Hey, ese burrito no es tuyo

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos.. Texto Biblico: Lucas 19:28-35

INTRODUCCIÓN:

En esta noche reflexionaremos sobre un tema muy importante en la vida de todo cristiano: “La mayordomía”. Es un tema muy importante y generalmente se predica sobre el tema de la mayordomía cuando el año está comenzando pues ser buenos mayordomos de Dios nos garantiza la bendición para nuestra vida del principio del año hasta el final.

La mayordomía es reconocer el Señorío de Cristo sobre nuestra vida, y cuando decimos sobre nuestra vida significa sobre todas las áreas de nuestra vida: Tiempo, dones, servicio, finanzas y bienes materiales. Es decir que la mayordomía es reconocer que todo lo que tenemos, todo lo que somos, nuestros títulos nuestras posesiones materiales, nuestros ingresos económicos son de Dios y nosotros somos sus administradores.

Pero míseramente cada uno de nosotros debemos de reconocer algo: Si se nos pregunta en esta noche quién es el dueño de todo lo que tenemos, nuestra respuesta general será que Dios es el dueño de todo. Pero en la práctica esto es muy diferente, pues decimos que Dios es el dueño pero no le permitimos usar lo que nosotros decimos que es de él, en la teoría Dios es el dueño pero no en la práctica, en nuestra vida diaria nosotros somos los dueños y nosotros decidimos qué darle a Dios, qué puede usar Dios de lo que es nuestro.

Anuncios

En los versículos que hemos leído para comenzar vemos el momento en el cual Jesús iba a entrar a Jerusalén en su entrada triunfal, como estaba profetizado por Zacarías el Mesías tenía que entrar manso y humilde en un pollino de asna, en un burrito.

Mandó a traer un burrito

Jesús siendo Dios, con autoridad de dueño mandó a traer un burrito que estaba amarrado en la aldea de enfrente, y les dijo a sus discípulos si alguien les pregunta porque desatan el burrito la respuesta tenía que ser “Porque el Señor lo necesita.” Cuando los dueños terrenales del burrito vieron a los discípulos desamarrándolo preguntaron ¿Por qué lo desamarran? y los discípulos contestaron como les dijo Jesús: ¡Porque el Señor lo necesita!… y no dijeron más.

En esta mañana el Señor quiere recordarnos que él te ha dado varios burritos en tu vida, que no soy tuyos sino que son de él, y en cualquier momento, el los necesitará para llevar a cabo los planes y proyectos de su reino.

¿Cuáles son esos burritos que Dios nos ha dado y que tarde o temprano nos pedirá que los pongamos a su servicio, porque él los necesita?

I. NUESTRAS FINANZAS (MALAQUÍAS 3:10-11)

A. LOS DIEZMOS Y OFRENDAS:

1) Es irónico y quizás hasta chistoso que los cristianos decimos que Dios es el dueño del oro y de la plata, ¡pero siempre y cuando no sea mi oro y mi plata!

2) Es verdad que Dios es el dueño del oro y de la plata, y ese oro y esa plata la ha repartido a los hombres para que la administremos,

Anuncios

3) ese oro y esa plata Dios la hace llegar a tu vida

  • a) por medio de tu trabajo,
  • b) de tu empresa,
  • c) de tu negocio,
  • d) de tus parientes, etc.

4) Tenemos que saber muy bien que amar a Dios tiene que ver NO solo con nuestro corazón, sino también con nuestra billetera,

5) Pues muchos estamos dispuestos a desatar

  • a) el burrito del servicio,
  • b) el burrito del ayuno,
  • c) el burrito del tiempo,
  • d) pero nuestras finanzas las tenemos bien amarradas y no queremos soltarlas para Dios.

6) Quizás podamos preguntarnos, ¿Y porque tengo que dar mi dinero?

7) y la respuesta de Jesús para tu vida sería la misma que para los dueños de aquel burrito: ¡Porque yo lo necesito!

  • a) Jesús necesita ese dinero para que su palabra se continué predicando,
  • b) para que las iglesias siempre se abran,
  • c) para sostener a sus siervos,
  • d) para enviar misioneros,
  • e) para comprar tratados,
  • f) para darle transportes a sus hijos que se quieren congregar, etc.

B. TIENES QUE TENER SIEMPRE PARA DIOS:

1) Hay una clave espiritual para tus finanzas que yo quiero que por medio de este mensaje tú la puedas aprender el día de hoy: Si quieres siempre tener, tienes que tener para Dios (Lucas 8:18)

Anuncios

2) Y pongamos mucha atención en un detalle muy importante:

  • a) El que no tiene para Dios, se está robando su bendición en el futuro, pues aun lo que piensa tener le será quitado.
  • b) Tenemos que recordar muy bien en esta noche: ¡Ese burrito no es nuestro, es de Dios!

¿Cuáles son esos burritos que Dios nos ha dado y que tarde o temprano nos pedirá que los pongamos a su servicio, porque él los necesita?

II. NUESTROS BIENES MATERIALES (LUCAS 8:1-3)

A. SON LOS RECURSOS TANGIBLES

1) Los bienes materiales son todas aquellas cosas que una persona posee,

2) el versículo que hemos leído nos dice que había mujeres que servían al Señor con sus bienes.

3) La pregunta esta mañana seria:

  • a) ¿Están mis bienes al servicio del Señor?
  • b) ¿Está mi casa al servicio del Señor?
  • c) ¿Está mi vehículo al servicio del Señor?
  • d) ¿Está la ropa de mi familia al servicio del Señor?
  • e) ¿Está la comida de mi familia al servicio de la obra de Dios?

B. TODOS LOS BIENES LE PERTENECEN A DIOS:

1) Tenemos que comprender que todos los bienes que tenemos le pertenecen a Dios y él nos pedirá cuentas sobre ellos (Lucas 16:1-2)

  • a) ¿Estaremos solamente disipando o malgastando sus bienes o los estamos poniendo al servicio del Señor?
  • b) Te recuerdo nuevamente: ¡Ese burrito no es tuyo!

¿Cuáles son esos burritos que Dios nos ha dado y que tarde o temprano nos pedirá que los pongamos a su servicio, porque él los necesita?

III. NUESTRA VIDA MISMA (1 CORINTIOS 6:19-20)

A. DIOS NOS DICE: ¡NECESITO TU VIDA!

1) Nosotros decimos que Jesús es el Señor de nuestra vida pero no queremos que él pueda usarla para su reino.

2) En esta mañana Jesús te dice las mismas palabras que a los dueños del burrito: ¡Necesito tu vida!

  • a) El Señor necesita nuestra vida,
  • b) El Señor necesita nuestro tiempo,
    • 1. para predicar su palabra,
    • 2. para ayudar al necesitado,
    • 3. para trabajar en su iglesia, etc.

3) Posiblemente en esta noche hay hermanas que dicen yo no tengo dinero ni posesiones materiales,

  • a) pero tienes la vida que Dios te ha dado,
  • b) dale tu vida a Dios,
  • c) ¡pon tu vida al servicio de Dios!

CONCLUSIÓN:

Nuevamente te repito la enseñanza de esta noche: ¡Hey ese burrito no es tuyo, le pertenece al Señor y él lo necesita!, ¡Hey ese burrito no es tuyo!

© Alfonso Calderón E. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para predicar

Acerca de Dr. Alfonso Calderon

Pastor de la Iglesia Bautista Monte de Sion Fundamental Independiente H. Matamoros, Tamaulipas México

Ver también

predicas Cristianas - Crisis de fe

Crisis de fe

Bosquejos Biblicos, crisis de fe. Pregúntese; mi mente aceptaba a Dios como el todopoderoso. ¿Por qué hoy es diferente? No hay razón para no creer; no hay..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *