La familia cristiana según la Escritura

Bosquejos para Predicar

Prédica de Hoy: La familia cristiana según la Escritura

Bosquejos para Predicar Lectura Bíblica de hoy:Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.” (Deuteronomio 6:6-7)

Introducción:

La familia debe estar unida por la fe. De esta manera tendrá un vínculo más fuerte que el de la sangre, y permanecerá unida hasta la eternidad.

Para esto debe poner en el centro de su vida a Dios y a su Palabra, como guía para todas sus acciones. Las relaciones familiares vividas en Dios, serán indisolubles y acompañarán en el camino hacia el cielo.

I. La Palabra está en el centro de la familia cristiana (vers. 6)

a. La Palabra de Dios debe ser la norma de nuestra vida.

Por esto, en ella encontramos también cómo quiere Dios que sea la familia cristiana. Hallaremos en ella los consejos y advertencias que necesitamos para guiar nuestro hogar por la senda hacia el cielo.

Pero para ello es necesario que la Escritura nos sea familiar, íntima, e interiorizarla en nuestro espíritu con fervor (vers. 6).

b. La fe vivida en familia cristiana es lo que fundamenta la fe de los hijos y los que vendrán.

Porque recibir a Cristo ya desde el seno del hogar es la base para cimentar una vivencia sólida del cristianismo.

Los hijos que ven practicar la fe a sus padres la aprenden por el ejemplo. Y los padres que enseñan a sus hijos se ven en la necesidad de no contradecir lo que enseñan con sus vidas (Hechos 16:31).

Acerca Pedro Blanco

Pedro Blanco
Mi familia y yo aceptamos a Cristo como nuestro rey y salvador hace más de 20 años. Fui ministro en mi iglesia local por 15 años. Es mi oración que el material que publique te sirva de bendición.

También Revise

El sufrimiento y el infierno.. Predicas Cristianas

El sufrimiento y el infierno

Prédicas Cristianas, el sufrimiento y el infierno no fueron creados para el hombre sino para el diablo, y para evitarlos solamente tenemos que seguir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *