Restaurar el amor

Bosquejos Bíblicos

Prédica de Hoy: Restaurar el amor

Bosquejos para Predicar Texto Bíblico: «…te ruego por mi hijo Onésimo, a quien engendré en mis prisiones…» «…Porque quizá para esto se apartó de ti por algún tiempo, para que le recibieses para siempre; no ya como esclavo, sino como más que esclavo, como hermano amado…» (Filemón 1: 10; 15)

Introducción:

La carta a Filemón transmite la intercesión del Apóstol Pablo para la reconciliación entre Filemón y Onésimo. El trasfondo histórico ubica el escrito en los años del primer encarcelamiento de Pablo en Roma, lugar donde se encontrará con Onésimo, un esclavo de Filemón que había escapado de la casa de su amo robándole algunas cosas.

Pablo, mediante su autoridad de Apóstol y seguidor de Jesucristo, envía esta carta a Filemón a través del mismo Onésimo, esperando así el reencuentro y la reconciliación de estas dos personas.

Desarrollo:

La ley y la gracia

a) Según las leyes romana y mosaica, Filemón tenía el derecho de castigar a Onésimo por robarle y escapar de su casa.

b) Pero por la gracia, se abría una gran oportunidad para Filemón y Onésimo de restaurar la relación entre ellos, ya no como dueño-esclavo, sino como hermanos en la fe.

c) Porque la gracia se extiende entre los que tienen fe: Si bien Filemón ya era seguidor de Cristo (era un creyente destacado de la iglesia de Colosas), Onésimo no lo era hasta el momento en que se encuentra con Pablo, quien lo motiva a dejar su vida pasada y convertirse al cristianismo.

Esclavos espirituales

  1. Onésimo fue esclavo de sus faltas, pero su arrepentimiento lo liberó de ellas.
  2. Es comprensible pensar que Filemón apresó en él una actitud negativa sobre Onésimo por la falta que cometió contra él.
  3. Ambos fueron esclavos espirituales por el incidente que se suscitó entre ellos.

Jesucristo, el intercesor

a. En el nombre de Jesucristo, Pablo actuó de intermediario entre estas dos personas y las persuadió para que optaran por la reconciliación e instauraran una hermandad en la fe.

b. El intercesor tiene la sabiduría de encontrar las virtudes en medio de los errores. Así, Pablo fue capaz de justificar su pedido de perdón a Filemón, resaltando el hecho de que Onésimo había cambiado y demostrado que podía ser por otra vez digno de confianza.

c. El intercesor busca el momento y el escenario adecuado para reencontrar a las personas en conflicto y Pablo fue muy perspicaz y sabio al mandar su carta con Onésimo. De esta forma, el encuentro entre ambas personas fue ineludible.

Conclusión

La epístola de Filemón es una carta breve pero extensa en su mensaje de amor cristiano. Es un escrito que inspira a la restauración del amor, basado la doctrina cristiana que ofrece la gracia como un puente espiritual para aquellos que se alejaron de sus hermanos en la fe y ahora buscan hallar la paz en sus corazones a través de la reconciliación en Cristo.

© Favio Sz Jaramillo. Todos los derechos reservados.

Predicas Bíblicas… Bosquejos para Predicar

Acerca de Favio Sz Jaramillo

Ver también

Bosquejos para Predicar - La comunicación espiritual con Dios

La comunicación espiritual con Dios

Bosquejos para Predicar - Dios se comunica con sus hijos, y sus hijos pueden comunicarse con Él. La oración se constituye en el medio más perfecto para expresar nuestros ruegos. La calidad de nuestra oración determina que nuestro padre nos escuche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *