Inicio / Bosquejos Biblicos / Llamados para servir

Llamados para servir

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

Mateo 20:28; Efesios 6:7

INTRODUCCIÓN

Hoy día se piensa que el servicio es una función humillante o denigrante. Es muy común conseguir en los hogares esposos, hijos, padres que se niegan a servirse mutuamente por no considerarlo digno.

Pero en el pueblo de Dios Jesús nos dejó un gran ejemplo de servicio, Él mismo lo expresó al decir que venía para servir y no para ser servido. El amor implica servicio, dedicación. Como hijos de Dios somos llamados a servirle a Él y a nuestro prójimo.

Anuncios

DESARROLLO

I. Dignos discípulos del gran Maestro (Mateo 20:28)

Jesús nos dejó un modelo de servicio.

Jesús estuvo atento a las necesidades para servir (Mateo 9:35): Donde Jesús iba servía porque estaba atento a las necesidades de las personas.

Ser observadores y diligentes para actuar con prontitud así como Jesús lo hacía.

Aún en medio del dolor y el cansancio sirvió (Mateo 14:25-27): No esperemos tener las mejores condiciones para hacerlo.

Servir es una actitud que va más allá de mis propios intereses.

Anuncios

II. Sirve con tu ejemplo (Tito 2:7)

La mejor manera de servir es mediante un buen ejemplo, dice la Palabra de Dios que debemos ser íntegros con lo que enseñamos, que debemos hacer buenas obras y que nuestra conducta y palabras deben ser irreprochables. El verdadero hijo de Dios debe entender esto y trabajar para que su vida sea un digno ejemplo de aquel a quien sigue.

Comienza tu primero: No estés esperando que otro lo haga, sirve cuando veas la necesidad aunque nadie más colabore.

Predica con tu ejemplo, que seas digno de admiración (1 Pedro 3:2): Una conducta que inspire respeto y autoridad.

Promueve que la gente hable bien de ti. Sé íntegro, responsable e irreprochable.

III. Sirve con tus talentos y un corazón dispuesto (1 Pedro 4:10-11)

Anuncios

Dios nos ha dado a todos habilidades especiales que debemos poner para el servicio de los demás.

Piensa en las cosas buenas que sabes hacer: Conforme al don que Dios te dio: hablar, aconsejar, sonreír, cocinar, tocar un instrumento, escribir, ayudar al prójimo, hacer manualidades, ser alegre. Todo Dios te lo da para ponerlo al servicio de los demás.

Sirve ministrando el poder de Dios (1 Pedro 4:11): Ministra conforme al poder de Dios: Ora por las personas, motívales en su fe, imparte la Palabra confiando en la obra del Espíritu Santo.

IV. Tips para aprender a ser serviciales

Si te cuesta servir ya sea por distracción, timidez o falta de ideas, te presentamos algunos tips que de seguro te ayudarán.

  • Utiliza pequeños detalles como muestra de amor
  • Mantén una actitud permanente de colaboración.
  • Busca el bienestar de todos
  • Observa a tu alrededor cada vez que entres a un lugar y visualiza las necesidades
  • Identifica dónde puedes colaborar
  • Ten la iniciativa: No esperes que otro lo haga
  • No busques nada a cambio
  • Sonreír y demuestra entusiasmo
  • Sé útil donde quiera que estés.

CONCLUSIÓN

Servir a los demás es uno de los llamados y ejemplos más importantes que Jesús nos dejó. Él vino a servir y lo hizo con excelencia, dando hasta su vida para beneficio de todos. Los hijos de Dios servimos a Dios sirviendo al prójimo porque esto le agrada a Él.

Pídele a Dios que te use para servir a tu prójimo, medita sobre cómo puedes servir a tu familia, a tus padres, a tus hermanos o hijos. Sé un instrumento de bendición para la vida de tus amigos… ¡Hay mucho por hacer!

© Predicas biblicas. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar.

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Bosquejos Biblicos - El publicano rescatado

El publicano rescatado

Bosquejos Biblicos - Aunque no somos del mundo, hemos sido enviados al mundo: Para ser la sal de la tierra, debemos mezclarnos con la carne, Para ser la luz del mundo, debemos alumbrar en las tinieblas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *