La Misericordia de Dios en la Enfermedad

Bosquejos Biblicos

Bosquejos para Predicar Texto Biblico: Salmos 6

Introducción:

¿Está sufriendo? Este mensaje le enseñará a encontrar la solución a su problema, garantizando nuestro milagro. Esta es una de las grandes lecciones de la Biblia, enseñada por Dios por medio de un hombre que a pesar de sus faltas, siempre halló la manera de agradar a Dios.

Ilustración: Tenemos que aprender a clamar a Dios, veamos lo que le dice David a Dios en el Salmo 5:

Escucha, oh Jehová, mis palabras; Considera mi gemir. 2 Está atento a la voz de mi clamor, Rey mío y Dios mío, Porque a ti oraré. 3 Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; De mañana me presentaré delante de ti, y esperaré.

Anuncios

El rey David, fue un ejemplo de pecador que supo agradar a Dios por medio de su arrepentimiento y su dependencia de Dios.

I. ¿Estamos en angustia?

Salmo 6:1Jehová, no me reprendas en tu enojo, Ni me castigues con tu ira”.

David, uno de los hombres más sabios, siempre recurría a Dios cuando estaba en angustia, porque él sabía que “Dios es un Dios que oye la oración. Siempre ha sido así, y sigue como siempre dispuesto a oír la oración. El principio más alentador de la oración y el ruego más poderoso es mirarlo a Él como nuestro Rey y nuestro Dios”.

Entonces nos preguntamos:

II. ¿Qué es lo primero que tenemos que hacer?

2 Ten misericordia de mí, oh Jehová, porque estoy enfermo; Sáname, oh Jehová, porque mis huesos se estremecen. 3 Mi alma también está muy turbada; Y tú, Jehová, ¿hasta cuándo? 4 Vuélvete, oh Jehová, libra mi alma; Sálvame por tu misericordia”.

Tenemos que orar a Dios por nuestra ayuda. Ahora ¿qué es orar? Es: 1. Suplicar, 2, Implorar, y 3 Es rogar.

Cuando estamos en el hoyo más profundo, en la angustia, en lo más profundo de la enfermedad, cuando nuestra fuerza se ha desvanecido, solo nos queda un recurso, y es lo que nos enseña el rey David, y grandes hombres de la Biblia y aún nuestro Señor Jesucristo en sus momentos más difíciles, Él se levantaba muy temprano, y se iba aparte de sus discípulos para hablar con el Padre.

Anuncios

Hay un momento muy crucial en la vida de Jesús, cuando la situación era tan difícil en su lucha contra sus enemigos los fariseos y los doctores de la ley, Él se retira en privado a orar para seguir adelante. (Marcos 3:6Y salidos los fariseos, tomaron consejo con los herodianos contra él para destruirle)”.

¿Qué efecto tuvo esto sobre los legalistas?

Respuesta: Entonces los fariseos salieron, e inmediatamente, en consulta con los herodianos, comenzaron a tomar consejo en su contra, para ver cómo podrían destruirle. Los fariseos no sólo abandonaron la sinagoga; lo hicieron malhumorados. Estaban furiosos (Lucas 6:11).

El hecho de que un lisiado hubiese sido liberado de su grave impedimento no les afectó en lo más mínimo. No se alegraron por este hombre, ni les produjo una actitud amistosa hacia el sanador. Lo que les molestó fue que ellos y su tradicionalismo hubiesen sufrido una humillante derrota ante los ojos de toda la concurrencia.

¡Qué inmensa diferencia entre el enojo de Cristo, totalmente desinteresado (Marcos 3:5) y su resentimiento totalmente egoísta! Además, como indica la palabra “inmediatamente”, aquellos hombres no perdieron tiempo para planear la destrucción de su adversario.

De inmediato comenzaron sus intrigas, eligiendo como secuaces—increíblemente—a los muy impíos y mundanos partidarios de Herodes Antipas y su familia. ¡Una extraña alianza entre los santurrones y los sacrílegos! (véase también 12:13 y Mateo 22:16).

No obstante, un poco de reflexión bien puede conducir a la conclusión de que aquella impía asociación no era tan extraña. La vida y las enseñanzas de Jesús encerraban una denuncia de la mundanalidad, y, por lo tanto, del modo de vida que caracterizaba a los herodianos”.

Anuncios

III. David nos da una muestra de cómo debemos de clamarle a Dios.

Salmos 6:5-7Porque en la muerte no hay memoria de ti; En el Seol, ¿quién te alabará? 6 Me he consumido a fuerza de gemir; Todas las noches inundo de llanto mi lecho, Riego mi cama con mis lágrimas. 7 Mis ojos están gastados de sufrir; Se han envejecido a causa de todos mis angustiadores.”

verss. 1-7. Estos versículos hablan el lenguaje de un corazón verdaderamente humillado, de un espíritu quebrantado y contrito bajo grandes aflicciones, enviada para despertar la conciencia y mortificar la corrupción.

Acerca de José Alberto Vega

Pastor y Capellán de la Red Nacional de Pastores y Líderes para el Desarrollo de El Salvador “Torre Fuerte”, con estudios de Licenciatura en teología de The Miami International Seminary (MINTS), SIMES para El Salvador.

Ver también

Predicas Cristianas - Cuando Dios otorga una sabiduria sorprendente

Me aprovecho de Dios

Bosquejos Biblicos - En la vida cotidiana el ser humano enfrenta muchas situaciones de distintas categorías; como por ejemplo...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *