Inicio / Bosquejos Biblicos / Todo lo grande empieza pequeño

Todo lo grande empieza pequeño

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

1 Samuel 9:20-21

Introducción:

Imagínese que a usted se le pierda algo de valor y que cuando usted ande buscando esto de valor envés de encontrarse lo perdido, usted halle algo tan valioso cual no se le pueda poner precio, y envés de recibirlo con las manos abiertas usted diga que usted no se lo merece, no es digno, es muy pequeño etc. O en otras palabras se menosprecie usted solo.

Hoy vamos a ver como la pérdida de las asnas del padre de Saúl lo llevaron a encontrar la Corona Real, y la curiosa reacción que él tuvo muy típica de humano.

(A) Lo que nosotros buscamos o lo que queremos no es lo que Dios tiene para nosotros!

¿Hace años dónde estabas y ahora dónde estás? ¿Lo que estás haciendo hoy es lo que pensabas hacer tiempo atrás? ¿Se nos han presentado oportunidades que quizás no tomamos porque igual que Saúl nos menospreciamos a nosotros mismos?

Muchas veces Dios nos lleva en caminos que nosotros no entendemos. Veamos como Saúl fue llevado por Dios a donde Dios quería que él fuera no adonde Saúl quería ir. El día que se perdieron las asnas de su padre Saúl no tenía en sus planes viajar fuera de su casa hasta llegar a Zuf (1 Samuel 9:3-5).

Saúl fue forzado a dejar su comodidad para ir en busca de las asnas. A veces cuando a nosotros nos pasan cosas negativas nosotros renegamos y nos enojamos y decimos, “por qué nos pasan las cosas malas.” Sin saber que en eso negativo Dios tiene al positivo para nuestra vida. (Siempre que a usted le pasa algo fuera de sus planes, siempre dígale a Dios que se haga su voluntad porque él siempre tiene todo bajo control.)

(B) ¡No nos menospreciemos!

Ya Saúl cansado y quizás frustrado decide regresar pero Dios usa al criado de Saúl para llevar a cabo sus planes (1 Samuel 9:6-10). Ahora Saúl iba con el pensamiento de preguntarle a Samuel sobre las asnas de su padre pero que sorpresa para Saúl cuando Samuel dice (v.20)

En cuanto a las asnas que se te perdieron hace ya tres días, pierde cuidado de ellas, porque han sido halladas. Además, ¿para quién es todo lo que hay de codiciable en Israel, sino para ti y para toda la casa de tu padre?

Dios no solo tomó cartas en el asunto resolviendo el problema sino que le trae esta gran bendición diciéndole Además, ¿para quién es todo lo que hay de codiciable en Israel, sino para ti y para toda la casa de tu padre? Pero la naturaleza de Saúl le responde (vers. 21) ¿No soy yo hijo de Benjamín, de la más pequeña de las tribus de Israel? Y mi familia ¿no es la más pequeña de todas las familias de la tribu de Benjamín? ¿Porqué, pues, me has dicho cosa semejante?

Nunca dejemos que el enemigo nos intimide no nos menospreciemos pensando que somos muy pequeños o incapaces porque para Dios somos (Leer 1 Pedro 2:9) “…Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable…”

Goliat trato de menospreciar a David porque era pequeño y joven (Leer 1 Samuel 17:42), pero sabemos lo que a Goliat le paso.

También sabemos la historia de Gedeón de un ejército de 32,000 hombres Dios le redujo a 300 hombres (Leer Jueces 7:3). Dios nunca ha necesitado de grandes personajes ni grandes ejércitos para llevar a cabo sus planes (Leer 1 Samuel 16:7).

Conclusión:

Cuando Dios quiera hacer algo grande en tu vida no le digas que eres muy pequeño o que no puedes. ¿Qué hubiera pasado si Saúl se hubiere mantenido en su posición que era muy pequeño, (vers. 21) o David hubiera visto la estatura del gigante y no la de Dios,o Gedeón hubiere confiado en su ejército de hombres y no en el ejército de Dios?

Cuando Saúl fue ungido como rey y presentado al pueblo dice el vers. 27 de 1 Samuel – Pero algunos perversos dijeron: «¿Cómo nos ha de salvar este?» Lo despreciaron y no le llevaron presentes; pero él disimuló.

No dejemos que las personas nos digan que no vamos a poder, porque siempre el enemigo nos despreciara y nos dirá que no vamos a poder como dijeron del rey Saúl.

No nos dejemos intimidar y cuando Dios llame a su vida digamos que SI, confiando en Dios, porque al fin, si él nos ha llamado a algo grande es porque él sabe que el nos llevara triunfando hasta el final.

© Gloria Gutiérrez. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Bosquejos para Predicar

Acerca de Gloria Gutiérrez

Ver también

Bosquejos para predicar - La necesidad de un avivamiento en la familia

La necesidad que nos hace buscar

Bosquejos Biblicos; estamos viviendo tiempos difíciles, tiempos de dificultad los cuales han llevado a muchos a la desesperación incluso a la depresión..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *