Un corazón manso

Bosquejos Bíblicos

Bosquejos para Predicar: Texto Bíblico: Hechos 16: 26-30

INTRODUCCIÓN

Que agradable es para Dios una persona que se arrepiente y quiere ser parte de su reino, hoy vamos a conocer a alguien que su corazón notó el poder y la misericordia para su vida y su familia realizando la pregunta que todo hijo de Dios quiere escuchar de aquel amigo o familiar ¿Qué debo hacer para ser salvo?

Él entendió que no hay más valioso en la vida del hombre que estar reconciliado con su creador, y no solo esto, que este ser poderoso se acerque de tal modo que pueda verse la misericordia en su vida. Esto es tener un corazón Manso y a continuación veremos unas características de su corazón.

1. Un corazón manso se obtiene con las circunstancias difíciles (Hechos 16: 26-27)

Después de que Pablo y Silas fueron azotados y encarcelados adoraron. El poder de Dios se manifestó y se rompieron las cadenas en donde el carcelero aprendió a tener un corazón tranquilo debido a que él iba a suicidarse por la situación, y Pablo grito que ellos estaban ahí.

Anuncios

¿Por qué digo que el carcelero aprendió a tener un corazón manso? En su momento para los soldados era la muerte misma que se les escaparan los presidiarios, este momento de desesperación hizo que en su momento pensara en dañarse, pero el estuvo atento y vio que Dios estaba con Pablo, esta situación le abrió sus ojos y vio la necesidad de acercarse al Dios vivo que dio libertad a estos presos.

Muchas veces y muchos no nos acercamos a Dios realmente sino por una situación difícil, que haga que volvamos los ojos a Dios. Nosotros amamos a Dios porque él nos ha amado desde la eternidad y esto es tesoro eterno para nuestras vidas.

2. Un corazón manso reconoce el poderío de Dios (Hechos 16: 29)

El carcelero al ver la obra de Dios por la alabanza de Pablo y Silas se humilló delante de Pablo (porque aun no conocía que él no era quien había hecho esta obra maravillosa). Sin embargo, Dios vio la intensión de su corazón y fue tocado por la obra del Espíritu Santo.

Dios quiere en todo tiempo que reconozcamos el poder y autoridad que él tiene sobre nuestra vida y reconocerlo en todos los caminos. ¡Que bello es ver un corazón que se arrepiente! ¿Verdad? En Lucas 15:7 vemos el regocijo del Señor frente a un pecador que deja su mala manera de vivir.

3. Un corazón manso siempre quiere hacer lo correcto (Hechos 16:30)

Vemos que el arrepentimiento trae consigo cambio de vida. El versículo nos muestra la intención de carcelero de hacer lo correcto. Puesto que Pablo había sido usado por el Espíritu Santo para dar libertad a una joven que tenia un espíritu de adivinación que daba ganancias a sus amos, motivo por el cual fueron azotados y presos junto con Silas y por tal situación apresados juzgándoles de alborotadores.

Esto permite al carcelero ver que la obra que se había hecho con esta joven no fue obra de Pablo, fue la obra de un Dios bueno y que por medio de está situación también libera de la cautividad al carcelero.

Una persona que tiene un corazón manso, siempre sentirá la necesidad de retribuir o devolver de alguna manera lo que sea por sus errores. Con esto no quiero decir que se “tenga” que hacer, pero es algo propio de un corazón con arrepentimiento genuino. Esto también lo notamos en la vida de Zaqueo cuando dijo que devolvería cuatro veces todo aquello a quienes había robado después de su encuentro con Jesús Lucas 19:8.

Anuncios

4. Un corazón manso quiere hacer la voluntad de Dios (Hechos 16: 30)

En la pregunta ¿qué debo hacer para ser salvo? Revela el deseo del carcelero en hacer la voluntad de Dios, ¿qué debo hacer? Un una pregunta que refleja la disposición total de una persona arrepentida.

Un corazón manso siente necesidad de cambiar y de entregar su vida de manera sincera a Dios, olvidando sus propios deleites o beneficios y no le entristece el cambio puesto que su fe ha sido tan grande que no escatima en que dar o no, su confianza esta puesta por completo en Jesús.

Recordemos que Jesús dio oportunidades a muchos durante su paso por esta tierra. La historia del joven rico también nos muestra que hay personas que pueden llevar una vida llena de rutinas religiosas y no hay mansedumbre en su corazón.

En Mateo 10: 17:20 deja ver a un hombre que ha cumplido todo los mandamientos de Dios, pero el versículo 21 Jesús amándole le dice que deje todas sus seguridades económicas y lo siga, viendo en el versículo 22 su desilusión porque era muy rico.

Este pasaje nos enseña que puede que con el tiempo y su caminar en Jesús usted pierda ese corazón de hacer la voluntad de Dios.  Cuidemos nuestro corazón de amar más las rutinas, las riquezas, la familia o los amigos que a Dios. Si el padre nos bendice de cualquier manera es por su gracia y esto nos debe ser suficiente, porque nuestro corazón debe estar totalmente entregado a quien nos compró con sangre en la cruz y no a las cosas pasajeras de este mundo.

CONCLUSIÓN

De ser posible, todo los días de nuestra vida preguntémonos ¿qué debo hacer para ser salvo?. Pensemos en que debemos hacer para estar siempre a disposición del amor de Dios. Los corazones mansos en estos tiempos escasean. Pero recuerde que somos quienes llevamos la semilla de la palabra de Dios y esto es honroso, esto agrada a Dios. Estemos atentos a la obra de Dios y a escuchar cuando el Espíritu Santo nos guíe a esos corazones mansos y procuremos siempre cuidar del nuestro.

Anuncios

© Ramon Eduardo Duarte. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Bosquejos para Predicar

Acerca de Ramon E. Duarte

Fiel siervo de Jesucristo y amante de la palabra de Dios.

Ver también

Estudios Biblicos... La adoracion que agrada a Dios

Ser agradecidos

Bosquejos para Predicar, las bendiciones de Dios sobre nuestra vida son eternas, no cesan, desde que sale el sol hasta que se pone, la bendición de Dios está..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *