Apacentad la grey de Dios

Bosquejos Biblicos

Bosquejos para Predicar Texto Bíblico:Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey. Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria.” 1 Pedro 5:2-4

Introducción

Muchas veces decimos de forma presuntuosa “si quieres que algo se haga bien debo hacerlo yo mismo”. Esta frase no deja de tener cierta verdad, pero no en el sentido ególatra de que solo yo hago las cosas bien. Sino en el sentido de que debo de participar y no solamente juzgar las cosas desde afuera, debo ser parte de. 

Los cristianos sabemos que si queremos que algo salga bien, debe hacerse conforme al mandato de Dios. Así que las cosas saldrán bien no por nosotros, sino por la bendición de Dios. Pero Dios quiere que seamos parte de esas bendiciones.

Él puede hacerlo solo o usar a quién sea, pero él prefiere usarnos a nosotros. Los grandes predicadores, hombres y mujeres que Dios ha usado a lo largo de la historia para enviar avivamientos han sido personas comunes. Personas como cualquiera de nosotros pero que han dejado que Dios actúe a través de ellos para mostrar su gloria. 

Anuncios

I. Dios envía obreros (Lucas 10:2)

Dios sigue buscando obreros. Si en nuestro pensamiento estaba que los obreros son suficientes y los que debían ser llamados al ministerio ya lo fueron, estamos equivocados. Jesús mismo dijo que los obreros son pocos. Por lo tanto Dios continúa buscando obreros, personas que estén dispuestas a obedecer el llamado con valentía y atreverse a creerle a Dios. 

También podemos pensar que el llamado de Dios debe ser con prodigios y maravillas que nos muestren el llamado con voz audible, etc. Pero puede ser que Dios solo envíe un silbido suave y apacible. Puede ser que Dios solo envíe algunas letras escritas en algún lugar para llamarte. Dios sigue llamando, solo debemos escuchar su voz. 

Dios puede usar a quien Él quiere. ¿y qué si Dios te quiere usar a ti? nunca podremos ser lo suficientemente buenos, ni lo suficientemente malos para no aceptar el llamado de Dios. Cuando Dios llama no podemos resistir.

Él puede usar nuestras debilidades para convertirlas en fortalezas y gloriarse en ellas. He sabido de personas que eran esclavos a un pecado específico, eran esclavos en la carne y Dios decide levantarlos y usarlos para rescatar a otros que eran también esclavos en ese pecado específico.  Para Dios no hay nada imposible. 

Con ánimo pronto

Como dice su palabra en 1 Pedro, no por ganancias deshonestas. Tampoco por fuerza ni teniendo señorío sobre los que están a nuestro cuidado. En cambio debemos apacentar la grey voluntariamente y con ánimo pronto. Siendo ejemplo.

Seamos ejemplo para todo el cuerpo de Cristo, obedeciendole y ayudándonos los unos a los otros. Que el amor de Dios este en medio de nosotros y que sea su amor el que nos gobierne. 

Cuando Dios llama a alguien, no lo llama y deja solo, sino que le da todas las herramientas necesarias para poder usarlo. Si te envía a hablar a una multitud te dará su palabra. Él pondrá las palabras en tu boca. Dios quiere usarnos, quiere que seamos instrumentos de bendición al mundo entero. 

Anuncios

Jesús envió a sus discípulos a predicar este evangelio a todo el mundo. Si nos envió nos dará también el poder del Espíritu Santo, quien pone las palabras que debemos de decir en nuestra boca. También nos dará la unción y el poder de Dios para obrar milagros cuando fuere necesario. Fiel es Dios quien nos llamó, quien también obrará en nosotros para la gloria de su nombre. 

No debemos estar abrumados por el reto grande que Dios pone delante de nosotros. Ciertamente no podremos con nuestra fuerza, pero Él ha prometido estar a nuestro lado todos los días de nuestra vida. Y si Dios está con nosotros, todo saldrá bien. 

Corona de gloria

Por su puesto que vendrán momentos difíciles. A Josué se le pidió que fuera valiente. No iba a entrar fácilmente en la tierra prometida, había ahí naciones mucho más grandes que el pueblo de Israel. Pero Josué fue valiente, le creyó a Dios cuando prometió la tierra a su pueblo. Josué peleó múltiples batallas contra gigantes, contra ejércitos bien armados, contra ciudades amuralladas, pero de todas esas batallas lo libró Dios y le dio la victoria en cada una de ellas. 

Conclusión

Dios te ha llamado (Mateo 28:16-20), Él estará contigo en todo momento. Habrán fuertes batallas, pero él ha prometido estar contigo a donde quiera que vallas. Debemos siempre estar sometidos a Dios y Él nos dará la victoria en cada una de esas batallas.

Seamos valientes y un día, no muy lejano, el Príncipe de los pastores vendrá. Él mismo nos entregará la corona incorruptible de gloria. Del mismo Señor recibiremos nuestra recompensa.

Dios solo nos pide que aceptemos el llamado, que seamos valientes y no nos apartemos de su palabra. Él nos dará las victorias y un día estaremos con Él por toda la eternidad. Acepta el llamado de Dios.

Anuncios

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Bosquejos para predicar

Acerca de Pastor Jose R. Hernandez

Pastor jubilado de la iglesia El Nuevo Pacto, en Hialeah, FL. Graduado de Summit Bible College. Licenciatura en Estudios Pastorales, y Maestría en Teología.

Ver también

Estudios Biblicos... La adoracion que agrada a Dios

Ser agradecidos

Bosquejos para Predicar, las bendiciones de Dios sobre nuestra vida son eternas, no cesan, desde que sale el sol hasta que se pone, la bendición de Dios está..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *