Como recuperar la vitalidad espiritual

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

Texto: Isaías 64:1-12

Introducción:

Muchas son las circunstancias que pueden traer un estancamiento espiritual.

I. Cuando la gloria es cosa del pasado: Y el deseo y anhelo de un despertar espiritual, no se alcanza

A. Recordaban el poder visible de Dios
B. Recordaban como Dios salía al encuentro de su pueblo, del que hacía Justicia, y de los que se acuerdan de Dios en sus caminos (Ministros tan ocupados en la obra de Dios, que se olvidan de Dios).

II. Como se interrumpe o estorba la presencia d Dios:

A. Cuando pecamos hacemos enojar a Dios
B. Cuando se persevera en pecado largo tiempo, se pierde la salvación (ver.5)

III . La débil y miserable naturaleza humana: (El Bien Humano v.s Bien Divino)

A. Somos suciedad todos
B. Nuestra Justicia es trapo inmundo
C. Caímos como las hojas
D. Somos llevados por nuestras maldades
E. Incapacidad, dureza e ignorancia para volvernos a Dios.

IV. La actitud de Dios:

A. Se esconde al no ser tomado en cuenta
B. Se marchita el hombre , es como la planta que está viva pero apagada por la falta de agua
C. La maldad toma dominio del hombre de Dios
D. Le pide que se enoje en sobre manera y que no tenga perpetua memoria del pecado (Eli)
E. La condición del pueblo en pecado (Soledad y desierto)
F. Se pierde la gloria, majestuosidad del santuario y lo precioso es destruido.
G. Se recupera con el proceso que señala la Biblia en (Juan 1:9)

Conclusión:

Si nos volvemos a Dios cambiarán los tiempos,  y vendrán todas esas promesas y bendiciones retenidas.

© Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar.

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas un central de sermones cristianos dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos.

Ver también

Bosquejos Biblicos.. Enséñame a vivir

Enséñame a vivir

Bosquejos para predicar. Se ha preguntado: ¿cuántos días nos quedan en este mundo? Eso realmente no lo sabemos, y a veces es mejor no saberlo nunca. Lo que sí..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *