Inicio / Bosquejos Biblicos / Identidad cristiana ¿Ser o No Ser?

Identidad cristiana ¿Ser o No Ser?

Bosquejos Biblicos… Bosquejos para Predicar

Texto Principal: 1 Pedro 2:9 y 10

“Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia.”

INTRODUCCIÓN

El vaivén de las modas ha sido desde siempre una constante que obliga a la actualización respecto a las nuevas tendencias, pero también, es un látigo invisible de esclavitud que somete a sus seguidores a correr a su ritmo y a vivir con sus reglas.

Una persona que se califique a sí misma de moderna y que está al día con la moda, debe ser adinerada y posiblemente, caprichosa, obsesiva, ostentosa, y voluble.

Anuncios

La moda, pues, se convierte en la carta de presentación de cada individuo. Cuanto más empapado estés de su corriente, más moderno y aceptado serás por el resto de las masas. Mientras que el desapego a las tendencias podría ser considerado como señal de descuido, pobreza, aburrido, e incluso de viejo y obsoleto.

¿QUÉ CARACTERIZA A UN HIJO DE DIOS EN LA ACTUALIDAD?

Hoy en día, se dice en las calles que un hijo o hija de Dios se identifica por su vestuario. En el caso de los hombres, lleva pantalón de vestir, colores oscuros, camisa manga larga, corbata y si fuera posible, chaqueta. En el caso de las mujeres hay mucho más ahínco, porque a diferencia de su contraparte masculina, son más analizadas por la moda y sus fanáticos, así que las describen con faldas o vestidos largos con colores, rayas o estampados mal combinados, zapatos bajos sin tacón o sandalias, franelas o blusas anchas y calurosas, cabello híper largo, alborotado y descolorido, cara demacrada y ojerosa.

En cuanto al carácter, se cree que los hijos de Dios son aburridos e ingenuos, capaces de escandalizarse ante cualquier acto considerado impuro y pecaminoso. La biblia a su lado es vista como un accesorio más del guardarropa, tal como lo serían los lentes de sol o un reloj. Se espera que no tengan mucha preparación académica; que sean sumisos para aceptar los malos tratos, los insultos, y las injusticias. Que vaguen por la vida sonriendo estúpidamente cuando alguien les traiciona, les ofende o les lastima. Tienen prohibido enojarse o reclamar.

Si usted es hijo o hija de Dios sabrá que ese es el modo en cómo somos vistos y percibidos por la gente. La opinión creada sobre nosotros se basa en aspectos físicos y de vestuario y una supuesta creencia sobre cómo deberíamos actuar, pero quiero preguntarle en este momento si, ¿usted está de acuerdo en ser evaluado como un verdadero seguidor de Cristo en función de cuán actualizado esté en materia de moda y su capacidad para hablar grosera y ásperamente? ¿En verdad ser hijo de Dios es sólo ropa y modas?

¿QUÉ CARACTERIZABA A UN HIJO DE DIOS EN LA BIBLIA?

1) Su forma de caminar

Anuncios

Antes del diluvio, encontramos a un descendiente de Adán llamado Enoc, que según relata el libro de Génesis en el capítulo 5 verso 24: “Caminó…., con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios”. Ningún otro personaje en la biblia tuvo la suerte que tuvo Enoc. Pero esta suerte no se debió a su cara bonita ni a lo bien vestido que lucía. En el verso 22 del mismo capítulo leemos que después que naciera su hijo, el famoso Matusalén, Enoc caminó con Dios trescientos (300) años. ¿Sabe lo que son 300 años? ¡3 siglos!

Dígame una cosa, ¿Cuánto es lo más que ha caminado usted con una persona sin aburrirse o pelear?

Particularmente, solo tengo una hermana, y sin importar cuanto la ame o la respete, es casi imposible que cada vez que salgamos juntas no discutamos por al menos una cosa. Y es que como dice el libro del profeta Amós en el capítulo 3 verso 3: “¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?”

Dios y Enoc tuvieron tal grado de compañerismo y por qué no decirlo, de complicidad, que su continuo caminar juntos acabó en Dios llevándose consigo a su fiel compañero del camino. Para que ambos pudieran caminar juntos tanto tiempo sin atreverse a la separación es porque debieron estar de acuerdo. ¿Usted está de acuerdo con Dios o siempre camina con él llevándole la contraria?

La primera característica de un hijo de Dios es que camina su camino sin oposición alguna, en total aceptación de sus condiciones. En otras palabras, sujeto a él.

2) Su forma de hablar

Anuncios

En el evangelio de Mateo capítulo 26 verso 73 encontramos el momento en que Pedro niega a Jesús, luego que éste fuera arrestado. Como seguramente habrá leído o escuchado de otras predicaciones, Pedro le negó en tres (3) ocasiones y una de ellas es la que refleja ese versículo en que dice lo siguiente: “Un poco después, acercándose los que por allí estaban, dijeron a Pedro: Verdaderamente también tú eres de ellos, porque aun tu manera de hablar te descubre.”

Nótese que le dijeron tu manera de hablar, y es que cuando se pasa tanto tiempo andando junto a una persona que evidentemente, tiene un carácter más fuerte e influyente que el tuyo, es lógico que termines por adoptar sus maneras, sus gestos, y claro está, hasta su forma de hablar.

Es imposible que un hijo o hija de Dios camine a su lado cada día, pase tanto tiempo junto a él y no se contagie de su Espíritu y de su carácter, al punto tal de empezar a hablar como él lo haría.

El refrán popular dice: “El que camina con cojos, al año cojea”; y también hay otro que dice: “Dime con quién andas y te diré quién eres”

Aun y cuando Pedro estaba negando al Maestro con maldiciones incluidas, su forma de hablar delataba que era su discípulo.

La segunda característica de un hijo de Dios es que habla como él lo hace. No permitiendo que palabra corrompida salga de su boca, sino la que sea buena para la edificación, a fin de dar gracia a los oyentes. (Efesios 4:29)

3) Su forma de pensar

Cuando se pasa tanto tiempo junto a una persona, asimilas mucho de su carácter en ti; más aún, si estás de acuerdo con ella de forma incondicional. En la epístola que el apóstol Pablo escribió a los Filipenses, capítulo 4 verso 8 encontramos qué es lo que piensa un hijo o hija de Dios:

“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.”

Un hijo o hija de Dios no desperdicia su tiempo pensando en tonterías inútiles que para nada son de provecho. No corrompe sus pensamientos con ideas que lejos de santificarlo lo apartarían del camino de Dios.

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Bosquejos para Predicar - Las ventajas de tener fe en Dios

Las ventajas de tener fe en Dios

Bosquejos Biblicos - Este es un Salmo sapiencial o salmo de sabiduría. En realidad solo existen en once de ellos en todo el compendio de los salmos. Algunos de los temas de estos salmos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *