Padre de multitudes

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos Texto Biblico:Por tanto, es por fe, para que sea por gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia; no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros (Como está escrito: Te he puesto por padre de muchas gentes) delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que nos son, como si fuesen.Romanos 4:16-17

Introducción

Abraham es llamado el padre de la fe, pues le creyó a Dios en todo lo que Él le mandó. Cuando Dios le dijo vete de tu tierra, él obedeció. Cuando Dios le dijo sacrifica a tu hijo, él se preparó para hacerlo. Cuando Dios le dijo te daré una descendencia y no se podrá contar, él así lo creyó. En todo lo que Dios le mandaba, Abraham obedecía. Veamos algunos puntos importantes de este hombre de fe.

1. Padre de la fe

Como ya dijimos, es considerado el padre de la fe. Dios lo escogió para que a través de él una nación fuese suya, consagrada para Él. Conocemos que Abraham es el padre de la nación de Israel, el pueblo elegido por Dios. Pero no solamente a ellos escogió Dios para si mismo, también por medio de la fe de Abraham es alcanzada mucha más gente.

a. Creyo a Dios (Gálatas 3:6)

La forma en que Abraham le creyó a Dios es interesante, pues las imposibilidades le rodeaban. Dios le dio promesa de multitud de descendientes, pero físicamente era imposible incluso que él tuviera un hijo, pues su esposa era estéril y él era anciano ya. Pero aún así le creyó a Dios sabiendo que Él es poderoso hasta para levantar a los muertos de su tumba.

b. Le fue contado por justicia (Santiago 2:23)

Dios se agradó mucho de la fe de Abraham, pues a pesar de todas esas imposibilidades que le rodeaban tuvo el valor y la osadía de creer en el Dios Todopoderoso. Esto le fue contado por justicia, es decir fue justificado por la fe.

2. Padre de multitudes (Génesis 17:4)

Dios le da una promesa a Abraham, hace un pacto con él diciéndole que será padre de muchedumbre de gentes. Desde que Dios le prometió descendencia a Abraham habían pasado varios años, pero Dios le confirma esa promesa, pues Dios no se arrepiente. No le importó a Abraham, el tiempo sólo fortaleció su fe.

a. La etapa de Abram (Génesis 17:5)

El padre de la fe se llamó Abram, Dios le dio la promesa y le creyó en todo lo que le mandaba. Sin embargo este nombre significa padre enaltecido, más Abram no tenía hijos. En esos tiempos el significado del nombre era de mucha importancia y su nombre no representaba lo que estaba viviendo.

b. El nuevo nombre

Sin embargo Dios decide cambiarle el nombre y le coloca uno más adecuado a su situación futura. Dios le da el nombre de Abraham, el cual significa padre de una multitud. Abraham comenzó a usar ese nombre y probablemente quienes lo conocieran se asombraban del cambio de nombre y del significado que estaba más lejos de su situación. Pero Dios, quien le puso el nombre nuevo, no contemplaba su situación actual, sino el futuro que le esperaba como hijo obediente.

3. Pueblo de Israel

Al conocer la historia nos enteramos del nacimiento del hijo de Abraham, Isaac. A su vez del nacimiento de Jacob y de sus doce hijos. Luego el resto de su descendencia se convirtió lo que hoy conocemos como la nación de Israel. Este fue el pueblo elegido por Dios a quien les prometió Dios ser herederos del mundo (Romanos 4:13). Pero Dios proveyó también salvación a los que no somos parte de ese pueblo.

4. Todo el que cree (Juan 3:15)

Dios nos da de su salvación pero no solo a su pueblo escogido, sino a todo aquel que cree en Él. La biblia dice que al judío primeramente, pero también al griego, a todo aquel, sea de la nación que fuere. El requisito para obtener la salvación entonces no es pertenecer a determinado pueblo, sino creer en Él.

a. Los de la circuncisión (Romanos 4:12)

A abraham, la fe le fue contada por justicia y la promesa de la descendencia le fue dada a él. Luego Dios cuando le dio la promesa cerró el pacto con la circuncisión. Entonces es padre de la circuncisión, pero también de la incircuncisión, esto es a los gentiles. 

b. Los de la incircuncisión (Romanos 4:10)

Pero Abraham le creyó a Dios estando incircunciso. Entonces el padre de la fe lo es tanto para los de la circuncisión (Pueblo de Israel) como para los de la incircuncisión (Gentiles). Dios pues provee de salvación y nos justifica por la fe a todo aquel que cree. Ya no es necesario ser de determinado pueblo, pues ahora todos los que creemos somos llamas el pueblo de Dios.

Conclusión

A Abraham le fue dada la promesa de que sería padre de multitudes. Ciertamente lo fue y es padre de la nación de Israel. Pero también es llamado el padre de la fe pues le creyó a Dios y le fue contado por justicia. La promesa de Dios a Abraham y al pueblo de Israel fue que serían herederos del mundo. Pero Abraham es también el padre de la fe, no solo al pueblo de Israel, sino a todo aquel que cree. Entonces por la fe somos del linaje de Abraham y herederos según la promesa (Gálatas 3:29).

Dios pues nos ha hecho partícipes de la promesa por medio de la fe en Jesucristo. Y ahora somos herederos de la gracia de Dios en Cristo Jesús y linaje de Abraham según la fe. Ahora también somos justificados por la fe, por la fe en Jesucristo.

© Mauricio Alvarez. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar

Acerca Mauricio Alvarez

Mauricio Alvarez
Siervo de Jesucristo y amante de la palabra de Dios.

También Revise

El temor de Dios nos libera del temor

El temor de Dios nos libera del temor

Bosquejos Bíblicos.. El temor a Dios es la manera como opera la salvación de Dios. Por esta razón, el temor de Dios es lo que nos salva y nos libera de todo y..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.