Un real adorador

Bosquejos Biblicos

Texto: Lucas 14:25-33

Introducción

A. ¿Somos nosotros “adoradores” o “seguidores”? Jesús también quiso saber la respuesta a esta pregunta.

1. Por tanto, se volvió a la multitud y  les presento el conjunto de requisitos necesarios para poder ser un adorador.

2. ¿Para qué hablar con palabras tan fuertes a la “gran multitud”? Con el fin de disminuir el número. De limpiar la escena,de saber quiénes son adoradores

Anuncios

3. Al hacerlo les hablo de tres áreas en su vida

I.  SUS RELACIONES PERSONALES (vers. 26)

A. ¿Qué quiso decir Jesús con aborrecer? tener una mayor lealtad y preferencia por Cristo, antes que a los  miembros de nuestra familia. Comparar con (Lucas 9:59-61; Mateo 18:22)

B. Los adoradores no tienen otra prioridad más elevada en sus vidas que Cristo: Por encima aún del amor hacia los miembros de su propia familia. ¿Cuánto amamos a los miembros de nuestra familia? ¡Debemos amar más a Cristo

C. Hermano, ¿puede usted decir, con todo su corazón, que Jesucristo es el primero en su vida por encima de los miembros de su familia? Medite por un momento. Muchos de entre la multitud se fueron, ¿se quedaría usted?…

D. Medite en estas palabras “no puede ser mi discípulo”…

II. SUS METAS Y DESEOS PERSONALES (vers. 27)

A. Estas palabras no sonaron extrañas a la multitud que estaba escuchando a Cristo no quiere decir comprar un crucifijo y colgárselo en el cuello.

1. Ellos habían sido testigos de cientos hombres que llevaban una cruz sobre sí mismos, para terminar en ella crucificados.

Anuncios

2. ¿El mensaje? Muerte. Tanto física (si fuese necesario), emocional  y espiritual.

3. Los adoradores de Cristo substituyen sus propios deseos y aspiraciones por los de Dios.

a. Presentan sus cuerpos en “sacrificio vivo, santo, agradable a Dios…” (Romanos 12:1-2).

b. Son obedientes

c. Se consideran muertos al pecado y  a sus propias metas y aspiraciones personales si estas no son la voluntad de Dios

4. Medite en estas palabras “no puede ser mi discípulo”…

Anuncios

III. POSESIONES PERSONALES (vers. 33)

A. Cristo no está diciendo que no podemos tener posesiones, sino que no debemos permitir que las cosas nos posean.

Es decir que estemos dispuestos a renunciar a todo lo que se pueda interponer en mi andar de adoración

Conclusión

A. No es fácil; pero tampoco imposible
B. Además te aseguro que el mundo exige más
C. La próxima semana veremos las recompensas para quienes hagan eso

© Edwin Guillermo Nuñez Ruiz. Todos los derechos reservados.

Acerca de Edwin Guillermo Nuñez

Edwin Guillermo Nuñez Ruiz nació en Bogotá, Colombia. Aunque vivió gran parte de su infancia y adolescencia en la ciudad de Barranquilla donde terminó sus estudios de secundaria en el colegio Nuestra Señora de la Merced, en esta misma ciudad conoció al Señor Jesucristo en el año de 1992, en la Iglesia Evangélica de Boston, desde este momento se entregó apasionadamente al Señor sirviendo desde el primer día de su conversión hace 10 años es Pastor general y fundador de la iglesia Comunidad de Crecimiento Cristiano, es teólogo y actualmente cursa una licenciatura en filosofía y ciencias religiosas, su propósito fundamental en la vida es vivir para agradar y servir al Señor hasta el final de sus años.

Ver también

Bosquejos Biblicos - No quiero perder a mis hijos

No quiero perder a mis hijos

Bosquejos para Predicar - Sus hijos no han de perderse, si usted clama a Dios, se llena de fe y hace uso correcto del aceite, que es el Espíritu Santo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *