Fructificando en medio de la aflicción

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos.. Texto Biblico: Génesis 41:52

Introducción:

En el mensaje de hoy hablaremos de la vida de un hombre cuyo nombre era José, el hijo de Jacob; el cual nos deja una enseñanza especial para nuestras vidas. Veamos en primer lugar:

I. Una breve reseña histórica de la vida de José.

a. Desde niño fue amado por su padre más que a sus hermanos, porque lo había tenido en su vejez. (Génesis 37: 3)

b. Cuando fue joven, sus hermanos lo aborrecieron y lo vendieron como esclavo. (Génesis 37: 23-28)

c. Egipto fue la tierra de su aflicción (Génesis 39: 10-21)
1. Fue tentado a través de la mujer de Potifar.
2. Fue echado en la cárcel.

d. Dios le da el privilegio de interpretar sueños en la cárcel y hasta el sueño del Faraón interpretó

II. Dios bendice a José (Génesis 41: 39-52)

a. Faraón le dio p el nombre privilegios sobre su casa y en su reino.

1. Lo puso como el segundo rey en toda la tierra de Egipto.
2. Le puso su anillo en su mano
3. Lo vistió de ropas finas
4. Le puso un collar de oro en su cuello
5. Lo subió sobre su segundo carro
6. Le puso un nuevo nombre (Zafnat- Panea)
7. Le dio una esposa.

Según los egiptólogos, el nombre Zafnat, significan “hombre-alimento”; y Panea significa, “de la vida”. Al unir las dos palabras podemos decir: “Hombre alimento de la vida” nombre que tipifica a Cristo que es el pan (alimento) de la vida. Jesús fue vendido y rechazado por sus hermanos; pero Dios lo exaltó hasta lo sumo y le dio un nombre que es sobre todo nombre; para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla y toda lengua confiese que él es el Señor. Y así como a José se le dio una esposa, a Jesús se le dará una esposa que es la iglesia.

b. Dios le dio dos hijos

1. Al primero le llamó Manasés, cuyo nombre significa “el que hace olvidar”

2. Al segundo le llamó Efraín, cuyo significado es “fructífero”

III. La enseñanza espiritual que nos deja este pasaje.

a. Dios bendijo a José hasta que hubo olvidado los daños que le causaron sus hermanos en el pasado.

b. Dios quiere bendecirnos; pero muchas veces por no olvidar los daños del pasado, no recibimos dichas bendiciones.

c. La vida nos sorprende con muchas cosas que a veces nos marcan la vida; pero así como Dios estuvo con José, estará con nosotros; y en medio de la aflicción, seremos fructíferos.

Conclusión:

Dios quiere bendecirnos aún en medio de las aflicciones, pero debemos olvidar los daños del pasado.

© Federico Tay Aguilar Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar

Acerca de Federico Tay Aguilar

Ver también

La vida en Cristo.. Bosquejos Biblicos

La vida en Cristo

Bosquejos Bíblicos. Tarde o temprano la tentación llegará a nuestras vidas, tal cual le pasó a nuestro Señor Jesucristo. Él fue tentado en todo según nuestra..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *