Inicio / Bosquejos Biblicos / La mejor forma de predicar

La mejor forma de predicar

Bosquejos Biblicos

Base Bíblica: “Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.” 1 Timoteo 4:16

Introducción

Al momento de hablar, o compartir con alguien sobre nuestra fe, buscamos cual sería la mejor forma de hacerlo. Algunas personas han diseñado estrategias, y maneras de compartir nuestra fe en Jesús.  Entre estas estrategias podemos mencionar las pulseras, los cubos de evangelismo, las historietas, los tratados, las películas, las canciones, las obras de teatro, las cuales son utilizadas con el fin de facilitar la tarea de comunicar el evangelio.

Aunque muchas de estas estrategias son eficaces, hay algo que tiene mayor repercusión en la vida de una persona a la cual queremos hablarle de Jesús, y es nuestra propia vida. Muchas veces nuestros actos, nuestras decisiones, y la forma en la cual nos comportamos, puede acercar o alejar a una persona del camino de Dios.

Anuncios

Por esto, este bosquejo biblico se titula “La mejor forma de predicar”, porque es necesario reflexionar sobre nuestra propia vida, y la influencia que esta pueda tener al momento de que las personas en nuestro entorno se encuentren en el dilema de acercarse a Dios, o no hacerlo.

Desarrollo

En 1 Timoteo 4:6-16, encontramos una serie de instrucciones que el apóstol Pablo le otorga a Timoteo, con la finalidad de ser un buen ministro de Jesucristo; y es en su último versículo donde leemos la base de este bosquejo biblico. Queremos desarrollar varios puntos basados en 1 Timoteo 4:16, con el objetivo de comprender que la mejor forma de predicar es una vida coherente con lo que hablamos, enseñamos, y predicamos.

1. Cuídate

El primer punto de este bosquejo biblico trata sobre nosotros mismos, específicamente sobre cuidarnos. El apóstol Pablo consideraba que para ser un buen ministro de nuestro Señor Jesucristo, debíamos cuidarnos. La mejor forma de demostrar la madurez es siendo responsable con nuestras propias decisiones, especialmente con aquellas que tienen que ver con el desarrollo de nuestro carácter.

Si queremos cuidarnos, necesitamos primeramente autoexaminarnos para determinar basándonos en la palabra de Dios, si estamos haciendo algo incorrecto o no. La Biblia contiene varios fundamentos al respecto. En Lamentaciones 3:40, se nos insta a escudriñar nuestro camino para saber si estamos verdaderamente en el camino correcto, y en caso de habernos desviado un poco, busquemos Su dirección, y volvamos al camino de Dios.

En muchas ocasiones, nosotros somos nuestro peor enemigo. Sentimientos que no son buenos pueden alojarse en nuestro corazón si se lo permitimos. Jesús dijo que lo que nos contamina es lo que hay dentro de nuestro corazón (Mateo 15:19-20).  Cuidar nuestro corazón como aconseja Proverbios 4:23, es una excelente forma de cuidarnos de nosotros mismos, entendiendo que Dios nos ha delegado esa responsabilidad a nosotros mismos ,y Él no lo hará por nosotros.

2. Cuida la doctrina

En tiempos como estos, donde abundan filosofías, creencias, y religiones, se hace absolutamente necesario hacer lo que el apóstol Pablo le recomendaba a Timoteo: cuidar la doctrina. Con el pasar del tiempo, se han inmiscuido en la iglesia enseñanzas extrañas que no están totalmente de acuerdo con lo que dice la palabra de Dios, y por ende, no tienen ningún fundamento válido por el cual debamos adoptarlo como doctrina.

Necesitamos recordar que la Biblia contiene la palabra de Dios, y es el único fundamento universal de conocimiento bajo el cual podemos enseñar, predicar, y vivir. El mismo apóstol Pablo le dice a Timoteo en su segunda carta que toda la escritura es inspirada por Dios, y tiene el objetivo de enseñar, corregir, redargüir, e instruir a los hijos de Dios en su camino a la madurez (2 Timoteo 3:16-17).

Anuncios

Es tal la validez e importancia de la palabra de Dios, que se nos insta a contendamos ardientemente por  nuestra fe (Judas 3).  Al ver algo que no está conforme a lo que enseñan las escrituras, es nuestra responsabilidad ayudar a esas personas, e indicarles cual es el camino correcto, o qué es lo que dice la Biblia al respecto.

3.  Se persistente

Es de gran importancia que seamos persistentes al momento de cuidarnos, y de cuidar la doctrina que enseñamos. Recordemos que el enemigo anda constantemente buscando algún lugar por el cual escabullirse.

El Apóstol Pedro en su carta a la Iglesia, recomienda ser sobrios y velar porque nuestro adversario está buscando a quien devorar (1 Pedro 5:8). Cuando pensamos en esto, entendemos que es el cuidado hacia nosotros mismos debe ser persistente, porque nuestro enemigo no descansa.

Puede suceder que el exceso de confianza con respecto a nuestra situación espiritual sea lo que utilice el enemigo para dañarnos. El ser persistente, y mantenernos atentos, es la única forma de seguir el camino de Dios sin desviarnos a derecha ni a izquierda, sin que ningún viento de doctrina extraña nos haga perder el rumbo (Efesios 4:14).

4. Tu salvación y la de otros

Para finalizar este bosquejo biblico, quisiera hablar sobre el poder que tiene una vida llevada según los principios que enseña la palabra de Dios.

Anuncios

El apóstol Pablo concluía sus instrucciones a Timoteo, exhortándole a cuidar de sí mismo, de la doctrina, y persistir en esa tarea. Al hacerlo no solo se salvaría él, sino que se salvarían todos aquellos que le escucharan. Muchas veces no lo pensamos, pero nuestro testimonio tiene un valor extraordinario a la hora de hablar o enseñarle a alguien sobre Jesús.

¿Cómo podemos confiar en alguien que no vive lo que predica? Necesitamos ser coherentes con lo que enseñamos, y con lo que vivimos. Velar por nuestra vida, y por lo que enseñamos acerca de la palabra de Dios, siendo persistentes en ello. Esta es la mejor manera de ser un buen ministro de Jesucristo.

Conclusión

Muchas personas no aceptarán nuestras invitaciones a congregarse con nosotros. Muchos de ellos rechazarán nuestros tratados. Muchos de ellos borrarán los mensajes o correos electrónicos que le enviemos anunciándoles las buenas nuevas. Sin embargo, todos ellos están observándonos, día a día, semana a semana, mes a mes, año a año; y quizás nuestra mayor herramienta para alcanzarles para Cristo sea vivir exactamente como la Biblia nos enseña, como nosotros enseñamos.

Sin lugar a duda, necesitamos estar atentos a nuestra forma de vivir, y a lo que predicamos. No sabemos cual de esas personas que nos escuchan, y nos ven constantemente, llegará a los pies de Dios con tan solo leer un bosquejo biblico. Con tan solo ver algo extraordinario en nuestra conducta diaria que les inste a buscar a nuestro Dios, y crea que hay una oportunidad para él. Esta es la mejor forma de predicar.

Redactado por: Roger Rosales para Prédicas Cristianas.

© Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Bosquejos para Predicar

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Mensajes Cristianos

El pecado

Bosquejos para Predicar... Es una triste realidad que el pecado este alrededor de todo el mundo entero, el pecado es la peor causa que se atraviesa en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *