Inicio / Bosquejos Biblicos / El Arca de Dios en el Siglo XX

El Arca de Dios en el Siglo XX

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

«…el cual tenía un incensario de oro y el arca del pacto cubierta de oro por todas partes, en la que estaba una urna de oro que contenía el maná, la vara de Aarón que reverdeció, y las tablas del pacto...» Hebreos 9:4

Dios le ordenó a Moisés que construyera un arca del testimonio, era un cajón de madera forrado en oro y en el cual tenía que guardar dentro tres cosas.

1 Una taza de maná  = Éxodo 16:33-34

A los 2 meses y medio de que Israel apenas había salido de Egipto empezaron a refunfuñar, y a hablar en contra de Moisés a decir en Éxodo 16:3 “…decían los hijos de Israel ojalá hubiéramos muerto por mano de Jehová en la tierra de Egipto, cuando nos sentábamos a las ollas de carne, cuando comíamos pan hasta saciarnos y nos han traído hasta aquí para matarnos de hambre…»

Anuncios

2. La vara de Aarón que floreció = Números 17:5

En otra ocasión en Números 16 un hombre llamado Coré hace una rebelión en contra de Moisés y Aarón, y les dicen acaso que solo ustedes son santos, NOSOTROS TAMBIÉN PODEMOS MINISTRAR A DIOS, se le alían unos 250 hombres.

Al final Dios destruye a Coré y a todos los que con él estaban; entonces Dios le dice a Moisés que cada jefe de las 12 tribus, que agarrara una vara cada uno, y la pusieran en el tabernáculo de reunión y la que floreciera, ese sería el que Dios había elegido para que le ministrara.

3. Las tablas de la ley = Deuteronomio 10:1-2

En Éxodo 34 Dios le dice Moisés que suba nuevamente al Monte para darle otras tablas, ya que las primeras Moisés las había quebrado al bajar del monte, y se había encontrado al pueblo adorando a un becerro de oro que el mismo Aarón les había hecho , estas otras fueron las Moisés metió en el arca del testimonio

El arca significaba algo muy grande para los hijos de Israel, el sacerdote entraba una vez al año a ministrar a Dios, y ha pedir perdón por los pecados de todo el pueblo.  Entraba amarrado a la cintura con mecate largo y dentro empezaban a moverse unas como campanitas que usaba en el borde del vestido sacerdotal, y si las campanitas no sonaban tenían alarlo por el mecate, porque significaba que el sacerdote estaba en pecado y había caído muerto.

Ellos sabían que en el arca estaba la presencia de Dios, y que si el arca estaba con ellos, el mismo Dios estaría con ellos.

Anuncios

Para las guerras el arca tenía que ir adelante con los sacerdotes, para la conquista de Jericó no pelearon si no que le dieron vueltas a la ciudad, los sacerdotes adelante con el arca y los muros se cayeron.

Pero en 1 Samuel los sacerdotes están haciendo lo malo ante los ojos de Jehová, son unos hombres malos OFNI Y FINEES hijos del sacerdote Eli.  En el capítulo 4 Israel está peleando contra los filisteos y empiezan a perder la batalla, y dicen traigan el arca porque la estamos viendo fea, y con el ARCA aquí de seguro ganamos. Al final de esta parte los filisteos se robaron el arca.

Curiosamente una vez un hombre quiso tocar el arca, y con solo el intento cayó muerto.  ¿Qué había pasado? ¿Qué había pasado con el arca perdió su poder?

¿Aguantara el pastor Jhonny otra caminata?

¿Podremos hacerle un ADN a Sasao?

¿Nos convencerán los saprissistas para que nos aliemos a ellos?

Anuncios

Ahora tu me dirás, esta muy bonita la historia del arca, ¿pero nosotros qué?

Te voy a decir que nosotros somos el arca del siglo XX.  En nosotros tiene que estar la vara de Aarón que floreció, que significa la vida de Dios tiene que estar el maná, el pan que cayó del cielo ¿Quién es el pan del cielo CRISTO.  Y también tenemos que tener la ley de Dios en nuestra vida ¿amén?; Deuteronomio 11: 20 las escribirás en los postes de tu casa

Pero lo más importante que tenía el arca, es que era la presencia de Dios, la misma gloria de Dios.  Al final Israel tenía el Arca como un amuleto de la buena suerte, indistamente de cómo estuviera su condición espiritual; por eso los filisteos se la habían robado era una simple caja sin ningún poder.

No podemos tener las cosas de Dios como amuletos de buena suerte

1. No podemos comprar a Dios con nuestros diezmos y ofrendas,creyendo que como estamos dando para la obra ya estamos salvos

2. O si tienes un examen le pides a pastor que ore por ti,si no estudias te va a ir mal aunque el pastor se reviente orando

3. O pensamos que por venir todos los días a la iglesia nos vamos a salvar, aunque andemos haciendo cosas malas allá afuera donde ni el pastor ni los hermanos nos ven, pero el Señor si nos ve.

Lo más importante que tenemos que cuidar es la presencia de Dios

Acerca de Gerardo Rivera Rios

Ver también

Predicas Cristianas - Siete errores

Aprendiendo de los errores de otros – 1

Bosquejos Biblicos; aprendamos de los errores de otros. Antes que tengamos que aprender de los propios, y sea todavía más doloroso. Dios no solo se...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *