Inicio / Bosquejos Biblicos / Verdadero Gozo

Verdadero Gozo

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

Textos Biblicos: Salmos 16:11; Filipenses 4:4

INTRODUCCIÓN

A lo largo de nuestra vida nos han enseñado que la felicidad depende de ciertas circunstancias que deben darse a nuestro alrededor, por ejemplo: una carrera universitaria, un buen matrimonio, tener hijos, rodearse de buenos amigos, tener carro propio, lograr independencia económica. Y aunque ciertamente estos son logros dignos de admiración y no criticables, pues la felicidad no se basa en ellos.

¡Cuántas personas tienen un buen matrimonio y un buen trabajo y aún así no son felices! La felicidad va más allá de condiciones externas. La Biblia lo llama gozo y lo cataloga como un fruto que produce el Espíritu Santo cuando mora en nosotros.

Anuncios

DESARROLLO

1. ¿Qué significa gozo?

En la Biblia el gozo es “una intensa felicidad o gran deleite”. Además está definido como parte de la personalidad del cristiano, ya que es un fruto que produce el Espíritu Santo. Como fruto crece cada día y se hace más evidente.

2. Dios es quien produce el verdadero gozo (Salmos 16:11):

La presencia de Dios produce gozo y deleite. El gozo no es pasajero ni circunstancial.

a. El gozo se basa en una esperanza y fe en un Dios fiel (Salmos 62:5): Nuestro gozo y confianza están puestas en Dios, en sus bendiciones y su presencia que nos acompaña cada día de nuestra vida.

b. El gozo no depende de las circunstancias (2 Corintios 4:17): El cristiano está consciente que toda situación es pasajera y que más bien sirve para ser edificados.

Anuncios

3. Dios puede cambiar nuestro lamento en risa (Salmos 30:11-12)

En medio de la angustia y la adversidad Dios promete llenarnos de felicidad. La promesa de Dios dice que todo lamento o tristeza, Él la convertirá en fiesta, en alegría, y si Dios lo dice así será.

En nosotros está la capacidad para vivir en alegría y paz porque el Espíritu de Dios quien mora en nosotros nos da esa fortaleza, en Él todo lo podemos lograr. Tomados de la mano de Dios Él puede cambiar nuestro lamento en risa.

4. Visualiza un mejor porvenir (Filipenses 3:13-14):

Aprende a ser visionario, extiéndete a lo que está delante de ti, toma las promesas de Dios, cree que tomado de la mano de Dios vienen cosas mejores.

a. Dios abre nuevos caminos para darnos nuevas oportunidades (Isaías 45:2): Debo mirar con esperanza y fe mi futuro sabiendo que Dios puede enderezar mis caminos, abrir nuevas sendas, aumentar mi fe y convicción para avanzar hacia lo bueno.

Anuncios

b. Dios nunca me abandonará por difícil que parezca el camino (Isaías 43:2,4): Soy de gran estima para Dios, Él me ha dado un lugar honorable así que mi futuro está seguro en Él. Las circunstancias no lograrán consumirme ni quitarme el gozo de la salvación.

CONCLUSIÓN

En la vida nos encontraremos con circunstancias agradables y otras adversas. Decide ser feliz en medio de cualquier circunstancia. Tal vez lo que estás viviendo en este momento no es lo mejor, pero una buena actitud te ayudará a sobreponerte, a ver las cosas diferentes y ser de bendición para otros.

Una actitud enfocada en las promesas de Dios te llevará a tener mejores resultados, a crecer y vencer obstáculos. Es una decisión ser feliz y sonreír aún en medio de las dificultades. Dios está con nosotros dándonos su ayuda en todo tiempo.

© Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar.

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Predicas Cristianas - Siete errores

Aprendiendo de los errores de otros – 1

Bosquejos Biblicos; aprendamos de los errores de otros. Antes que tengamos que aprender de los propios, y sea todavía más doloroso. Dios no solo se...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *