Inicio / Bosquejos Biblicos / El reino de Dios es un tesoro

El reino de Dios es un tesoro

Bosquejos Biblicos

Mateo 13:44; 10:39

Introducción:

En este bosquejo para predicar se quiere profundizar en el texto bíblico de Mateo que habla sobre aquel tesoro escondido, hallado por un hombre, el cual se despojará de todo en pos de conseguir el lugar en el que está tal tesoro. Así, podremos ahondar en temas como la búsqueda de Dios, su palabra y su reino espiritual, el camino para encontrar ese campo que atesora ese recompensa del padre pero también la noción de secreto. ¿Por qué un tesoro como el reino de Dios se torna un secreto para nuestros ojos?

Desarrollo:

Anuncios

1. En búsqueda de aquel campo…

a. ¿De qué campo se trata?:

i. La palabra del padre es un campo fértil para el crecimiento espiritual
ii. Es un jardín secreto que guarda sus tesoros

2. ¿Qué es ese tesoro?

a. El reino de Dios es el mayor galardón del altísimo para nosotros.

b. Es aún secreto para algunos: los que no buscan no hallan. Para ellos tan tesoro es un mito, una creencia, una mentira.

c. Es una revelación para los que se empeñan en encontrarlo: ellos se despojan de todo en pos de encontrar y atesorar lo que el padre ha guardado en medio de su palabra, el campo espiritual.

Anuncios

3. ¿Cómo llegar a ese lugar?

a. No conozco el camino: No hemos hecho lo suficiente para hallar a Jesús y nadie lo va a hacer por nosotros.

b. Estoy perdido: Se ha tomado el camino equivocado. Conviene seguir el camino de luz y vida.

c. El camino ya está trazado: Se llama Jesús. Dios lo delineó para nosotros

d. Cristo, el guía: Él nos dirige a nuestro a ese campo, y nos da orientación en nuestro afán de encontrar la dádiva del cielo

4. Jesús, guía, camino y dueño de las llaves del tesoro: “Sígueme”

Anuncios

a. Aceptar: Tenemos la actitud precisa, aquella que tuvieron todos aquellos que le siguieron, como sus apóstoles, los diáconos, evangelistas y demás seguidores. Ellos lo dejaron absolutamente todo y su galardón ya es grande.

b. Pensarlo: El joven rico quería salvar su alma, y Dios lo invitó a seguirle dejando sus posesiones, pero él no se decidió, tenía mucho a lo que renunciar. La Biblia no menciona más sobre este hombre, sin embargo, por cómo aceptó la palabra de Jesús muy posiblemente no fue realmente capaz de seguirle.

c. Negarse: Judas Iscariote fue llamado a ser discípulo pero opto por negarse a continuar traicionando a su maestro.

5. El hombre que busca atajos o trampas para llegar al tesoro

a. Hacer trampa: Simón el mago quiso comprar el espíritu santo de Dios a los apóstoles (Hechos 8:9-24). Fingió creer de verdad, pero su intención verdadera era el tener el poder para obtener el don de Dios con dinero. Quería hacer trampa.

b. “Un atajo sería ideal”: Nos decidimos buscar la gracia de Dios de vez en cuando. A veces logramos avanzar un poco, otras veces nos estancarnos o peor aún, retrocedemos. Nos quejamos y quisiéramos que la hallar la gracia de Dios fuera más fácil.

6. ¿En qué manos termina el tesoro?

a. En aquella persona que respeta el camino, y no se aparta de él, se mantiene en la búsqueda y “persevera hasta el fin…” (Mateo 24:13)

b. En aquella persona que por su arrepentimiento y la fe se decide seguir el camino del Padre en la búsqueda del galardón celestial.

Conclusión:

El reino de Dios es un tesoro incalculable. Su palabra es el terreno fértil en el que podemos hallar este tesoro. Para hallarlo necesitamos renunciar a todo e irnos en pos de él. Pero no basta la intención, sino encontrar el camino, ese que nos conduce a nuestra meta.

En este sentido, Jesús se constituye en el medio para alcanzar el galardón del cielo. No podemos ni siquiera pretender hallar atajos o buscas trampas, eso no corresponde a un verdadero creyente de Dios. La búsqueda exige una entrega total, la cual se sustenta en la perseverancia. Estancarse o retroceder solo nos alejan de esta dádiva del Señor.

© Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar.

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Bosquejos Biblicos - El publicano rescatado

El publicano rescatado

Bosquejos Biblicos - Aunque no somos del mundo, hemos sido enviados al mundo: Para ser la sal de la tierra, debemos mezclarnos con la carne, Para ser la luz del mundo, debemos alumbrar en las tinieblas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *