Inicio / Bosquejos Biblicos / Bienaventurados los que sufren por el Reino

Bienaventurados los que sufren por el Reino

Predicas Cristianas

Bosquejos Bíblicos.. Texto Biblico: Mateo 5:4

Introducción

Existen diferentes tipos de sufrimientos. Algunos soportables, y muy llevadores. Si bien pueden afectarnos un poco, tenemos la capacidad de sobreponernos a ellos y salir adelante.

Sin embargo, hay sufrimientos que son muy angustiantes. Estos parecieran exprimir nuestro corazón, hasta estallar. De hecho, hay algunos sufrimientos tan fuertes que nos quebrantan, y nuestra reacción natural es llorar. Bueno, nuestro texto bíblico de hoy dice que “bienaventurados los que lloran”.

Y particularmente, el ser cristiano implica muchas veces sufrir hasta el llanto. Abandonar a un/a “novio/a” porque impiden nuestro crecimiento espiritual. Que nuestra propia familia se distancie de nosotros por nuestra fe en Cristo. Que otros ser burlen de nosotros, por llamarnos “cristianos”. E incluso, uno de los más amargos, abandonar muchas cosas que antes amábamos, por Dios nos han enseñado que es pecado.

Anuncios

Por eso, en bosquejos bíblicos, hoy estudiaremos lo que dice el Señor Jesús sobre los que sufren.

Desarrollo

Contexto

Las bienaventuranzas del Señor Jesús son el principio del Sermón del Monte. Estas bienaventuranzas no pueden entenderse bien separados de este Sermón. De hecho, las bienaventuranzas son como una introducción, o un resumen introductorio de todo el sermón. A través de todo el sermón, nuestro Señor Jesucristo explica el significa particular de cada uno de los significados de estas bienaventuranzas.

Es por esta razón, que hay algunas cosas que debemos tener en cuenta al estudiar este pasaje. En primer lugar, el Sermón del Monte es la reinterpretación de los diez mandamientos. De hecho, al igual que Dios en el Monte Sinaí, Jesús dio este sermón en la cima de este monte (vers. 1).

Ahora, cuando hablamos de “reinterpretación” de los diez mandamientos no es que Jesús haya dicho algo totalmente nuevo, y del todo contrario a ellos. Antes bien, era nuevo para la gente de su época, porque los fariseos y escribas habían distorsionado los mandamientos de Dios. Jesús no vino a abrogar la ley sino a cumplirla (vers. 17).

Él estaba combatiendo la postura de los fariseos y escribas (vers. 20), cuya interpretación era superficial, e hipócrita, y oscurecida por el pecado. Lo único nuevo de la ley, fue que Jesús llegó a ser el punto central para entenderla con claridad, y cumplirla con sinceridad. De modo que, en un sentido estricto, llegamos a ser como estas bienaventuranzas, cuando estamos unidos a Jesús.

I. La declaración

a. Significado de bienaventuranza

Anuncios

La palabra bienaventuranza significa “dichoso”, “tres feliz”, o “bendito”. Da la idea de uno que está en el camino correcto, que alcanzará mucha bendición y vida, y en consecuencia, estará gozoso.

Esto se ve en toda la estructura de las bienaventuranzas del Sermón del Monte. Primero, Jesús quiere mostrar cómo debemos ser y andar, si queremos andar el camino que a Dios agrada. En segundo lugar, Jesús promete una “bendición” a quienes tengan estas características. Y por último, promete felicidad y dicha eterna a quienes tengan cumplan con este estándar.

b. Definición de “llorar”

Ahora, esto no puede referirse a todos los que sufren incondicionalmente, o padecen alguna situación lamentable en el mundo. Los que pecan contra Dios no recibirán consuelo, sino una gran expectación de juicio (Hebreos 10:26-27).

El centro del Sermón del Monte es el reino de los cielos. Los que lloran hacen una referencia a los que sufran por causa del Reino de los Cielos. Ellos lloran por sus pecados internos (5:21-30). Lloran soportando el mal de otros y amando a los enemigos (verss. 38-48). Lloran al negarse a las cosas de este mundo, y buscar solamente el reino de Dios (6:22-34).

c. El propósito de estas palabras

Anuncios

De este modo, el propósito de Jesús es que entendamos que cualquier sufrimiento que podamos hacer por el reino no es en valde.

No debemos medir las recompensas del reino, con base a lo que sufrimos o sentimos. Sino con base a lo que realmente implica para nuestras vidas, para Dios, y para nuestra propia felicidad, incluso. El sufrimiento por el reino es la fuente de la verdadera felicidad, y de la bendición eterna.

Acerca de Julio Torres

Nacido en hogar cristiano, me gusta estudiar la biblia y predicar el evangelio de Jesucristo.

Ver también

Bosquejos Biblicos... ¿Cómo podemos alcanzar la sabiduría?

¿Cómo podemos alcanzar la sabiduría?

Bosquejos Biblicos.. ¿Cómo podemos alcanzar la sabiduría? Hoy veremos la respuesta que nos da Salomón al comienzo del libro de Proverbios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *