Inicio / Bosquejos Biblicos / El llamado de Eliseo

El llamado de Eliseo

Bosquejos Biblicos… Bosquejos para Predicar

Texto: 1 Reyes 19:19–21

Introducción:

En este estudio sobre el ministerio nos estamos enfocando en el llamado y lo que este implica en nuestra vida practica. Hace ocho días estuvimos meditando sobre el llamado de Jeremías y hoy hablaremos de otro gran profeta de Dios este es Elíseo, en el pasaje que hemos leído se nos relata su inicio en la actividad profética.

Por una orden directa de Dios (19:16) Elías se dirige a Abel-mehola a invitar a Elíseo a ser su remplazo, al llegar allí Elías extiende su capa sobre el mostrándole así que le llamaba a seguirle y ser por ende su sucesor.

Anuncios

De este pasaje aprenderemos que cuando aceptamos el llamado de Dios:

I. ACEPTAMOS UN NUEVO COMIENZO (Vers. 21a)

A. Al final de su vocación Eliseo toma un par de bueyes, los mata y con el arado hace la leña para cocerlos. Tenemos aquí el acto que demarca una nueva vida para Eliseo ¿Por qué?:

1. Eliseo era un campesino que trabajaba la tierra. El estaba trabajando con los bueyes cuando Elías le hace el llamado.

2. Algunos dicen que los bueyes con los que araban eran propiedad de su familia ya que el no iba a matar Bueyes y quemar arados que no eran de él.

De ser así, como muy posiblemente es, Elíseo pertenecía a una familia adinerada pues no cualquier persona en aquel entonces poseía tal cantidad de bueyes

3. Eliseo era un hombre que tenia familia y lo sabemos por que el pidió ir a despedirse de ella (Vers. 20).

Anuncios

El hecho de que el queme su instrumento de trabajo es dramático pues esta quemando lo que ha sido su vida hasta ahora, ya no ara mas, ya no trabaja mas, si es rico se hace pobre por hacerse el PROFETA DE DIOS. El rompe con todo su pasado para aceptar su nueva misión.

B. Lo mismo sucede con una persona que acepta el llamado de Dios a servirle. El servicio es como una nueva vida para esta persona, ya que una cosa es ser un simple espectador y otra muy distinta ser un ministro de Jesús.

Al igual que Eliseo servir implica de nuestra parte renuncia y sacrificio y esto hace que la vida cambie solo pregúntate:

¿Qué tendrás que dejar por servir a Cristo? ¿Cómo tendrás que acomodar tu tiempo? ¿Qué cosas deben cambiar de prioridad?

II. ACEPTAMOS UN SERVICIO (Vers. 21b)

A. Tenemos en el pasaje un detalle que puede pasar desapercibido pero que es muy revelador y es el detalle sobre la comida: ¿con quien compartió lo cocido? Con el pueblo contradictoriamente no lo comparte con su familia.

Este detalle es revelador por que nos muestra que la entrega es doble cuando de servir al Señor se trata, por un lado nos entregamos al Señor pero por otro lado nos entregamos al Pueblo. En otras palabras, servimos al Señor pero por extensión servimos también al pueblo.

Anuncios

B. Cuando aceptamos el llamado del Señor a servirle tenemos claro que este llamado es a servir: a personas a niños y a niñas, a jóvenes y jovencitas, a mujeres y hombres, ancianos y ancianas. Para hacerlo hay que tener:

1. Paciencia: (2 Timoteo 4:2) el ministerio se trata de redargüir (Convencer, mostrar la falta, poner en manifiesto), reprender (ordenar, mandar, exigir severamente), exhortar (Rogar, alentar, infundir ánimo, pedir, suplicar, consolar, confortar) esto debe hacerse con TODA PACIENCIA (Perseverancia).

Tratamos con personas no con Robots, no con un número

III. ACEPTAMOS UN GUÍA (Vers. 21c)

A. Una vez da de comer al pueblo Eliseo se va en pos de Elías y lo servía. Es decir, era su ayudante. Cuando aceptamos el llamado a servir con el aceptamos el hecho de ser guiados y por ello Dios pone a Elías para que el fuera el maestro de Eliseo.

Otros ejemplos: Josué tuvo a Moisés; Jesús a sus 12; Pablo a Timoteo

B. Al igual nosotros cuando aceptamos el llamado a servir, aceptamos en el mismo que Dios nos de un guía, un tutor espiritual que nos enseñe en el NT se nos dice nuestros deberes con dicha persona:

  • 1. Imitar su fe (Hebreos 13:7) obviamente lo bueno no lo malo
  • 2. Obedecerlo y sujetarse (Hebreos 13: 17)
  • 3. Estimarlo, amarlo (1 Tesalonicenses 5:12)

© Edwin Guillermo Nuñez Ruiz

Acerca de Edwin Guillermo Nuñez

Ver también

Bosquejos para Predicar - Las ventajas de tener fe en Dios

Las ventajas de tener fe en Dios

Bosquejos Biblicos - Este es un Salmo sapiencial o salmo de sabiduría. En realidad solo existen en once de ellos en todo el compendio de los salmos. Algunos de los temas de estos salmos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *