Inicio / Bosquejos Biblicos / Oh hermosa entre las mujeres

Oh hermosa entre las mujeres

Bosquejos Biblicos .. Bosquejos para Predicar

Bosquejos Biblicos: 

Cantares 1:8 “Si tú no lo sabes, (DIOS confirma lo que ÉL ya te ha manifestado en ocasiones interiores), oh hermosa entre las mujeres, (Es la forma como DIOS llama a una esposa, cuyo marido e hijos aman de verdad), Ve, sigue las huellas del rebaño, (Es un llamado específico que te hace NUESTRO SEÑOR) Y apacienta tus cabritas junto a las cabañas de los pastores.” (Congrégate con tu familia y preséntasela a DIOS.)

Oh hermosa entre las mujeres, Se le dice a la esposa que es hermosa entre las mujeres y que apaciente sus cabritas. La belleza de la esposa no se opaca ni se maltrata con el transcurso de los años, y mucho menos con el trabajo y el esfuerzo que día a día hace, cuando tu estás motivada por el amor y lo realizas con el deseo de agradar a tu familia por la que luchas a diario.

Es por esto que te vemos hermosa, por tu belleza espiritual, por tu belleza con la que te esfuerzas por cada uno de aquellos que habitan en tu corazón y por tu belleza física, por supuesto, tenemos que decir que tus rasgos hermosos se acentúan cuando inviertes tu voluntad en el hogar porque, ¿quién podría no ver hermosa a la mujer de Proverbios 31, con toda la magnífica labor que realiza?

Anuncios

Esto es, definitivamente, parte del bien que se halla cuando se halla esposa (Proverbios 18:22); allí se comprueba cuando no es engañosa la gracia, ni vana la hermosura de la mujer. (Proverbios 31:30).

Agradezcamos a nuestro Dios la esposa que nos ha dado, aquella que “considera los caminos de su casa” por medio del trabajo que allí desarrolla, pero también sea ésta la razón para que nuestro corazón esté
en ella confiado, haciéndole sentir su valía, elogiándola.

Es por ello que hoy invito a cada uno de los varones de DIOS que le digan a su esposa: DIOS te bendiga, con la unción de su Espíritu Santo, y todos los días orare porque apacigüe tus angustias y llene de gracia y bendiciones toda tu vida. Gracias mi reina amada, te amo.

Ve, sigue las huellas del rebaño, El creyente, al seguir “las huellas del rebaño”, sigue en primer lugar a su Pastor, que es Cristo (Juan 10:1), que nos dejó ejemplo para seguir sus pisadas, pero sigue también a aquellos que de la misma manera, van dejando las huellas de sus firmes pisadas, pasos dados por fe que distinguen su digno andar y que, señalan más claramente el camino (Éxodo 18:17-20; Romanos 4:12; Efesios 4:1; Filipenses 3:17).

Debemos más bien hacer la voluntad de Dios si queremos permanecer para siempre (1 Juan 2:15-17).

No debemos ocuparnos en nada que no tenga que ver con la vocación a la que fuimos llamados, a la que fuiste llamada, sino que, mirando esa vocación, tenemos que mantener firme ese llamado que te hace EL SEÑOR, tu como esposa, madre, amiga y consejera, se el apoyo que necesita un hogar, esto es lo valiosa y lo que significas tu para DIOS y para cada uno de nosotros, con este valor tan grande que te ha dado en nuestras vidas, acepta ese llamado que te hace JESUCRISTO NUESTRO SEÑOR.

No debes mirar atrás, ya que “ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios” (Lucas 9:62) y si el Señor nos hizo “aptos para participar de la herencia de los santos en luz” (Colosenses 1:12), tomemos firme el arado y andemos, haciéndolo con la confianza que tenemos en Cristo, no creyéndonos competentes por nosotros mismos, sino como aquellos que aceptan que su competencia proviene de Dios (2 Corintios 3:5).

Y apacienta tus cabritas junto a las cabañas de los pastores. Perdona y pide perdón (si es necesario) a tu familia y comienza a congregar entorno a JESUCRISTO a cada uno de ellos, por medio de tu fe y de tu gran amor, vas a ver grandes cosas en tu hogar y da gloria y alabanza al SEÑOR por ese sueño y esa esperanza que va a bendecir tu vida, a tu familia.

Anuncios

Descuidar todo lo anterior sería olvidar que somos hijos de DIOS y que vamos siguiendo las huellas del rebaño; realidad que nos exige a considerarnos unos a otros, a estimularnos al amor y a las buenas obras y a no dejar de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sobre todo, porque aquel día se acerca (Hebreos 10:24, 25).

ORACIÓN: SEÑOR DIOS TODOPODEROSO, gracias te doy por la mujer que nos correspondió por amiga, compañera y consejera.

Guarda y cubre con tu manto sagrado a esa mujer que día a día se afana por dar lo mejor de sí misma, para alcanzar la felicidad de sus hijos, de su esposo, de su familia, debido a su esfuerzo, valor y gran amor, los cuales son virtudes puestas por ti en ella, llénala de bendiciones, sabiduría y fuerzas necesarias para sobrellevar su amor por nosotros, te lo pido en nombre de JESÚS. Amen y Amen.

© Guillermo A. Ochoa Pérez

Acerca de Guillermo A. Ochoa Pérez

Ver también

Predicas Cristianas - La vida cristiana victoriosa

La vida cristiana victoriosa – Mensajes Cristianos

Bosquejos Biblicos - Cristo nos ha dado potestad sobre los poderes del enemigo, y nada podrá hacernos daño. Pero todo esto se cumplirá si verdaderamente le servimos con amor y lo buscamos constantemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *