Esperando a Cristo

Bosquejos Biblicos

Bosquejos para Predicar Texto Biblio:Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca.” Santiago 5:8

Introducción

Dios nos invita a que seamos pacientes, que esperemos la segunda venida de Cristo pero que seamos pacientes. Muchos no creerán en su segunda venida, muchos pensaran que aún no es el tiempo. Pero ciertamente nadie sabe cuándo esto ocurrirá. Por ese motivo debemos estar atentos todo el tiempo esperando su segunda venida. 

El Señor en su palabra nos dejó muchas señales que se cumplirán cuando Él venga. También nos dijo cómo sería, como ladrón en la noche, cuando la mies este lista para la siega. Independientemente si la segunda venida del Señor sea muy próxima o tarde todavía, debemos estar preparados para recibirle.

1) Fruto del Espíritu (Gálatas 5:22)

El Señor nos pidió paciencia. La paciencia es uno de los frutos del Espíritu Santo. Si pues queremos tener esa paciencia de Dios, debemos recibir al Espíritu Santo en nuestro corazón. Entonces tendremos la paciencia suficiente que nos permita esperar al Señor con tranquilidad sabiendo que nuestro corazón está preparado para esperar en Él.

El Espíritu Santo nos quiere equipar con la paciencia, así estaremos preparados y seremos como esas vírgenes que esperaban al esposo y no les faltó aceite en sus lámparas. Esperaremos al Señor pacientemente y nuestra lámpara, nuestro fuego espiritual estará encendido preparados para irnos con Él.

2) Esperando la venida del Señor (Santiago 5:7)

Su palabra compara esa paciencia que debemos tener esperando su venida, a la paciencia que tiene el labrador de la tierra. Como él siembra la semilla y espera, sabiendo que dentro de la tierra hay una semilla que está germinando y que poco a poco crece. Espera hasta que crezca y dé fruto para cosechar ese fruto. De la misma manera debemos estar esperando al Señor, sabiendo que su venida será para recibir el fruto que Él trae para nosotros: la vida eterna.

a) Velando en todo tiempo (Salmos 62:8)

Dios quiere que en todo momento le estemos buscando. Esto significa que en todo momento debemos estar listos para partir con Él. El Señor nos pidió que perseveraremos hasta el fin, que estuviéramos preparados para toda buena obra. Dios quiere que perseveremos en todo tiempo. 

b) Esperando en santidad (1 Tesalonicenses 3:13)

Pero no quiere Dios que esperemos como nos complazca, sino que esperamos en santidad, pues sin santidad nadie verá al Señor. Si queremos ver al Señor cuando venga lleno de gloria y majestad, debemos estar perseverando en su palabra, santos e irreprensibles. Pues a estos es que el Señor vendrá a traer, a una iglesia santa, sin mancha ni arruga.

c) Con paciencia (Santiago 5:7)

Debemos velar en todo tiempo y estar en santidad, pero debemos tener paciencia. Ya vimos que es un fruto del Espíritu, pero no quiere Dios que estemos sin fuerza, no quiere que nos debilitamos en la espera de su venida, por eso su Espíritu nos fortalece y nos da la paciencia necesaria para poder aguardar su venida.

i) Siempre responde (Salmos 40:1)

Debemos ser pacientes sabiendo que el Señor siempre responde. Así como el salmista debemos decir que esperamos al Señor pacientemente. Entonces Él nos recompensa en su segunda venida con la corona de justicia. Si somos pacientes recibiremos esa recompensa directamente de las manos de nuestro Dios.

ii) Él es paciente (2 Pedro 3:9)

Pero el Señor no ha venido todavía porque es paciente con la humanidad, pues no quiere que nadie perezca sino que todos vengan a ser parte de su rebaño. El Señor es paciente con nosotros y todavía nos da la oportunidad de limpiarnos más de nuestra maldad para estar listos cuando Él venga en las nubes. Por lo tanto de la misma manera debemos nosotros ser pacientes y no tener su venida como demorada, sino que por su misericordia no ha venido aún.

3) Nos lleva con Él (1 Tesalonicenses 4:17)

Jesucristo volverá para llevarnos con Él. Después de ese día siempre estaremos con Él, le veremos tal como Él es, cara a cara. Si queremos irnos con Él vale la pena el esfuerzo, vale la pena tener la paciencia necesaria y santificarnos. Vale la pena abandonarlo todo por causa de su palabra. El Señor nos llevará con Él.

a) Fue a preparar lugar (Juan 14:3)

Jesucristo caminó por esta tierra como hombre, y se fue, pero fue a prepararnos un lugar, donde pueda estar con su iglesia. Si en este momento Él no ha venido es porque ese lugar lo está preparando todavía. Cuando esté listo, volverá para llevarnos a ese lugar, a esa fiesta en los cielos. 

b) Nos tomará para sí

Pero dice su palabra que nos tomará a sí mismos. Es decir que debemos pertenecer primero para que nos lleve. Él ya pagó el precio, derramó su sangre para poder comprarnos. Pero es necesario que cada uno acepte ese sacrificio, nos arrepintamos de nuestros pecados y le pidamos perdón a Dios.

Es necesario nacer de nuevo y tener una nueva vida en Dios. Es necesario confesar con nuestra boca que Jesús es nuestro salvador. Entonces venimos a ser de su propiedad, comprados con su sangre y regresará por su pueblo. Nos tomará a sí mismo.

4) Una nuevo cielo (Apocalipsis 21:4)

Y estaremos siempre con el Señor. Donde estaremos no habrá más sufrimiento, ni tristeza ni dolor. Estaremos en un lugar con Él donde siempre habrá felicidad y paz. Estaremos en un lugar donde Dios mismo estará con nosotros protegiéndonos y mostrandonos su gloria eterna.

Conclusión

Si queremos irnos que Cristo en las nubes y estar en esa fiesta eterna, debemos santificarnos y ser pacientes. Debemos esperar su segunda venida con ese fruto del Espíritu, no tener su venida como tardanza, sino ser prudentes y estar listos en todo tiempo. 

© Mauricio Alvarez. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Bosquejos para Predicar

Acerca de Mauricio Alvarez

Siervo de Jesucristo y amante de la palabra de Dios.

Ver también

Estudios Biblicos

¿Con quién me caso?

Todo matrimonio comienza primeramente por un noviazgo, en la etapa del noviazgo es para conocerse bien y así determinar si estarán listos para formar o no

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *