Inicio / Bosquejos Biblicos / Sin dejar de hacer aquello

Sin dejar de hacer aquello

Bosquejos Biblicos… Bosquejos para Predicar

Mateo 23:23

Introducción.

Cuando la Palabra de Dios habla de la ley debemos recordar que ella instruye sobre aspectos civiles, sacerdotales y morales. El diezmo era parte de los aspectos sacerdotales o ceremoniales de la ley mosaica. (Parte de los Mizvot) Es erróneo pensar que pagar diezmos es “colaborar” con la iglesia.

También es equivocado pensar que al pagar los diezmos estos son una “ayuda” para el pastor de la Congregación.

Anuncios

Igualmente es una falla pensar que los diezmos son una ofrenda voluntaria.

De igual modo es un error creer que pagar los diezmos es como pagar una cuota mensual para sostener una especie de membresía en un club.

El Señor Jesucristo enseña que los creyentes del Nuevo Pacto deben continuar con la práctica de pagar sus diezmos como una expresión de misericordia, de justicia y de fe superiores.

Veamos como nos ilumina la Palabra de Dios respecto de estos conceptos erróneos y malignos derivados de la costumbre de pagar diezmos:

I. NO SON UNA COLABORACIÓN A LA CONGREGACIÓN

A. Los creyentes somos adoradores, no colaboradores. Jn.4:23

B. Las colaboraciones son variables e inconstantes y dependen de la situación económica de cada creyente, los diezmos no.

Anuncios

C. En los registros celestiales se tienen en cuenta los diezmos, no las “colaboraciones” disfrazadas como diezmos. Apoc. 20:12; Fil.4:17; 2 Tim.1:12. “…Los libros fueron abiertos; fruto que abunde en vuestra Cuenta; es poderoso para guardar mi depósito…”

Aplicación:

Pagar los diezmos es adorar a Dios mediante un principio de fe (Fidelidad) Heb. Emunah, firmeza en fidelidad, definitivamente un asunto mayor que distingue a la buena tierra que acepta la Semilla Pagar los diezmos es un arma de guerra espiritual para conquistar lo que Dios ha prometido.

II. NO SON UNA AYUDA AL PASTOR

A. El Pastor es un Ministro de Dios, no un empleado de la iglesia

B. El Pastor y todos los Ministros de la Iglesia son sostenidos del altar. Gálatas 6:6; I Cor. 9:14

Anuncios

C. La iglesia sostiene a los ministros del altar y se auto sostiene según el modelo neo-testamentario.

Aplicación:

El pagar los diezmos no depende de la condición económica del Pastor, ni de si el pastor los necesita o no. Es un acto de amor y obediencia. Luc. 11:42

III. NO SON UNA OFRENDA VOLUNTARIA

A. Los diezmos se pagan, no se dan

B. Nuestros pagos deben superar el 10 establecido en la ley mosaica, porque nuestros diezmos no son levíticos sino melquisedéticos. Mat.5:20; Hebreos 7:1-16

Aplicación:

Pagar diezmos es un principio de Misericordia. Del Heb. Chéseth. La amabilidad que reconoce el amor del Señor

Ilustrar: Guillermo Colgate.

IV. NO SON UNA CUOTA MENSUAL

A. Es la décima parte de lo recibido y pagado al tesoro de la iglesia

B. La iglesia no es un club, es el cuerpo de Cristo

C. Las cuotas en un club generalmente son fijas, los diezmos son proporcionales a los ingresos recibidos.

Aplicación:

Pagar diezmos es un principio de justicia. Del Heb. Mishpatim (los mandamientos morales y éticos instruyen sobre lo que es correcto o incorrecto ejemplo Éxodo 21:1; Miq. 6:8. “… lo que pide Jehová de ti solamente es hacer justicia y amar misericordia…”) El Señor elevó el diezmo a la calidad de precepto moral y no tan solo un Mizvot sacerdotal o ceremonial.

Conclusión.

¿Cuál es el concepto que Ud. tiene de los diezmos? ¿Cómo son pagados sus diezmos? ¿Por qué no proponemos ser fieles al Señor de la obra? Entendamos que los diezmos son de Dios y no nuestros, que son una bendición y una expresión de nuestro amor adoración y fidelidad al Señor.

© Fernando García Sotomayor

Acerca de Fernando García Sotomayor

Ver también

Predicas Cristianas - La vida cristiana victoriosa

La vida cristiana victoriosa – Mensajes Cristianos

Bosquejos Biblicos - Cristo nos ha dado potestad sobre los poderes del enemigo, y nada podrá hacernos daño. Pero todo esto se cumplirá si verdaderamente le servimos con amor y lo buscamos constantemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *