Inicio / Bosquejos Biblicos / Moviéndose en el poder de Dios

Moviéndose en el poder de Dios

2 Reyes 4:1-7

Introducción:

¿A quien recurrimos cuando atravesamos por algún problema o necesidad y requerimos de un milagro?

Es probable que luchemos en nuestras fuerzas procurando resolver el problema, pero sólo nos damos por vencidos cuando llegamos al límite de nuestras fuerzas. Las Escrituras nos enseñan que debemos confiar plenamente en el Señor y recurrir a Él.

Anuncios

1. A Dios recurrimos cuando necesitamos un milagro

1.1 Generalmente buscamos resolver los problemas en nuestras fuerzas.
1.2 Agotamos todas las posibilidades
1.3 Llegamos al límite de nuestras fuerzas

2. El ser cristianos no nos exime de enfrentar dificultades

2.1 Satanás busca poner tropiezo al cristiano
2.2 Pero como cristianos podemos confiar y refugiarnos en Dios
2.3 Dios es la única solución para nuestros problemas, sin importar lo grande que sean Isaías 40, 29 al 31——Efesios 6-10

3. Los milagros de Dios se producen cuando activamos nuestra Fe.

“Fe es: Confianza, seguridad, Certeza o convicción.”

3.1 Lo que consideramos poco en manos de Dios es mucho.
3.2 Dios tiene una salida.
3.3 No dimensiones los problemas considerando que no hay solución.
3.4 El obrar de Dios no tiene límites
3.5 Dios muestra la salida
3.6 Dios obra de manera que rompen con nuestra lógica humana.

Anuncios

4. Cuando nos movemos en la dimensión del poder de Dios, los milagros ocurren.

4.1 Simplemente confía en el poder de Dios
4.2 Mantén siempre esa confianza sólida en EL
4.3 Reconoce que en nuestras capacidades resulta imposible obtener las bendiciones
4.4 Es importante permitir el accionar de Dios en nuestras vidas para poder liberar los milagros que tanto necesitamos.

Conclusión:

Hoy aprendimos que fe es actuar y nos permite movernos en la dimensión del poder de Dios. Que así como en casa de aquella viuda que nos narra la escritura en segunda de Reyes capítulo 4 del 1 al 7. Hubo provisión en abundancia, el aceite ceso hasta que cesaron las vasijas, “ósea hasta donde te alcance tu Fe”, así mismo Dios quiere bendecirnos.

No debemos perder de vista que el poder de Dios es ilimitado, solamente que Dios tiene su propio tiempo y su propia manera de obrar, debemos estar seguros que Él resolverá el problema en el momento oportuno.

Acerca de Nancy Jiménez

Ver también

Predicas Cristianas - La vida cristiana victoriosa

La vida cristiana victoriosa – Mensajes Cristianos

Bosquejos Biblicos - Cristo nos ha dado potestad sobre los poderes del enemigo, y nada podrá hacernos daño. Pero todo esto se cumplirá si verdaderamente le servimos con amor y lo buscamos constantemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *