Inicio / Bosquejos Biblicos / Dios, en mi desierto

Dios, en mi desierto

Bosquejos Biblicos

“…Jehová te pastoreará siempre, y en la sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan…Isaías 58:11

Introducción:

A los hijos de Dios nos toca enfrentar desiertos, y cuando esto ocurre muchas veces no queremos orar, no queremos leer la Biblia ni congregarnos, llega a nosotros el desánimo y la incertidumbre. Pero que nos dice Su palabra cuando estamos en esta situación.

Desarrollo:

Anuncios

I. “Jehová te pastoreará siempre” (vers. 11a)

Aunque a nuestros ojos y nuestro entendimiento podamos pensar que Dios se olvidó de nosotros, “Jehová nos pastoreará siempre”.

Y esto nos habla de un amor eterno, continuo, de un interés supremo de parte de Dios, que en medio de nuestro desierto clamemos por su ayuda. Más allá de nuestras quejas, Él permanece a nuestro lado, más allá de nuestras rebeliones, Él permanece fiel.

Las promesas de Dios se cumplen, por encima de nuestra condición emocional, o nuestro sentimiento de abandono. Él siempre estará. Deuteronomio 7:9Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones

II. “En las sequías saciará tu alma” (vers. 11b)

Muchas veces sentimos sequedad, esterilidad espiritual. Esto nos hace volvernos débiles e improductivos. En ese desierto nuestra vida puede caer y ser alimento para las aves de rapiña, o ser saciada por el agua viva. La decisión de sucumbir ante el enemigo o clamar por la ayuda del Señor es nuestra.

Dios no necesita que nadie le cuente lo que nos pasa, porque sus ojos y sus oídos están siempre atentos a nuestro clamor. No importa hasta donde hayamos penetrado en las secas arenas del desierto, lo que si cuenta es si confiamos en que Él nos oirá cuando clamemos.

Anuncios

Isaías 41:17-1817 Los afligidos y menesterosos buscan las aguas, y no las hay; seca está de sed su lengua; yo Jehová los oiré, yo el Dios de Israel no los desampararé. 18 En las alturas abriré ríos, y fuentes en medio de los valles; abriré en el desierto estanques de aguas, y manantiales de aguas en la tierra seca.”

III. “Dará vigor a tus huesos” (vers. 11c)

Toda prueba en el desierto deja marcas, fatiga, cansancio. Todo esto nos debilita. Nos asusta el solo pensar que podemos volver a pasar por lo mismo, pero su Palabra dice que “Dios dará vigor a nuestros huesos”, y ese vigor es la fuerza, la energía, el ánimo para seguir adelante.

Es el impulso, el empuje de Dios para que sigamos adelante, como lo hizo con Elías ante su estado depresivo cuando ya no quería seguir más, cuando sucumbía ante la equivocada idea de que él era el único profeta que había quedado vivo, sin saber que había 7000 profetas que no habían doblado sus rodillas ante Baal.

El Señor quiere darte ese vigor, esa fuerza para que sigas adelante, porque hay mucho por hacer y Dios te tiene en sus planes.

IV. “Y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan” (vers. 11d)

Anuncios

Cuanto gozo producen las promesas de Dios a sus hijos, como cambia el panorama. Lo que antes parecía el fin, la muerte espiritual, se transforma en abundancia de vida. Es que Dios nos permite llegar a tocar fondo por nuestras erradas decisiones, pero después de experimentar el ardor, la sed y la agonía del desierto, Dios interviene y cambia el panorama. Ahora hace de nosotros:

1. Huertos de riego

a. Fecundos
b. Para alimentarnos y alimentar a otros
c. Para producir frutos y semillas abundantes

2. Manantial de aguas que nunca faltan

a. En el desierto hay sequedad, pero en este “huerto” hay aguas abundantes.
b. Esas aguas son abundantes y nunca faltan.

Conclusión:

No hay desierto que te venza, porque Jehová te pastoreará siempre.

© Enrique Ferrara. todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Bosquejos para Predicar

Acerca de Enrique Ferrara

Ver también

Bosquejos Biblicos. Características del cristiano agradecido

Decídase a comenzar de nuevo

Bosquejos Biblicos, la mayoría de personas esperan que el nuevo año sea un nuevo  comienzo para sus vidas, pero tenemos que saber que No es un nuevo año por si mismo lo que nos permite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *