Inicio / Bosquejos Biblicos / Una mentalidad Bíblica acerca del matrimonio

Una mentalidad Bíblica acerca del matrimonio

Bosquejos Biblicos

Génesis 1:27; 2:18, 20-25

Introducción:

Realmente es sorprendente lo que esta pasando en la sociedad, la base de la familia que es el matrimonio se esta destruyendo, los niños están creciendo lejos de sus padres sin tener una formación adecuada de su carácter y de la disciplina personal; y ¿qué estamos haciendo nosotros?

¿Estamos enseñando a nuestros feligreses lo que la Biblia dice acerca del matrimonio, o estamos dejando que en nuestras iglesias los matrimonios se sigan separando?

Anuncios

Lo único que puede cambiar este problema en nuestra sociedad es el conocimiento de la Palabra de Dios, y es necesario entender que:

I. Dios nos hizo hombre y mujer (Génesis 1:27)

A. Hechos por Dios a su imagen
B. Su cónyuge tiene la imagen de Dios
C. No hay lugar para homosexuales o lesbianismo.  El homosexualismo no es mas sino la desviación sexual del hombre, y la Biblia lo llama pecado.

II. El matrimonio es constituido por Dios (Génesis 1:27; 2:18)

A. Dios pensó en una ayuda idónea para Adán
B. Dios pone como responsable al hombre, la mujer es su ayuda

III. Hueso de mis huesos y carne de mi carne (Génesis 2:23)

A. Una sola carne
B. Unidos para toda la vida
C. Confianza, cuidado, respeto

Anuncios

IV. Creados para estar juntos (Génesis 2:24)

A. Dejar a sus padres
B. Unirse a su mujer en todos los aspectos
C. Son uno. ya no pueden estar separados
D. Hasta que la muerte los separe

Conclusión:

El matrimonio es para toda la vida, cambia tu mentalidad leyendo la Biblia y poniendo en practica los principios bíblicos que son nada mas y nada menos que para la felicidad del hombre.

© Wuilfor Vázquez Velázquez. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar

Acerca de Wuilfor Vázquez Velázquez

Ver también

Bosquejos Biblicos.. Andando con una visión iluminada

Andando con una visión iluminada

Bosquejos Biblicos... Necesitamos que nuestra lámpara sea limpiada, y que la luz del evangelio irradie más en nosotros. Solamente Jesucristo puede darnos..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *