Cómo estar contento, cuando no quiero estarlo

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos… Texto Biblico: Filipenses 4:4-7

INTRODUCCIÓN:

Cuando perdemos el gozo, también perdemos el ánimo por servir a Dios. Nos enfocamos tanto en nuestros problemas que nos olvidamos de nuestro deber ante Dios, y de la necesidad que tenemos de acudir al Señor en momentos de necesidad. Por lo cual, este pasaje es muy propicio para las personas que han perdido el gozo. Hablemos sobre el gozo del cristiano.
Explicación del contexto:

En el tiempo en el que esta carta fue escrita la fe cristiana ya había ganado muchos adversarios. Ser cristiano representaba tener muchos problemas y dificultades con una sociedad que aborrecía el evangelio. Los Filipenses estaban sufriendo persecución por parte de la sociedad, de detractores y del gobierno que estaba en ese momento. Incluso, el apóstol Pablo escribe esta carta estando en una prisión. El apóstol había sido encarcelado por haber predicado el evangelio.

I. La exhortación al gozo (vers. 4).

A. El mandato de Dios.

Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!”.

Lo primero que debemos notar es el énfasis que Pablo hace en que debemos regocijarnos. Repite la palabra “regocijaos” dos veces. Pablo está enfatizando que el gozo cristiano debe permanecer en nosotros, en medio de las tribulaciones.

Esto es sumamente importante en el contexto. Como acabamos de ver, los Filipenses estaban sufriendo persecución. Y por eso, estaban angustiados, ansiosos, tristes, desanimados, inquietos, y algunos estaban hasta irritados. Pero el apóstol Pablo les enfatiza que el gozo cristiano debe permanecer independientemente de las aflicciones que estemos sufriendo en nuestras vidas.

B. El ejemplo de Pablo.

Sin embargo, el apóstol no era ajeno a lo que estos hermanos estaban viviendo. Es más, si había alguien que había sufrido y que estaba sufriendo por causa del evangelio ese era el apóstol Pablo.

Pablo había sido un gran ejemplo para ellos, en cuanto al gozo en medio del sufrimiento. Según Hechos 16, cuando Pablo fue a Filipos y fundó la Iglesia de los Filipenses fue desnudado públicamente, azotado, echado a la peor cárcel y fue amarrado con un cepo. Sufrió grandemente. ¿Pero eso robó su gozo? ¡No! “A eso de la medianoche, Pablo y Silas se pusieron a orar y a cantar himnos a Dios, y los otros presos los escuchaban” (Hechos 16:25).

A pesar de que Pablo estaba sufriendo grandemente, su gozo era tan grande que oraba y cantaba himnos a Dios de tal manera que todos los presos que estaban en la cárcel podían escuchar sus cánticos. Y al comienzo de esta carta, el mismo apóstol dice que a pesar de que está encarcelado, y sufriendo por causa de Cristo, estaba muy alegre porque el evangelio de Dios estaba avanzando.

Pablo estaba sufriendo peores sufrimientos que los hermanos de Filipos, y aun así su gozo permaneció firme. Él mismo era un ejemplo vivo de que el gozo cristiano debe permanecer en cualquiera de las situaciones en las que estamos. ¡Siempre debemos regocijarnos!

II. El fundamento (verss. 5-6)

A. El Señor está cerca

¿Saben por qué tenemos gozo? Porque el Señor está cerca. Esta frase puede significar que la venida del Señor está próxima a venir, o que el Señor está cerca de nosotros. Pero sea cual sea, el punto es que nuestro gozo viene del Señor.

Parece ser más cierto que esto se refiere a la venida del Señor. El Señor está cerca a venir. Y lo que está diciendo es que pronto, cerca, cuando menos lo esperemos, seremos librados tan terrible lugar en que nos encontramos aquí. Dios nos librará en algún momento, pronto, de nuestras aflicciones.

B. Dependemos del Señor

En segundo lugar, el texto dice que debemos rogar a Dios, presentar nuestras peticiones y darles gracias. Un poco más adelante veremos qué significan estas cosas. Lo que nos interesa hasta ahora es ver que dependemos del Señor. Debemos presentar todo ante Él, porque Él es la fuente de nuestra confianza. Lo que Dios hace por nosotros, y la forma en que Dios nos ayuda, es lo que hace que el creyente mantenga su gozo, no las situaciones externas.

III. El modo de mantener el gozo (verss. 6-7)

El pasaje nos muestra tres maneras de mantener el gozo:

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”.

A. No se afanen

Lo primero que no debemos hacer es afanarnos. Es decir, dejar que las situaciones nos afecten de tal manera, que dejemos de confiar en Dios, y perdamos el gozo cristiano. No debemos darle lugar a la ansiedad. No debemos permitir el afán, ni las preocupaciones porque no son provechosas.

B. Presenten sus peticiones y ruegos a Dios

Lo que dice el pasaje es que debemos acércanos al Señor, y presentar todo lo que nos preocupa y entristece. Debemos recordar que Dios es quien nos cuida. Dios es quien dirige nuestras vidas. Quien va a poder mejorar nuestras situaciones es Dios. Quien puede fortalecernos en estas situaciones es Dios. Por tanto, debemos acércanos en oración y ruego.

Qué común es ver como las personas que se llaman cristianas, se llenan de preocupación. Y hacen más de mil cosas, pero entre ellas no se encuentra la oración y la confianza en Dios. Es necesario que descansemos en el Señor.

C. Denle gracias

Y en tercer lugar, aprenderemos a estar gozosos en situaciones adversas, cuando aprendamos a ser agradecidos. Debemos reconocer que Dios sabe más que nosotros, que Dios tiene mejores planes que nosotros, y que lo hace para nuestro bien.

En vez de quejarnos, y llenarnos de amargura, debemos tomar la actitud humilde de agradecer a Dios: “Señor, no sé por qué permites esto en mi vida. Pero tú eres Sabio y Soberano, eres Bueno, y haces esto para mí bien. Por eso, aunque sufra, te agradezco por lo que haces en mí”.

Si nosotros procedemos de esta manera, Dios promete darnos la paz que sobrepasa todo entendimiento.

CONCLUSIONES

La paz y el gozo que provienen de Dios “sobrepasa todo entendimiento”. ¿Saben por qué? Porque es un gozo que permanece aún en los momentos más tristes y angustiantes de nuestra vida. No se conforma a la lógica. Sino que es gozo misterioso, que proviene por Dios, al entender el evangelio de Cristo.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Bosquejos para Predicar

Acerca de Pastor Jose R. Hernandez

Pastor jubilado de la iglesia El Nuevo Pacto, en Hialeah, FL. Graduado de Summit Bible College. Licenciatura en Estudios Pastorales, y Maestría en Teología.

Ver también

La vida en Cristo.. Bosquejos Biblicos

La vida en Cristo

Bosquejos Bíblicos. Tarde o temprano la tentación llegará a nuestras vidas, tal cual le pasó a nuestro Señor Jesucristo. Él fue tentado en todo según nuestra..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *