Inicio / Bosquejos Biblicos / La idolatría nos aleja de Dios

La idolatría nos aleja de Dios

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos.. Lectura Biblica:  1 Corintios 10:12-14

Introducción

En la carta a los gálatas, observamos como Pablo nos describe que una de las obras de la carne es la Idolatría. Y asimismo como la describe, también nos manda a huir de ella con rapidez, y Juan, en su carta, manda a guardarnos de los ídolos. Todo esto fue inspirado divinamente para poder centrar nuestro corazón en Jesús, quien nos amó y se entregó a sí mismo por todos nosotros.

¿Qué es la idolatría?

En el bosquejo cristiano del evangelio de hoy analizaremos brevemente, tomando como base la palabra de Dios este pequeño concepto. Un concepto que puede crecer en cada uno de nosotros como el efecto de la levadura en la masa de harina. Un poquito de ella puede leudar todo.

Significado etimológico y bíblico

La etimología de idolatría en el evangelio de hoy, proviene del latín idolatra; a su vez, esta viene del griego eidolõlatrěs. Dividiéndola significa eidõlon “ídolo” y latreia que significa “adoración”. Con ello, el Diccionario de la Real academia Española la define como alguien que adora ídolos o amar apasionada o excesivamente a una persona o cosa.

Anuncios

El significado de idolatría, refiere en términos bíblicos a la adoración de dioses falsos o que sustituye al que es el verdadero. Este término también quiere decir que alguien puede estar adorando a divinidades extranjeras, o creaciones artificiales en lugar del Creador único y verdadero.

Compromiso firme con Dios

En el evangelio de hoy, el mundo actual tiene mucho más fórmulas para desviarnos del amor de Dios más que nunca. Dice la palabra en la 2 Timoteo 3:1-5 que los últimos tiempos descubrirán los verdaderos sentimientos de los hombres. Sentimientos que proceden de la carne, del mundo, de las bajas pasiones. Estos verterán una idolatría que nunca se había visto y la piedad será negada. Todo esto lo debemos evitar. En estos tiempos la gente será arrastrada por todo tipo de perversiones egoístas, las cuales son contrarias a lo natural.

Es por ello que podemos analizar 3 partes importantes, a la luz de la palabra para resistir este flagelo espiritual. Es importante en este bosquejo cristiano que tengamos claro como estar firmes ante la asechanza del maligno en forma de idolatría.

La Palabra de Dios y la fe en Cristo es la fuente de firmeza.

Si pensamos estar firmes en Jesucristo, que nada nos haga caer. Asimismo, esta firmeza proviene de nuestra actitud a llevar, meditar, y analizar la palabra fiel e infalible de Dios. La carta a los Efesios 6: verss. 14-16 son los que manifiestan esta fortaleza y firmeza. Asimismo, el vers. 39 del capítulo 5 de Juan nos enseña que la escritura es la que da testimonio verdadero y vida eterna.

Las tentaciones humanas son resistidas y soportadas con el poder de Dios. Estamos rodeados del mundo, como lo dice Jesús en el evangelio de Juan, 17: 11. En él opera el príncipe de la potestad del aire y obviamente, las cosas sutiles y deleitosas pueden hacernos caer fácilmente. Por muy simples que parezcan, pueden ser peligrosas sobremanera para nosotros. El libro del génesis nos relata el momento en el cual coloca en la mujer la tentación, y con ella, la posibilidad de caer. Si desobedecemos, somos presa fácil para el maligno y obviamente, tenemos el camino ancho, abierto para ejercer idolatría.

El versículo de este Bosquejo cristiano nos deja claro que las tentaciones que vivimos no son de otra índole sino humanas. Las personas tienen las tentaciones a la vuelta de la esquina, pero así como existe la tentación, ya Dios nos ha dado la salida. La primera su palabra, y la segunda (ambas importantes) Jesucristo salvador. El final del texto señala que esta salida es suficiente para que soportemos las asechanzas del maligno.

El mandato es a huir de la idolatría.

El evangelio de hoy señala que debemos rechazar con todas nuestras fuerzas que la tentación se convierta en idolatría. En el antiguo testamento, la idolatría es comparada con la obstinación. Todo aquello que nos separa del amor y la comunión con Dios es idolatría. Y es un peligro, pues con ello, se corre el riesgo de ser desechado por Dios (1 Samuel 15:23). Asimismo, la incredulidad del amor y el poder de Dios operan en la desobediencia y por ende conducen a la obstinación y la rebeldía.

Anuncios

Por ello debemos ser fuertes, y llevar su palabra en todo momento. Juan en su primera carta nos expresa que debemos guardarnos de todo ídolo. Él es verdadero, fiel y justo. No tiene sustituto, y no hay otra forma de poder estar con Él sino a través de la Fe en Jesús.

Conclusiones sobre la Idolatría

Este bosquejo cristiano quiere que el evangelio de hoy penetre en cada uno de los amados lectores. La idolatría es el medio por el cual somos tentados a alejarnos del amor de Dios. Pero ya Dios fue fiel y nos dio a su hijo, nos dio su palabra y nos consuela con el Espíritu Santo.

No podemos ir solos en medio del mundo haciéndonos los fuertes e irreprensibles. La rebeldía, la obstinación y la incredulidad son ídolos fuertes que nos pueden quitar el amor del Señor y conducirnos por la puerta ancha. Esta puerta conduce a la condenación eterna y he ahí, ya estaremos perdidos.

La fe en Jesús es nuestro escudo, la palabra de Dios es nuestra espada de dos filos. La palabra es la que nos perfecciona para toda buena obra, en la perfección de Jesús, y en estos tiempos peligrosos, es mucho más eficiente.

© Miguel Angel Robles. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Mensajes Cristianos

Acerca de Miguel Angel Robles

Ver también

Estudios Biblicos.. Advertencia de Caer en las Manos del Dios Vivo

La sobrenaturalidad de Dios

Bosquejos Biblicos Bosquejos Biblicos… Lectura Biblica: Éxodo 15:11 INTRODUCCIÓN La palabra promesa proviene del término …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *