Inicio / Bosquejos Biblicos / Como se debe administrar una Iglesia para la Santidad

Como se debe administrar una Iglesia para la Santidad

Bosquejos Bíblicos… Bosquejos para Predicar

Texto Bíblico: 1 Tesalonicenses 4:1-7

Exposición:

Los pastores tenemos la obligación de administrar a la iglesia, para llevarla a la santidad. Daros cuenta como el apóstol dio instrucciones a la iglesia para que vivieran una vida de santidad.

Introducción a la Santidad1 Tesalonicenses 4

Anuncios

1. Purificándose – que significa la purificación. Eliminación de las impurezas o imperfecciones de una cosa.

2. Una Nueva Manera de Vivir.

3. Apartados del Mundo.

4. Instrucciones para Santificarse.

Llamados a Ser Santos – “…Elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas…” 1 Pedro 1:2

Purificándose

Dios no nos llamó a la impureza sino a la santidad (1 Tesalonicenses 4:7)

Anuncios

El autor de Hebreos insiste en una vida de santidad: “sin la cual nadie verá al Señor” (Hebreos 12:14).

Las palabras “santificación” y “consagración” se refieren a una separación de lo impuro, para dedicarse al “modo de vivir que agrada a Dios” (1 Tesalonicenses 4:1). Para los cristianos es el proceso de “purificarnos de todo lo que contamina el cuerpo y el espíritu” (2 Corintios 7:1).

“Salgan de en medio de ellos y apártense. No toquen nada impuro…” (2 Corintios 6:17; Isaías 52:11)

La Meta:

  • Una naturaleza nueva.
  • Los agentes de la Santificación.
  • Santificados por las Pruebas.

Propósito en el Sufrimiento – 1 Pedro 4

  • Llamados para Sufrir
  • Llamados a Servir
  • La Sumisión y la Humildad – 1 Pedro 5
  • La Paciencia
  • Las Recompensas

Note: estos versículos que definen la “santificación” (2 Corintios 7:1)

Anuncios

“…Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios…” (2 Corintios 7:1).  Purifiquémonos de todo lo que contamina el cuerpo y el espíritu.

Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante… (Hebreos 12:1)

Conclusión

Quien sirve a Dios asume el compromiso de ser fiel en todo el cometido a su cargo; pero también, en guardar santidad delante de aquél que es Santo.

¿Cómo podemos lograrlo? En las fuerzas de Dios, no en las nuestras.

Allí está el secreto. La santidad es un proceso que implica reconocer los errores y pecados que minan nuestra existencia, volver la mirada a Jesucristo en procura de su orientación y fortaleza y crecer cada día, corrigiendo con ayuda divina, aquellos aspectos que desagradan al Señor.

Usted, ¿está dispuesto a asumir ese compromiso?

© Nicanor Suarez Lozano. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar

Acerca de Nicanor Suarez Lozano

Ver también

Bosquejos Biblicos - El publicano rescatado

El publicano rescatado

Bosquejos Biblicos - Aunque no somos del mundo, hemos sido enviados al mundo: Para ser la sal de la tierra, debemos mezclarnos con la carne, Para ser la luz del mundo, debemos alumbrar en las tinieblas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *