Dios quiere socorrernos

Bosquejos Bíblicos

Bosquejos para Predicar Texto Biblio: Y he aquí vino un leproso y se postró ante Él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme. Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante su lepra desaparecióMateo 8:2-3

Introducción

El ser humano sufre muchas necesidades. Desde que nacemos venimos a un mundo lleno de pecado, por ese pecado es que sufrimos enfermedades, dolores y aflicciones. Pero debemos saber que no estamos solos, que a pesar de nuestras maldades hay un Dios que puede ayudarnos a salir adelante y sobrepasar los problemas.

Ya hemos conocido a Dios y sabemos que es capaz de hacer todas las cosas. Pero muchas veces creemos que está lejano, que hace milagros a otras personas o en otro tiempo. No podemos llegar a creer que Él está cercano y quiere ayudarnos a nosotros antes que a otras personas.

Debemos comprender que el tiempo de los milagros no ha pasado, sino que el mismo Dios que hizo maravillas en el pasado, es el mismo que quiere actuar en nuestra vida hoy mismo.

1) Venir delante de Dios (Mateo 9:18)

Muchos son los que venían delante de Jesús. Traían sus necesidades ante el Maestro porque habían escuchado, en su pueblo, lo que había hecho en otros lugares. Sabían que Jesús había estado sanando enfermos, dando vista a los ciegos, etc. Sabían que tenía el poder de hacerlo, por eso se acercaban a Él pidiéndole que los ayudará a ellos.

a) En humildad (Santiago 4:10)

Pero cuando venimos delante de Dios con nuestras peticiones, no debemos venir en todo altanero o exigiendo las cosas. Debemos venir con humildad de corazón y postrarnos ante Él. Debemos humillarnos ante Dios, sabiendo que ciertamente somos polvo y Él es Dios Todopoderoso. 

b) Contritos (Salmos 34:18)

Debemos acercarnos al Señor también con contrición, pues conocemos que somos pecadores y la paga del pecado es muerte. Sabemos que por medio de la salvación de Jesucristo es que tenemos acceso al trono del Señor, no por nuestra fuerza, sino por gracia de Dios. Por ese motivo debemos acercarnos a Dios en humildad, con respeto ante Él.

c) Sabiendo que Él es Dios (1 Reyes 18:39)

Nos acercamos a Dios porque sabemos quién es Él. El creador de todo lo que existe, quien nos conoce hasta el pensamiento más profundo dentro de nosotros, quien tiene todo poder para hacer maravillas en el universo. Él es quien reina sobre el universo, su trono está sobre todas las cosas. Por eso al acercarnos ante Él lo hacemos sabiendo ante quién estamos postrados.

2) Cómo pedirle a Dios (Santiago 4:3)

Pero cuando venimos ante Dios con nuestras peticiones debemos pedir correctamente para que Dios obre en nosotros. Si pedimos para nuestros deleites, para engrandecerse, para gloriarnos, Dios no responderá a nuestra oración. Dios responde a las oraciones que le den la gloria, Dios responde a las necesidades reales en nuestra vida, cuando el propósito es darle a Él siempre la gloria. 

a) Con fe (Hebreos 11:6)

Al acercarnos a Dios debemos hacerlo con fe. Debemos saber que Dios tiene el poder absoluto para ayudarnos y darle solución a nuestra petición. Nadie más tiene tal capacidad, aun con toda nuestra fuerza, con todo el esfuerzo que podamos hacer no podemos hacer lo que Dios hace en un instante. Todo el poder le pertenece a Él, por eso toda la gloria también.

b) En obediencia (Juan 9:31)

Pero si estamos en desobediencia no podemos acercarnos a Dios. Por eso cuando venimos delante de Él debemos hacerlo sabiendo que lo que pedimos está conforme a su voluntad y que nosotros estamos haciendo su perfecta voluntad. La palabra de Dios, la biblia, nos muestra el camino de santidad que debemos tener para acercarnos confiadamente ante el Señor.

c) Aceptando su voluntad (Lucas 22:42)

Al venir delante de Dios con una petición, debemos estar atentos y esperar de Dios la respuesta. Dios no hará como nosotros queremos, sino como a Él le place. Entonces debemos aceptar la voluntad de Dios, que las cosas se hagan como Él quiere.

Lo que sí debemos tener presente es que Él quiere lo mejor para nuestra vida, no hará nada que nos dañe o perjudique. Como Él conoce todas las cosas, sabe lo que conviene a cada uno. Su voluntad es mejor de lo que nosotros podamos desear.

3) Dios quiere ayudarnos (Lucas 5:13)

La respuesta de Jesús a la petición de la persona leprosa fue “Quiero”. Dios quiere lo mejor para nosotros, debemos estar totalmente convencidos de que Dios así lo dispone. No quiere Dios dañarnos ni hacernos mal, pues el mal no está en Él. Pero lo que si hay en Él es bondad, amor y misericordia.

a) Porque Él es bueno (Marcos 10:18)

Ninguno hay bueno, solo Dios. Nadie es como Él. Su bondad llena todo lo que existe, no hay lugar donde podamos escapar de Él. Estamos dentro de la bondad de Dios, él es bueno, Él nos escucha y está atento a nuestras peticiones.

b) Porque somos sus hijos (Romanos 8:17)

Dios nos ha hecho sus hijos, al ser hijos somos herederos de su poder. Dios nos trata como a hijos, y dice su palabra que si nosotros que somos malos damos buenas cosas a nuestros hijos, cuánto más nuestro Padre Celestial nos dará lo que pedimos, si Él es bueno.

c) Por su misericordia (Salmo 100:5)

La misericordia de Dios no tiene fin, si venimos delante de Él humillados y reconociendo su poder, Él nos escuchará y obrará por misericordia. Él tiene misericordia de nosotros y nos ha regalado la salvación que es el regalo más grande que podemos recibir ¿cómo no nos dará también lo que pedimos?. Si lo más grande ya nos fue entregado también las demás cosas nos serán dadas por nuestro Padre.

Conclusión

Dios es poderoso y bueno, somos sus hijos. Si nos acercamos ante Él con humildad y con fe podemos pedir a Él todo lo que queramos, podemos pedir por nuestras necesidades, y si estamos en su voluntad y lo que pedimos lo está también Él nos dará lo que pedimos para la gloria de su nombre. Debemos saber que Él quiere hacer el milagro en nuestra vida, no está lejano, está cerca nuestro para ayudarnos, solo pidamos con fe. Dios puede, Dios quiere, Dios lo hará.

© Mauricio Alvarez. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Bosquejos para Predicar

author avatar
Mauricio Alvarez
Siervo de Jesucristo y amante de la palabra de Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio