No te quedes pequeño.

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

Isaías 60:1; Génesis 1:28

INTRODUCCIÓN

Cuando Dios nos creó nos bendijo con los dones de la fructificación, la multiplicación y el señorío. Estamos diseñados para lo grande, para gobernar, para producir mucho fruto. Portamos la creatividad de Dios, su inteligencia, su bondad, su amor y su gracia.

Así como las plantas nosotros estamos diseñados para crecer y para producir cosas hermosas. Dios nos hizo con capacidades para avanzar, para multiplicarnos y para ser de bendición. Todo lo contrario no viene de Dios. Quedarnos pequeños o no avanzar en lo bueno va en contra de nuestra naturaleza.

Anuncios

Cuando entendemos que en nuestra genética está la capacidad de avanzar y fructificar, buscaremos realizar cambios y nos negaremos a quedarnos pequeños.

DESARROLLO

I. Dios es la fuente de crecimiento

a. Separados de Él no lograremos avanzar (Juan 15:4-5): Dios espera que nos desarrollemos, que avancemos y demos buen fruto, y Él nos da la fórmula: Permanecer en Él para llevar mucho fruto porque separados de Él no podremos hacer nada. Él es la sabia que nutre nuestras vidas.

b. Atrévete a hacer cambios que Dios te respaldará (1 Corintios 15:57): Dios promete darnos la victoria. Avanza en fe porque Dios está de tu lado para que seas más que vencedor (Romanos 8:37), en todo lo que te propongas y que esté en el propósito de Dios, Él te apoyará para que logres lo que has determinado.

II. No eres un bonsái.

Aunque cultivar bonsái es una hermosa y difícil ciencia, nosotros los seres humanos no somos bonsái. A un bonsái no se le permite crecer, sino que a través de una delicada técnica hay alguien que se empeña en que estos árboles sean pequeños y cuando comienzan a cultivarlos su objetivo es impedir su crecimiento.

Anuncios

a. No permitas que las circunstancias impidan tu crecimiento (Isaías 60:1): Dios nos invita a levantarnos, a resplandecer en medio de toda situación adversa. Las frustraciones, los resultados inesperados, los conflictos, las desavenencias no pueden ser la razón que nos impida el crecimiento.

A veces una circunstancia o hasta las personas pueden convertirse en ese agricultor llegándose a especializar para impedir que crezcamos, aplicándonos técnicas para impedir nuestro crecimiento. Hoy debes entender que no eres un bonsái, sino estás diseñado para ser un gran árbol que de fruto, que de sombra y que crezca fuerte y admirable.

b. Desarrolla tu potencial (Salmos 1:3): Aquel que se deleita en la Palabra de Dios tiene promesa de ser prosperado en todo lo que haga. Así que crece, da mucho fruto. Rompe la maceta donde te han metido y crece sin límites.

c. Estás destinado a ser un árbol frondoso (Juan 15:8): Dios se glorifica cuando nos disponemos a dar mucho fruto, cuando crecemos y nuestro crecimiento produce grandes ramas para acobijar y bendecir a otros. Aún la semilla más pequeña como la mostaza, dice que llega a ser un árbol frondoso y muy admirable.

Crecer es tu destino, ser productivo es tu meta, moldear tu vida y tu carácter con la ayuda de Dios es el propósito de Dios. No te creas bonsái, visualízate un gran árbol de mostaza, un gran roble.

CONCLUSIÓN

Anuncios

Dios nos bendijo con toda bendición espiritual (Efesios 1:3) y nos capacitó para avanzar y crecer, cuando hacemos esto lo glorificamos y lo honramos. A veces crecer duele y es difícil, pero en ti hay una semilla reventando, o tal vez ya eres una planta que germinó y salió a buscar el sol, posiblemente ya eres un arbusto, pero aún necesitas cambios, aún necesitas crecer, aún necesitas avanzar.

Cada área de tu vida es una oportunidad para crecer: lee la Palabra, escucha consejos sabios y pide la ayuda de Dios para crecer. En ti está la bendición de Dios que te capacita para llevar mucho fruto: Sólo permanece aferrado a Él y pronto verás muy buenos resultados.

© Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar.

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas un central de sermones cristianos dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos.

Ver también

Predicas Cristianas... El poder sanador de la iglesia

Un real adorador

Bosquejos Biblicos, ¿somos nosotros adoradores o seguidores? Jesús también quiso saber la respuesta a esta pregunta. Los adoradores de Cristo substituyen..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *