Inicio / Bosquejos Biblicos / A la manera de Dios

A la manera de Dios

Bosquejos Biblicos… Bosquejos para Predicar

Texto Principal: Lucas 22: 42

“diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.”

INTRODUCCIÓN

Hablar de VOLUNTAD es hablar de la capacidad que tiene el ser humano para decidir libremente lo que desea hacer o no.

Si una persona hace lo que quiere se dice que está haciendo su voluntad, pero si hace lo que otro dice, entonces está haciendo la voluntad de esa otra persona.

Anuncios

En la vida secular, el concepto de Voluntad está íntimamente relacionado con el de Libertad, porque en teoría, ambas definiciones apuntan hacia lo mismo, hacia el libre albedrío.

Los filósofos enseñan que el Libre Albedrío está referido al poder de elegir y tomar decisiones propias. El historiador romano Tácito (55 – 115 D.C.) escribió al respecto del poder:

“El poder nunca es estable cuando es ilimitado”

La libertad sin límites es Libertinaje, y su fin sólo busca la satisfacción propia. Dicha libertad le permite a la persona hacer lo que quiera, cuando quiera y como quiera. Su concepto se basa en reclamar constantemente para sí, derechos que ya pertenecen a otros individuos. No existe nadie por encima, todos están debajo de su nivel.

Así que, una persona que goza de libertad ilimitada no podrá ser estable en ningún aspecto de su vida, y peor aún, su poder de elegir no le durará para siempre. ¿Ha visto a esos conductores irresponsables que transitan por las calles considerándolas suyas y que los autos no son otra cosa que vehículos de carreras que necesitan correr a toda velocidad?

Bueno, el destino de estos frenéticos de la velocidad termina de 3 formas:

En el hospital con lesiones de graves a irreparables.
• En la cárcel, por destruir propiedad privada al estrellarse o por asesinar personas al atropellarlas o,
• En el cementerio, porque nunca pusieron el freno y para cuando decidieron hacerlo, ya fue demasiado tarde.

Cualquiera de los casos antes mencionados hace referencia a la irresponsabilidad que se desarrolla en aquellas personas que consideran que su libertad es el justificativo y permiso eterno para hacer como quieran sin dar importancia a las consecuencias.

Anuncios

Hacer nuestra voluntad no siempre es sinónimo de correcto ni de bueno. Sólo porque pensamos que somos libres, no significa que podemos hacer todo cuanto queramos.

La libertad según Wikipedia, se refiere a la capacidad que tiene la conciencia para pensar y obrar según la propia voluntad de cada individuo.

Ahora bien, ¿Se puede hablar de Libertad cuando pierdes el derecho a decidir?

De ninguna manera. Porque en el momento que usaste de tu libertad para sobrepasar los límites de lo correcto y lo justo, pasaste a convertirte en esclavo de tus acciones, no de tus decisiones.

DEJA QUE TE CIÑA

En el evangelio de Lucas leímos un pasaje que nos muestra a Jesús orando momentos antes de ser arrestado por la guardia romana. Él sabía lo que estaba por suceder, conocía a donde le llevaría ese arresto y todo el dolor que física, emocional y sicológicamente implicaría para sí mismo. Así que, lo encontramos debatiendo su dualidad: la carnal y la espiritual.

Anuncios

Por un lado, la carnal quería huir de aquella horrenda situación de ser traicionado, arrestado, azotado, insultado, golpeado, burlado, humillado, crucificado y por último, muerto.

Por el otro, tenemos a su Espíritu que estaba consciente de lo que aquel arresto significaba en términos de la salvación de la humanidad.

En tal sentido, Jesús nos presenta una batalla entre el Deber y el Querer; entre su libertad y la orden divina; entre su Voluntad y la Voluntad de Dios.

Si lo vemos desde la lógica humana, entendemos que es comprensible la necesidad de querer huir de aquel destino. ¿Quién querría pasar por todo lo que Jesús vivió al ser arrestado? Como el mismo Satanás respondió a Dios cuando hizo que Job perdiera todo cuanto tenía:

“…Piel por piel, todo lo que el hombre tiene dará por su vida.” (Job 2:4)

Es un instinto natural del ser humano. Forma parte de la naturaleza del hombre su necesidad de autopreservación. Pero, como ya escribí en La Ilógica Lógica de Dios, nuestros pensamientos y los pensamientos de Dios no caminan en la misma dirección.

Así que claro, tenemos al Espíritu regocijándose porque estaba a punto de cumplir el mandato divino, que a su vez, abriría la puerta para la salvación de los pecadores. Aunque a un precio que implicaba directamente la muerte del cuerpo físico.

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Bosquejos Biblicos - Bendiciones

Bendiciones

Bosquejos Biblicos... Bendiciones que sobrevienen de la obra de nuestro Señor Jesús. Son innumerables las bendiciones que son resultado de la entrega de...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *