Inicio / Bosquejos Biblicos / Extranjeros y peregrinos en este mundo

Extranjeros y peregrinos en este mundo

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos.. Texto de la predicación: 1 Pedro 2:11-12

Introducción

Un extranjero es una persona que vive en un país que no es suyo. Se encuentra en lugar, donde las personas no comparten las mismas tradición y costumbres. Su raza es distinta, su dialecto, o si no, su acento es diferente. De hecho, la forma de pensar, la filosofía de dicha cultura es diferente a la suya. Y por eso es normal que sufra, porque hay un choque de culturas.

Un peregrino es algo similar, sólo que el peregrino es un viajero, una persona que sólo está de paso en algún lugar, está haciendo una escala.

Este texto dice que nosotros somos extranjeros y peregrinos en este mundo. Eso significa que nuestra forma de vivir, nuestra cultura celestial no concuerda con la cultura de esta tierra. Eso explica por qué cómo con un extranjero, la gente nos rechaza por nuestra forma de vida.

Anuncios

Además, somos peregrinos, porque nuestro tiempo en este mundo es sólo de paso. No debemos apegarnos a esto, porque estamos de paso.

Y este texto nos muestra cómo comportarnos como ciudadanos del cielo, en esta tierra.

Hay tres formas de vivir como extranjeros y peregrinos en este mundo:

  1. Absteniéndonos de los malos deseos.
  2. Manteniendo una buena manera de vivir.

 Desarrollo

I. Abstenerse de los malos deseos (vers. 11).

a. ¿Qué son los deseos carnales?

Los deseos carnales son todos aquellos deseos que surgen en nuestro corazón y que intentan llevarnos a pensar y hacer cosas que desagradan a Dios. Los deseos carnales cubren pecados como: la ira, la amargura, el afán, la indiferencia, el temor, la codicia sexual, y otros. En realidad, esto cubre todo aquello que sale de nuestro corazón y que nos lleva a pecar contra Dios.

b. Lo que estos deseos hacen en nosotros.

Anuncios

Y según el texto estos deseos pecaminosos constantemente luchan contra nuestra alma para hacernos desobedecer. Estos deseos son constantes y no se rinden hasta alcanzar su objetivo: hacernos pecar contra Dios. Todos hemos sentido estos impulsos en nuestro ser interior, que nos llevan a ser rebeldes.

c. Lo que debemos hacer frente a estos deseos.

Lo que el texto dice es que debemos “abstenernos”. Es decir, no debemos dar riendas sueltas a esos deseos; no debemos decirles que sí; debemos negarnos a obedecerlos. Esto es lo que nos diferencia de los incrédulos. Ellos viven dando rienda suelta a sus pasiones.

Pero el mandato para nosotros es no obedecerlos. Muchos cristianos creen que deben hacer todo lo que sienten. Y que, si lo sienten, están obligados a hacerlo. Este pasaje muestra lo contrario. Los cristianos no nos dejamos llevar por los sentimientos, sino por la palabra de Dios. Si algún deseo es contrario a eso, el mandato es que nos abstengamos de hacerlo.

 II. Mantener una buena manera de vivir

 a. ¿Qué significa mantener una buena manera de vivir?

Esto significa que debemos obedecer a Dios en toda nuestra vida. Significa llevar un estilo de vida ejemplar en todo. Significa que no se halle en nosotros, en cuanto dependa, una mancha o algo que reprochar.

Anuncios

Cabe destacar que la buena manera de vivir no se basa en la buena vida que consideran los incrédulos. Sino en la buena vida delante de Dios. La vida que nos manda a tener su palabra. Obedecer a la Escritura es la forma de llevar esta manera de vivir.

b. Esto es para dar buen testimonio a los incrédulos.

El propósito de esto es que tenemos que dar buen testimonio de nuestra fe. Claro, el texto no quiere decir que vivamos para que otros nos vean, o para que hablen bien de nosotros. Eso es contrario a la Biblia. Nosotros vivimos para agradar a Dios. Pero sí tenemos interés en que la gente glorifique a Dios, y hable bien de Cristo. Para eso se necesitan las buenas obras.

Alguien una vez dijo, que el testimonio cristiano es un adorno para el evangelio. Si nuestras obras no adornan lo que predicamos, los demás hablarán mal del cristianismo.

¿A cuántos no has oído hablar mal del cristianismo, porque un supuesto cristiano contradice con su vida lo que predica? ¿Cuántos no han hablado mal de pastores, porque son una cosa en la iglesia, y otra en sus cosas? El punto de esto es que perdemos credibilidad, y somos tropiezo a la causa de Cristo.

c. Para que glorifiquen a Dios en el día final.

Claro, esto no significa que ser ejemplares necesariamente hará que la gente no rechace a Cristo. De hecho, el pasaje nunca asegura que al ser ejemplares, ahora todo el mundo se volverá cristiano. La Biblia y la historia de la iglesia nos muestran que la gente seguirá calumniándonos y persiguiendo a la iglesia, a pesar de lo santos que podamos ser.

Cristo es el mayor ejemplo de eso. Perfecto en todo, obediente, y sumiso a Dios. Amador del prójimo como ningún otro. No se halló pecado en su boca. Y sin embargo, lo tildaron de borracho, pecador, y mentiroso. Y lo crucificaron en una cruz, aunque era inocente. Ser ejemplar no nos librará completamente de las calumnias y la persecución, será de ayuda, pero no nos librará por completo.

Pero habrá un día en el cual toda boca se cerrará, y los incrédulos no podrán mentir. El texto dice que nosotros damos buen testimonio no sólo pensando en el tiempo presente, sino en el momento en que ellos tendrán que dar cuentas a Dios.

En ese momento, no podrán mentir. Y tendrán que aceptar que estaban equivocados. Y nuestra vida actual debe ser tal, que en aquel día la gente a nuestro alrededor pueda decir: “Si, es cierto, este era un verdadero cristiano, y nunca lo escuché. Todo lo que dije fue una mentira, todo lo que hice fue un error”.

Conclusión

De esta manera, hermanos, Dios será glorificado. Vivamos como extranjeros y peregrinos en este mundo.

© Francisco Hernández. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar

Acerca de Francisco Hernández

Sirviendo a Jesucristo desde hace más de 20 años. No soy pastor de una iglesia, pero me gusta estudiar la biblia y redactar mensajes cristianos para ser participe de la gran comision.

Ver también

Bosquejos Biblicos.. Cómo estar contento, cuando no quiero estarlo

Cómo estar contento, cuando no quiero estarlo

Bosquejos Biblicos.. Cuando perdemos el gozo, también perdemos el ánimo por servir a Dios. Nos enfocamos tanto en nuestros problemas que nos olvidamos de...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *