Inicio / Bosquejos Biblicos / La restauración de la familia – Parte I

La restauración de la familia – Parte I

Bosquejos Biblicos… Bosquejos para Predicar

Salmo 128:1-4

El avestruz es una ave que no se interesa en el cuido de sus propios hijos, porque Dios no le dio sabiduría ni inteligencia (Job 39:13-17), pero al ser humano Dios le dotó de inteligencia y sabiduría para que cuide y eduque a los hijos que Dios le ha confiado. Pero muchos hombres y mujeres han dejado en el olvido tirando a tierra lo que un día Dios puso en sus manos, comportándose como la sabiduría del avestruz. Veamos algunos factores que nos pueden ayudar a restaurar la familia

I. LA CASA NO SE GOBIERNA CON LA FUERZA, SE GOBIERNA CON SABIDURÍA, Proverbios 24:3-4

a) Cristo es el constructor, nosotros solamente somos sus obreros

Anuncios

1. Permita que Jesús sea el que edifica y guarda su casa Salmo 127:1

2. El hombre sin Dios jamás podrá hacer nada bueno Juan 15:5

3. Jesús esta tocando la puerta de su hogar, déjelo pasar Apocalipsis 3:20

b) Si Cristo está construyendo mi hogar, yo debo trabajar a la par de él

1. Un día nos presentaremos ante el tribunal de Cristo para responder por la familia Salmo 127:3

2. Hay que corregir con la sabiduría de la palabra de Dios Proverbios 15:1, 18

3. Su hogar va ser probado por caudales fuertes de agua y viento Mateo 7:24-27

Anuncios

II. LA FAMILIA ESTÁ ASEGURADA SOLAMENTE EN LAS MANOS DE DIOS

1. Si Dios no está en la familia todo esfuerzo no tiene valor Salmo 127: 2

2. Si los conductores de la familia no son temerosos de Dios, están matando a su familia

3. Los problemas que actual viven muchas familias, es por la falta de sabiduría en el hogar

III. CARACTERÍSTICAS DE UNA FAMILIA QUE VIVE EN EL TEMOR DE DIOS

1. El salmo 128 describe las bendiciones de Dios para la familia, que teme a Dios v.1

Anuncios

2. El fruto de su trabajo será bendecido v.2

3. La bendición es para toda la familia v.3 ; Salmo 103:7

4. Hay padres y madres que por falta de sabiduría están matando a su propia familia Prob. 14:1

5. Si Dios no está construyendo su casa, todo su trabajo no será productivo Dt. 28:39

Conclusión:

Si queremos un hogar de prosperidad y de éxito, debemos dejar que Dios sea el que edifique mi casa.

Debemos entregarle nuestra familia a Dios, juntamente con nuestros planes y proyectos para que sean bendecidos por Nuestro Señor

© Francisco Antonio Martinez

Acerca de Francisco Antonio Martinez

Ver también

Bosquejos para predicar - El Espiritu Santo es

El Espíritu Santo es… – Mensajes Cristianos

Bosquejos para Predicar - El Espíritu Santo es indispensable en la vida del cristiano. El Espíritu Santo es necesario, un cristiano sin el Espíritu Santo, no puede subsistir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *