Inicio / Bosquejos Biblicos / El liderazgo cristiano

El liderazgo cristiano

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

(Marcos 10:43-44); (Hebreos 13:7); (Proverbios 11:14); (1 Pedro 4:10)

Introducción:

El liderazgo cristiano es un llamamiento a toda alma que se confiesa seguidora de Cristo. En la Biblia hayamos muchos ejemplos de esta cualidad espiritual caracterizada por la conducción de una tarea y el cuidado y orientación de un grupo de personas, desde Noé, Abraham, José, Nehemías, los apóstoles y como máximo ejemplo Jesús.

Sin duda, nuestros pastores pueden ser considerados como los líderes más “visibles” en nuestras congregaciones, sin embargo el liderazgo también alcanza, en mayor y menor grado, a todos aquellos que integran una comunidad cristiana.

Anuncios

En este bosquejo de predicación vemos cuán necesario es desarrollar esta cualidad de liderazgo en pro del desarrollo espiritual (cualitativo) y cuantitativo de la obra de Dios, analizando con énfasis tres aspectos fundamentes, el asumir el llamamiento de Dios como líderes, mantener la vida espiritual de la comunidad y lograr su crecimiento.

Desarrollo:

¿Qué es el liderazgo cristiano?: Es la cualidad de asumir, mantener y desarrollar una responsabilidad en el entorno en el que nos desenvolvemos como cristianos.

a. Asumir: Esto tiene que ver con aceptar la responsabilidad o llamamiento que se nos es encargado.

i. Sin duda, este primer paso implica aceptación ante el llamamiento. Pensemos en Jesús y hallaremos todas las cualidades de un líder.

ii. Asumir implica aceptar en humildad lo que en nombre de Jesucristo y bajo el amor de Dios nos es confiado. Profetas como Moisés, Jacob, Esdras, Samuel o discípulos como los 12 apóstoles son gran ejemplo del llamamiento de Dios.

iii. La confianza es un don elemental en el líder que acepta el llamamiento. Es una señal divina de que alguien es capaz de llevar consigo una responsabilidad divina. Daniel se destaca en este acápite.

Anuncios

iv. La confianza es lo que inspira un líder cristiana a la comunidad con la que está a cargo.

v. La responsabilidad de un líder implica el cuidado de las almas y debe existir la capacidad y autoridad espiritual para lograr mantenerlas unidas.

vi. La autoridad no significa tiranía o autoritarismo, sino todo lo contrario, tiene que ver con la convicción plena para hacer cumplir la palabra de Dios a través de una actitud estricta, organizada,

b. Mantener: Lo cual tiene que ver con mantener en el tiempo la tarea conferida. O sea, ser capaces de que salvaguardar “con vida” aquello que nos ha sido confiado dentro de nuestra comunidad cristiana.

i. Si portamos algún ministerio, llevamos el liderazgo siendo responsables y santificados con nuestras prédicas, escudriñando con denuedo las escrituras, asistiendo a los hermanos que mayor atención precisan, instruyendo a siervos jóvenes, y esforzándonos en ser un ejemplo para la comunidad. Pablo y Pedro eran un ejemplo altísimo de gran entrega en su ministerio, pues en sus epístolas se puede percibir el grado de profundidad de su conocimiento, convencimiento y entendimiento de la palabra de Dios la cual compartían con las comunidades a las que habían instituido. Además, tenían hermanos en la fe que los instituía como líderes de sus comunidades como Timoteo, Silas, Bernabé, Aquila, Priscila. Por su parte, Pedro contaba con Marcos o Lucas, ambos destacadísimos por haber escrito dos evangelios.

ii. Si somos responsables y consecuentes de alguna tarea específica, como cuidar los ambientes en los que se congrega la comunidad, enseñar a los niños o jóvenes la doctrina que profesamos, enseñar música, organizar estudios bíblicos, la limpieza o arreglo de la capilla o salón de culto o cualquier otra actividad relacionada con el activar ministerial dentro de la iglesia, también estaremos manteniendo viva la tarea encomendada.

Anuncios

c. Desarrollar

i. Llevar nuestro ministerio tiene que ver con el crecimiento (no necesariamente cuantitativo). Porque donde está Dios, hay vida, y la vida denota crecimiento. Entonces, si nuestro liderazgo se destaca por un buen manejo de nuestras responsabilidades y funciones podremos, con certeza, hallar desarrollo espiritual primero en nosotros mismos, luego nuestros hermanos, consiervos

ii. El desarrollo espiritual como genuino indicio de crecimiento: Un líder cristiano busca primero forjar el lazo espiritual entre la comunidad y Dios, esto marca un desarrollo verdadero en la iglesia, porque se entiende que el crecimiento espiritual es base para que afloren otras añadiduras como el crecimiento en la asistencia de nuevos miembros en la iglesia (lo cual no hace más que complementar este crecimiento cualitativo).

iii. Una comunidad unida puede también inspirar el crecimiento cuantitativo: Este también es el trabajo de los líderes. Si existe una organización adecuada para poder en marcha un trabajo de testificación a personas en busca de la palabra de Dios, con siervos altamente cimentados en la fe y afianzados en el conocimiento de la palabra de Dios, y rogando en todo momento por la bendición de Dios en este cometido, entonces se puede conseguir un crecimiento cuantitativo de miembros, para la gloria del todopoderoso por su gracia infinita para las nuevas almas.

Conclusión:

El liderazgo cristiano se destaca por un sinfín de características. En este bosquejo de predicación se expone tres importantes cualidades como el aceptar el llamamiento del señor cuando él nos quiere confiar una tarea de servicio a su pueblo. Seguidamente está el mantener en unidad, amor y fe a la comunidad, lo cual se consigue a través de cuidados espirituales comenzando con una prédica sustanciosa de la palabra de Dios, asistiendo a los hermanos con estudios bíblicos, visitas a sus hogares y oraciones constantes por todos ellos.

El liderazgo no solo atañe a los hermanos que llevan un ministerio en ellos, pero en cierta forma a cada uno de los que integra la comunidad. Así, los que se encargan de enseñar a los niños, o los que limpian y adornan el lugar de congregación o aquel hermano o hermana que intenta vivir y transmitir su fe ya está aprovechando esta oportunidad del padre para crecer en su liderazgo.

Por otra parte, como líderes cristianos tenemos la misión llegar a más personas a través de la testificación (pero a no confundir esto con solo querer llenar capillas olvidando lo espiritual). De cualquier forma, donde hay un liderazgo responsable, constante, organizado, honesto, desprendido y bendecido, seguramente está Dios utilizando a uno y varios de sus hijos como sus instrumentos.

© Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Bosquejos Biblicos.. El Dios de toda consolación

El Dios de toda consolación

Bosquejos Biblicos.. Dios permite que seamos atribulados profundamente para que aprendamos a no confiar en nuestras propias fuerzas, sino en el Dios que...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *