos recomiendan que nos liberemos de la iglesia, que nos liberemos del cristianismo pero en la realidad nos están llevando a la peor esclavitud (vers. 19) nos pintan todos los placeres de la manera más atractiva, pero no nos cuentan las amargas consecuencias que vendrán a nuestra vida.

II. Recordemos quien fue el único que nos pudo rescatar de nuestra esclavitud (vers. 20a)

El único que pudo abrirnos una puerta de escape para nuestra vida fue nuestro Señor Jesucristo, el único que pudo romper nuestras cadenas fue nuestro Señor Jesús.

Si pensamos volver atrás recordemos que nunca por medio de nuestra fuerza pudimos ser libres, solamente nuestro Señor nos hizo libres, por lo tanto ¿valdrá la pena ser tan mal agradecidos y volver atrás?

¿Quién fue el único que te pudo quitar el vicio del licor? ¿Quién fue el único que te pudo quitar el vicio del cigarrillo? ¿Quién fue el único que pudo romper esa cadena de adulterio que te tenía atrapado?

III. No pensemos que podremos jugar con nuestro cristianismo y nada va a pasarnos (vers. 20b)

No pensemos que podemos jugar a tener un pie en el mundo y otro en la iglesia y Dios se hará el desentendido (Apocalipsis 2:1-2) a las siete iglesias Dios le dice: “…yo conozco tus obras…” Y a cada uno de nosotros esta mañana Dios nos dice: hijo yo conozco tus obras, a mí no me puedes engañar, aunque lo malo lo sepas hacer bien.

Muchos pensamos que vamos a salir siempre vencedores de nuestro juego con el pecado, que nos podemos tomar nuestros traguitos, nuestras cervecitas, y amanecer como si nada el domingo para venir al culto.

Pensamos que vamos a poder tener una mujer aparte de la nuestra y que cuando queramos la podemos dejar sin ningún problema y que Dios no nos dirá nada, así como nadie de nuestra familia nos puede decir nada, así como nadie de nuestra iglesia nos dice nada, pero Dios no es como nosotros (Salmo 50:21).

Pero el versículo 20 del 2 de Pedro 2, nos dice que nos enredamos en el pecado y somos vencidos, y nuestro postrer estado será peor que el primero, si no siendo cristianos nos iba mal con nuestro estilo de vida, siendo un hijo de Dios nuestra vida será peor que al principio.

¿Por qué cree usted que Dios trata tan duro con los pastores que vuelven atrás?, ¿Por qué cree que los cinchazos para los que tienen más conocimiento son más duros? (Proverbios 19:29).

IV. El camino del Señor puede ser de bendición o puede ser de destrucción para los que vuelven atrás, la decisión está en nosotros (2 Pedro 2:21-22)

Mejor es no haber conocido, que conociendo la misericordia, el amor, la bondad de Dios, menospreciarla y volvernos atrás.

Es una comparación horrible que un perro que coma su propio vomito y una cerda lavada que se revuelca en el lodo, pero así es la vida de aquel que vuelve atrás.

El camino de Dios no es un juego (Proverbios 10:29 / Oseas 14:9)

© Oscar Alberto Flores. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Bosquejos para Predicar

Acerca de Oscar Flores

Pastor de Tabernáculo Bíblico Bautista Amigos de Israel de Santo Tomas desde el año 2009, graduado en el Seminario Teológico Bautista de El Salvador, y ordenado al pastorado.

Ver también

Bosquejos para predicar - La necesidad de un avivamiento en la familia

La necesidad que nos hace buscar

Bosquejos Biblicos; estamos viviendo tiempos difíciles, tiempos de dificultad los cuales han llevado a muchos a la desesperación incluso a la depresión..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *