Le vino

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

Jeremías 1:1-9

Las palabras de Jeremías hijo de Hilcías, de los sacerdotes que estuvieron en Anatot, en tierra de Benjamín. Palabra de Jehová que le vino en los días de Josías hijo de Amón, rey de Judá, en el año decimotercero de su reinado. Le vino también en días de Joacim hijo de Josías, rey de Judá, hasta el fin del año undécimo de Sedequías hijo de Josías, rey de Judá, hasta la cautividad de Jerusalén en el mes quinto. Vino, pues, palabra de Jehová a mí, diciendo: Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones. Y yo dije: ¡Ah! ¡ah, Señor Jehová! He aquí, no sé hablar, porque soy niño. Y me dijo Jehová: No digas: Soy un niño; porque a todo lo que te envíe irás tú, y dirás todo lo que te mande. No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová. Y extendió Jehová su mano y tocó mi boca, y me dijo Jehová: He aquí he puesto mis palabras en tu boca.

INTRODUCCIÓN

De acuerdo a las estadística del Libro de Jeremías sabemos que fue escrito en los tiempos cuando el pueblo de Dios se olvidó de seguir a Jehová su Dios y prefirieron seguir otro dioses paganos. Y vemos aquí que Dios llama a Jeremías en su temprana edad como a los 21 años y comienza así diciendo: “Palabra de Jehová que le vino”.

Anuncios

BOSQUEJO

I. Las palabras de Jeremías;

a. Palabras escritas por el Profeta Jeremías.

II. Hijo de Hilcías, de los sacerdotes que estuvieron en Anatot, en tierra de Benjamín.

a. Hijo de Hilcías
b. de los sacerdotes que estuvieron en Anatot en tierra de Benjamín.

III. Palabra de Jehová que le vino en los días de Josías hijo de Amón, rey de Judá, en el año decimotercero de su reinado.

a. Palabra de Jehová que le vino
b. en los días de Josías hijo de Amón
c. rey de Judá
d. en el año decimotercero de su reinado

Anuncios

IV. Le vino también en días de Joacim hijo de Josías, rey de Judá, hasta el fin del año undécimo de Sedequías hijo de Josías, rey de Judá, hasta la cautividad de Jerusalén en el mes quinto.

V. Vino, pues, palabra de Jehová a mí, diciendo:

a. Antes que te formase en el vientre te conocí
b. y antes que nacieses te santifiqué, te
c. te di por profeta a las naciones

VI. Y yo dije: ¡Ah! ¡ah, Señor Jehová! He aquí, no sé hablar, porque soy niño.

a. Yo dije
b. !Ah! !ah,
c. Señor Jehová.
d. He aquí
e. No sé hablar
f. Porque soy niño.

VII. Y me dijo Jehová: No digas: Soy un niño; porque a todo lo que te envíe irás tú, y dirás todo lo que te mande.

Anuncios

a. Me dijo Jehová.
b. No digas
c. Soy niño
d. Porque a todo lo que te envíe irás tú.
e. Y dirás todo lo que te mande.

VIII. No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová.

a. No temas.
b. De Ellos
c. Contigo estoy
d. Para Librarte
e. Dice Jehová.

IX. Y extendió Jehová su mano y tocó mi boca, y me dijo Jehová: He aquí he puesto mis palabras en tu boca.

a. Y extendió su mano
b. Tocó mi boca
c. Me dijo Jehová
d. He aquí he puesto mis palabras en tu boca.

CONCLUSIÓN

Cuando viene Palabra de Jehová a nosotros, tenemos que humillarnos delante de su presencia y permitir que seamos instrumentos de Él, para su Gloria y Honra.

Acerca de Franklin Velazquez

Ver también

Bosquejos Biblicos.. Cómo estar contento, cuando no quiero estarlo

Cómo estar contento, cuando no quiero estarlo

Bosquejos Biblicos.. Cuando perdemos el gozo, también perdemos el ánimo por servir a Dios. Nos enfocamos tanto en nuestros problemas que nos olvidamos de...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *