Inicio / Bosquejos Biblicos / Haciendo memoria de la historia

Haciendo memoria de la historia

Bosquejos Biblicos… Bosquejos para Predicar

Texto de la predicación: 2 Pedro 3

I. El capitulo 3 de 2 Pedro introduce la segunda venida de Cristo a la luz de las enseñanzas falsas.

  • A. Pedro nos exhorta a que pongamos nuestra mirada en la segunda venida de Cristo el rapto de la iglesia.
  • B. La apostasía no prevalecerá al último en contra de la iglesia.
  • C. La apostasía no le quitará a la iglesia la esperanza de irse con Cristo.

II.“Amados”.

A. Pedro hace uso de esta palabra cuatro veces en este capítulo. (vers. 1, 8, 14,17)

Anuncios

B. Pedro quiere dejar saber que le está escribiendo a los amados por Cristo.

i. Juan 13:1: “...Como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin”.

ii. Cristo oró al Padre para que nos perfeccione en su amor, como amados suyos, así como lo ha amado a él. “Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste y que los has amado a ellos como también a mí me has amado”. (Juan 17:23)

iii. El Padre nos hizo acepto en el Amado, que es Cristo. (Efesios 1:3-14)

C. Pedro usa la palabra amados porque él fue amado por Cristo y debe ahora amar con ese mismo amor a sus hermanos. “Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. (vers. 35) En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos a los otros”. (Juan 13:34-35)

D. Solo los “amados” son los llamados a esperar la segunda venida de Cristo en medio de la apostasía. (1 Tesalonicenses 1:1-10)

III. La preocupación de Pedro. (verss. 1-2)

Anuncios

A. Pedro sabe lo importante de recordar siempre lo que hemos aprendido de la Palabra de Dios.

B. Judas, exhorta a que tengamos memoria de las cosas dichas por los apóstoles. (Judas 17-18) “Pero vosotros, amados, tened memoria de las palabras que antes fueron dichas por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo; (vers. 18) los que os decían: En el postrer tiempo habrá burladores que andarán según sus malvados deseos. (vers. 19) Estos son los que causan divisiones; los sensuales, que no tienen al Espíritu”.

C. Pedro hace uso del método de repetición, como un ejercicio mental para poder recordar las enseñanzas divinas. (2 Pedro 1:3-15)

D. Pablo también usa este método para conservar la doctrina del evangelio que recibió de Cristo.

«…Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. 7 No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. 8 Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. 9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema…» (Gálatas 1:6-9)

E. Cristo mismo prometió que el Espíritu Santo nos enseñaría y nos recordaría todas las cosas de Dios.

Anuncios

(Juan 14:26): “Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho”.

F. El deseo de Pedro es que nosotros los cristianos estemos alertas espiritualmente.

i. El habla que en sus dos cartas enviadas a los expatriados de la dispersión, su propósito es despertar con exhortación su limpio entendimiento.

ii. El cristiano es aquel que entiende el propósito de Dios para su Iglesia.

iii. No es solo el entender, sino entender con una mente limpia en el Señor:

«…Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. 9 Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros…» (Filipenses 4:8-9)

iv. Ningún cristiano puede tener un entendimiento limpio sin tener la mente de Cristo. “Porque, ¿Quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá. Mas nosotros tenemos la mente de Cristo”. (1 Corintios 2:16)

Acerca de Gustavo Adolfo Portillo

Ver también

Bosquejos Biblicos.. El Dios de toda consolación

El Dios de toda consolación

Bosquejos Biblicos.. Dios permite que seamos atribulados profundamente para que aprendamos a no confiar en nuestras propias fuerzas, sino en el Dios que...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *