Los idólatras no podrán ver el reino Dios

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos.. Lectura Biblica:  Juan 3:1-16

Introducción

La idolatría es uno de los vicios humanos que más atacó y repudió nuestro amado redentor Jesucristo. Se puede decir que por la idolatría al mundo, Judas Iscariote entregó a Jesús al Sanedrín. Lo que quiere decir es que aunque caminó al lado del Hijo de Dios, su amor no estaba realmente con Jesús, sino con el mundo.

Es por eso que cuando buscamos a Dios con la idolatría, no lo buscamos en la libertad sino en lo oscuro y oculto. Tratamos con esta actitud de que justifique nuestra acción o pensamiento. Por ello, la Biblia y el evangelio de hoy nos habla de cierto hombre llamado Nicodemo, que visitó a Jesús de Noche. Este hombre era un erudito y ferviente religioso de Jerusalén, específicamente del Sanedrín, un fariseo. Por ello Jesucristo lo reconoce como “maestro de Jerusalén” pero para llamar su atención hacia su ignorancia y desconocimiento.

El mensaje cristiano: mover del corazón para conocer a Dios

Sin embargo, el personaje de este mensaje cristiano se encontraba intranquilo. A pesar de todos los conocimientos religiosos y de haber sido maestro de Israel por muchos años, se sentía extraño al reino de Dios. Él sabía que Dios todavía no estaba en su corazón.

Anuncios

Por ello, cuando se acercó a Jesús, le confirmó que Él sabía que Jesús provenía de Dios como maestro (Evangelio de Juan 3:2) es decir, reconoció la autoridad divina del Señor. Asimismo, Nicodemo buscaba adquirir un mejor conocimiento de este maestro, que pusiera fin a su gran inquietud espiritual.

Las respuestas no son como las esperamos

Por ello, la palabra de Dios en este evangelio de hoy, dice que el mucho estudio, las ciencias, son fatiga para el cuerpo. Este fariseo se llevó una sorpresa, pues Jesús no le respondió como él esperaba. Le dijo fundamentalmente que el que no nace de nuevo, no puede ver el reino de Dios (Evangelio de Juan 3:3).

Así, queda claro que a Nicodemo le hacía falta un poco más de conocimiento para poder entender y ver el reino. Ese conocimiento es un nuevo nacimiento, el poderoso mensaje cristiano de la conversión. Esta respuesta es una tremenda incredulidad para Nicodemo, pues el vio imposible el “nacer de nuevo”. Él se basó en la condición física, en el acto del nacimiento vaginal. He aquí viene el desconocimiento: ¿cómo es posible nacer a alguien viejo, alguien ya nacido? (Evangelio de Juan 3:4).

El viento como acción del espíritu

Jesús, para hacer entender a Nicodemo cómo un hombre puede nacer de nuevo, tomó como ejemplo el viento. Así que le aclaró que este elemento sopla donde quiere, y cualquiera puede oír su sonido. Sin embargo no se puede saber a ciencia cierta de dónde viene ni a dónde va. Por ello, así es todo aquel que nace producto del espíritu (Evangelio de Juan 3:8).

Usando al viento metafóricamente, Jesús relató a Nicodemo el nacer espiritualmente. Ninguno ha visto el viento, pero su existencia se conoce por los efectos que produce. Árboles enormes se vienen a tierra, grandes barcos naufragan, los rieles de las vías férreas son retorcidos como si fueran de cera, y ciudades son arrasadas por esta tremenda y poderosa fuerza. Decir que no existe el viento porque no lo vemos o que no puede hacer grandes cosas, es tremenda insensatez.

Una comprensión espiritual de Fe

Nicodemo comprendió por medio de esta ilustración o mensaje cristiano, la realidad y el poder del Espíritu Santo, aun cuando no lo podía ver. Comprendió que el espíritu divino podía obrar en su vida y su alma, lo que a él le parecía imposible. Su incredulidad se cambió en Fe, su inquietud y duda en confianza, y el reino prometido de Dios era una realidad efectiva en su alma.

La comprensión en el mundo de Hoy

Puede que este día, el evangelio de hoy tenga para usted esta palabra, ya que presenta inquietudes espirituales. Así como Nicodemo, este mensaje cristiano pretende ubicarlo acerca de la realidad del Reino de los cielos en la vida. Quiero decirle que esta duda puede llevarlo directamente a ver este reino a través del nuevo nacimiento.

Anuncios

El relato aquí presentado, y visto en el evangelio de hoy según San Juan fue dado para darle esperanza. El Espíritu Santo es poderoso para barrer de su vida y su alma toda iniquidad y darle un nuevo corazón. El reino de Dios ya no será ni desconocido ni un mito, sino una maravillosa realidad.

¿Cómo puede nacer de nuevo?

El mensaje cristiano del evangelio de hoy le indicará qué debe hacer para ver el reino en su vida. ¿Cómo pues, puede usted nacer de nuevo? Primeramente, deje atrás toda incredulidad (que es el primer paso idolátrico que le trae esclavitud). No pregunte cómo puede hacer esto o aquello en Dios. Solamente crea en el señor Jesucristo y será salvo (Hechos 16:31).

Seguidamente, abra y deje que el Espíritu Santo haga la obra vivificante. Pídale en oración a Dios que le dé una nueva vida, ya que todo el que invoque el nombre del señor, será salvo (Carta a los Romanos 10:13). El evangelio de hoy es un poderoso llamado a cambiar su vida de duda, por una verdadera vida, en el camino del Señor.

Espero en el Señor Jesús, que este mensaje cristiano tenga un efecto vivificante definitivo en su vida. Que sus acciones dejen de dirigirse por la puerta ancha, la que lleva a condenación y se dirija por el redil, Jesucristo hijo de Dios. El evangelio de hoy haga crecer en usted el amor de Dios, el sacrificio de Jesús y la comunión y consolación del Espíritu Santo.

© Reenier Gonzalo Prado. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Mensajes Cristianos

Acerca de Reenier Gonzalo Prado

Siervo de Jesucristo, proclamando la palabra de Dios a través de mensajes cristianos.

Ver también

Bosquejos para Predicar - ¿Que esperas para arrepentirte?

El Señor espera nuestro arrepentimiento

Bosquejos biblicos, así como Leví abandonó su pecado y siguió al Señor, así nosotros debemos mostrar verdadero arrepentimiento. Cristo vino por los ..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *