Jesús nuestro mediador

Bosquejos Bíblicos

Bosquejos Biblicos Texto Biblico:Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre1 Timoteo 2:5

Introducción

La relación de la humanidad con Dios se rompió en el huerto del Edén. Desde entonces Dios ha tratado de restaurar esa relación que tenía con Adán en el principio. Sin embargo el hombre, llenó su corazón de pecado, no podía mantener esa relación de santidad con Dios. 

Dios buscó nuevas maneras para salvar al ser humano de la condenación eterna, a pesar que las personas no buscamos cómo restaurar esa relación Dios decidió hacer algo que de una vez por todas le acercara a la humanidad hasta su trono. 

1. Dios es uno (Deuteronomio 6:4)

Sabemos que Dios es uno y que no hay nadie como Él. Dios creó todas las cosas, todo lo que podemos percibir ha sido creado por el Señor, nuestro Dios. A Él se le debe alabanza para siempre, pues hemos sido creados por su poder. 

Anuncios

a) Manifestado en tres personas (1 Juan 5:7)

Dios se manifiesta a nosotros en tres personas diferentes, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Cada uno de ellos realiza una labor poderosa en el ser humano. Conocemos a Jesús pues fue Él quien estuvo en esta tierra hace casi dos mil años. También podemos sentir y ver el poder del Espíritu Santo como actúa en medio nuestro. Y el Padre que está en el trono sentado gobernando el universo.

b) Predicamos la trinidad de Dios (Mateo 28:19)

Ese fue el mandato de Jesucristo, de ir y hacer discípulos a las naciones. Predicamos a un Dios, manifestado en tres personas pero no deja de ser uno solo. Es una de las doctrinas más difíciles de comprender pero un día cuando estemos al lado del Señor podemo comprenderlo claramente. Dios padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo son un solo Dios, el Creador, el Salvador, el Consolador. 

2. La humanidad sin Dios (Efesios 2:12)

Así estaba el hombre, lejos de Dios,  sin esperanza en este mundo. Ninguna esperanza de salvación, sin esperanza de obtener vida eterna. Lo único que esperábamos era condenación eterna. El hombre sin Dios no tiene ninguna esperanza de salvación.

a) Buscando acercarse al Señor (Salmos 71:12)

Debemos desear estar cerca de Dios, así como el salmista David, le pedía a Dios que no se alejara de Él. Pero Dios es claro cuando nos dice que la paga del pecado es muerte. Dios no puede tener relación con alguien que anda en pecado, con alguien que satisface los deseos de la carne antes que los del Espíritu.

b) Estamos perdidos (Números 17:12)

Sin Dios estamos perdidos, sin encontrar el camino que nos lleve a la verdad. No podemos encontrar el camino mientras estemos ciegos, sin poder ver la verdad. Si estamos perdidos significa que no sabemos a dónde vamos, no sabemos el camino que nos saque de la perdición, aunque lo busquemos se aleja de nosotros. Pues sin Dios no podemos hacer nada.

c) Solo Jesucristo salva (1 Juan 4:14)

El ser humano no puede salvarse a sí mismo, necesita a alguien quien le pueda rescatar y sacar de ese mundo de pecado. Solo Jesucristo salva, solo Él tiene los méritos necesarios para dar la vida a los seres humanos muertos en delitos y pecados. 

3. Jesús nuestro salvador (Lucas 2:12)

Jesús vino a este mundo siendo Dios se hizo hombre por amor a la humanidad. Ese abismo que existía entre Dios y los hombres no podía ser llenado, no podíamos acercarnos a Dios pues estábamos llenos de pecado. Pero Él dejó su trono de gloria y vino a este mundo de maldad para rescatarnos.

Anuncios

a) Mediador de un nuevo pacto (Hebreos 12:24)

Jesús es el mediador entre Dios y los hombres. Él se colocó en esa brecha para servir de puente entre una humanidad perdida y Dios quien es perfecto. El pacto de Dios con la humanidad se había roto, pero Jesús es ese mediador de un nuevo pacto, uno que permita al hombre dejar su mundo de pecado para poder acceder al trono de Dios.. 

b) Salvador de la humanidad (Tito 3:6)

Jesús, siendo sin pecado, por la humanidad perdida se hizo pecado ante Dios, cargando en Él el peso de todas nuestras maldades. Al morir Jesús pagó el precio por todos esos pecados. Pero Jesús no se quedó en la tumba, sino que resucitó, para convertirse en el Salvador de toda la humanidad. Jesús cargó en Él el peso de todos nuestros pecados, por medio del derramamiento de su sangre podemos tener el perdón de nuestra maldad. 

c) Solo un mediador (Gálatas 6:20)

Jesús es el único que puede ser mediador entre Dios y los hombres. Pero no es mediador de un grupo de personas, sino de todos aquellos que quieran obtener el perdón de sus pecados. Basta con arrepentirse de todo corazón de nuestra maldad y aceptar al Señor como nuestro salvador. Entonces tendremos el perdón de todas nuestras maldades y tenemos camino libre para acercarnos a Dios.

Conclusión

Dios es uno solo, Él es santo y quiere que seamos santos. Solo a través del sacrificio de Jesús podemos tener el perdón de pecados. Jesús es el mediador entre Dios y los hombres, Él ha provisto un medio por el que la humanidad entera se acerque a Dios. Solo Jesucristo Salva, solo Él es digno de ser obedecido en todo lo que nos pida.

© Mauricio Alvarez. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Bosquejos Biblicos

Acerca de Mauricio Alvarez

Siervo de Jesucristo y amante de la palabra de Dios.

Ver también

Predicas Cristianas.. Tienes que definir tu vida

Dos opciones un camino

Bosquejos para Predicar, en esta serie trataremos de enseñar lo que estas palabras implican en nuestra vida práctica, para esto hablaremos hoy de dos puertas..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *