Inicio / Bosquejos Biblicos / Obreros aprobados

Obreros aprobados

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos – La palabra de Dios: 2 Timoteo 2:15

Introducción

Es común que grandes compañías contraten a cierta cantidad de personal durante un lapso de tiempo determinado. Este lapso de tiempo puede ser considerado como un periodo de prueba, en el cual se evalúa el desempeño del trabajador según los criterios que la empresa fije, para poder así determinar su contrato permanente, o si se prescinde de los servicios de dicho trabajador.

En el reino de Dios, todos somos trabajadores. Todos tenemos una función que desempeñar, y de alguna manera, tenemos a un Oficial Superior que está observando cada aspecto de nuestra vida (Proverbios 15:3).

Cada uno de nosotros tiene la tarea de rendir de la mejor manera posible. Cada uno de nosotros debe sentir el deseo de ser aprobado por nuestro Dios. Debido a esto, escribo este bosquejo titulado “Obreros aprobados”, basado en 2 Timoteo 2:15, y tiene como objetivo reflexionar sobre algunas cosas que debemos hacer si queremos cumplir con las expectativas que nuestro Padre Celestial tiene de nosotros.

Anuncios

La palabra de Dios – Desarrollo

Antes de comenzar, necesitamos recordar que esta es una carta del apóstol Pablo a Timoteo. Timoteo, siendo un discípulo de Pablo, recibía las orientaciones, instrucciones, y enseñanzas para poder llevar a cabo la tarea pastoral que él ejercía.

Para redactar, y organizar este bosquejo bíblico, nos basaremos en  2 Timoteo 2:15 para extraer tres enseñanzas que nos servirán para ser considerados obreros aprobados delante de nuestro Dios.

1. Se diligente

El primer punto de este bosquejo bíblico es ser diligente. Al buscar en el diccionario de la Real Academia Española la palabra diligente, nos dice que una persona diligente es alguien:

  • a. Pronto, presto, ligero en el obrar.
  • b. Cuidadoso, exacto, activo.

Todos estos adjetivos nos explican lo que el apóstol Pablo le dice a Timoteo, al instarle a ser diligente en querer ser un obrero aprobado por Dios. Al igual que Timoteo, Dios quiere que nosotros seamos de la misma forma.

Dios nos anima a querer verdaderamente ser aprobados por Él. Para ello, necesitamos ser prontos, ser cuidadosos, ser exactos en obedecer a los mandatos y preceptos de Dios. Necesitamos ser rápidos en hacer la obra de Dios, por difícil que parezca, sin importar los sacrificios que debamos hacer.

Entendamos que nuestro Dios está dispuesto a ayudar, siempre y cuando nosotros busquemos esa ayuda (Salmo 28:7). Entendamos que Dios está cerca de los que le quieren cerca (Salmo 145:18), eso es ser diligentes.

2. Cuida el testimonio

El segundo punto de este bosquejo bíblico es cuida el testimonio. El apóstol Pablo le dice a Timoteo que debe presentarse a Dios como un obrero que no tiene de que avergonzarse.

Anuncios

Si hay algo que trae vergüenza al creyente, son los errores, las fallas, y los pecados del pasado. Muchas veces nuestros errores del pasado nos cohíben de hacer determinadas actividades, impidiéndonos en servir a Dios como deberíamos hacerlo.

Aunque es cierto que todos pecamos (Romanos 3:23), no podemos usar eso como excusa para pecar constantemente, o vivir en el pecado. En caso de que fallemos al trasgredir los mandamientos de Dios, podemos confesar nuestras fallas entendiendo que Dios es fiel y justo, para perdonarnos y limpiarnos de la maldad (1 Juan 1:9).

Si queremos presentarnos a Dios como obreros aprobados, que no tenemos de que avergonzarnos, entonces se hace necesario andar como Jesús anduvo (1 Juan 2:6).

3. Usa bien la palabra de Dios

El último punto de este bosquejo bíblico, es usar bien la palabra. En la Biblia misma encontramos la utilidad que tiene la palabra de Dios.

La palabra de Dios es el alimento espiritual que todos los creyentes necesitamos (Mateo 4:4). Si vamos a utilizar bien la Palabra, debemos comenzar por alimentarnos diariamente con ella. Lamentablemente, muchos creyentes no han hecho el hábito de leer la Biblia diariamente, y es la razón de su escaso crecimiento espiritual.

Anuncios

La palabra de Dios es viva y eficaz, tanto que es capaz de discernir los pensamientos, e intenciones  de nuestro corazón (Hebreos 4:12). Es a través de la palabra de Dios, que su Espíritu Santo puede hacernos ver que pensamientos, o que anhelos de nuestro corazón no están acordes a lo que a Dios le agrada.

La palabra de Dios

La palabra de Dios es útil para enseñarnos, corregirnos, redargüirnos, e instruirnos en toda justicia (2 Timoteo 3:16). Es a través Su Palabra que Dios nos enseña cosas nuevas, nos corrige cuando estamos haciendo algo errado, nos hace ver que lo que pensamos no es lo correcto, y nos la dirección que necesitamos para cualquier decisión en nuestra vida.

Todo eso lo logra Dios a través de su Palabra, y lo hace con el fin de perfeccionarnos (2 Timoteo 3:17). El punto principal para ser aprobados por Dios, es dejar que su Palabra nos guíe por el camino correcto. Solo así podremos llegar a ser las personas que Dios quiere que seamos. 

Conclusión

Dios quiere que nos presentemos delante de Él, como obreros aprobados.  Para ello, debemos querer ser aprobados. Así como en la escuela, cuando queremos obtener buenas calificaciones, nos esforzamos de tal forma hasta obtenerlas; la vida del cristiano está llena de sacrificios, y mientras más anhelemos ser aprobados, seguramente será más fácil serlo.

Para ser obreros aprobados, debemos entender que Dios nos llamó a santidad, nos llamó a vivir de forma tal que no tengamos nada de que avergonzarnos. Todo esto entendiendo que vivimos en un cuerpo de pecado, y que si fallamos podemos apelar a la gran misericordia de nuestro Dios.

Esto solo lo lograremos si usamos de buena forma la palabra de Dios, si la usamos con finalidad con la cual Dios nos la dejó. Dios nos dejó su palabra para guiar nuestra vida, es el manual que nos enseña como vivir, y qué debemos hacer en cada situación en nuestra vida. Solo así podremos presentarnos delante de Dios como obreros aprobados.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Bosquejos para Predicar

Acerca de Pastor Jose R. Hernandez

Educación cristiana: Maestría en Teología. El Pastor Hernández es el fundador y pastor de la iglesia El Nuevo Pacto, localizada en el 50 W 29 Street, Hialeah, Florida. Tel. (305) 885-6534

Ver también

Bosquejos para Predicar - Las ventajas de tener fe en Dios

Las ventajas de tener fe en Dios

Bosquejos Biblicos - Este es un Salmo sapiencial o salmo de sabiduría. En realidad solo existen en once de ellos en todo el compendio de los salmos. Algunos de los temas de estos salmos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *