Inicio / Bosquejos Biblicos / El verdadero servicio

El verdadero servicio

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

“…Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís…” Colosenses 3:23-24

Introducción.

¿Qué significa servir a Dios?

Tema: La mejor parte en la herencia es para los que sirven a Dios de corazón.

Anuncios

¿Cómo debe ser el verdadero servicio?

I. EL VERDADERO SERVICIO DEBE SER A DIOS.

1. Porque Él es digno de suprema alabanza

2. Porque fuimos creados para su gloria (Isaías 43:7) cuando le servimos reconocemos el propósito al crearnos

3. Porque solo a Él serviremos (Mateo 4:10)

¿Cómo debe ser el verdadero servicio?

II. EL VERDADERO SERVICIO DEBE SER DE CORAZÓN. (como)

Anuncios

1. Con temor (reverencia) Deuteronomio 10:12 “Ahora, pues, Israel, qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma.”

2. Con sencillez (actitud franca Efesios 6:5)

Efesios 6:5b-8 sencillez de vuestro corazón, como a Cristo; no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios; sirviendo de buena voluntad, como al Señor y no a los hombres, sabiendo que el bien que cada uno hiciere, ése recibirá del Señor, sea siervo o sea libre.”

3. Haciendo la voluntad de Dios (es lo que Él quiere)
4. Porque hay recompensa de parte de Dios (nos dará los galardones que tiene para nosotros)
5. En un mandato

Conclusión

Debemos ser servidores fieles. Apo. 3:16-17 (porque Dios premia la fidelidad)

Anuncios

Acerca de Yersson Oswaldo Barrera Figueroa

Ver también

Bosquejos Biblicos.. Cómo estar contento, cuando no quiero estarlo

Cómo estar contento, cuando no quiero estarlo

Bosquejos Biblicos.. Cuando perdemos el gozo, también perdemos el ánimo por servir a Dios. Nos enfocamos tanto en nuestros problemas que nos olvidamos de...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *