Nació el Mesías prometido

Bosquejos Biblicos… Bosquejos para Predicar

Introducción

Cuando recordamos con felicidad la vida y obra de nuestro señor Jesucristo muchas veces pensamos en los milagros, los prodigios, sus palabras, su muerte y su resurrección, y ¿Cómo no hacerlo si es el ser más maravilloso que ha tocado el planeta y sobre quien se basa nuestra fe?

Sin embargo solemos hacer caso omiso a un acontecimiento de gran envergadura y que pautó el inicio de la obra salvífica, el Nacimiento del Mesías.

Oración

Anuncios

Padre nuestro en esta hora te doy gracias por el nacimiento de Jesucristo, quien se hizo carne para identificarse con el hombre y cumplir con el plan de salvación para que todo aquel que en Él cree no se pierda más tenga vida eterna, ayúdanos a comprender la importancia que tuvo el nacimiento de tu hijo tanto como su vida. Te lo pedimos en Cristo Jesús. Amen

Tema

Nació el Mesías prometido

Gran cantidad de persona celebran el nacimiento del Mesías en la fiesta de la Navidad, otras no lo celebran en esa ni en ninguna fecha por distintas razones, pero sea que usted opte por celebrarlo o no, en navidad (25 de diciembre) u otra fecha, esto no le quitará ni le restará importancia a tan maravilloso acontecimiento como el nacimiento del salvador y redentor de la humanidad.

Desarrollo.

Hoy estudiaremos muy brevemente dos aspectos importantes sobre el nacimiento de nuestro salvador, porque sin lugar a duda este fue un hecho importantísimo para toda la humanidad.

Dios se hizo carne

Anuncios

El Evangelio de Juan capítulo 1 versículo 14 Juan señala: “…Y aquel Verbo fue hecho carne y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como la del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad…” La segunda persona de la trinidad, el Verbo de Dios se hace humano y viene a vivir con el hombre, identificándose con éste en todo aspecto (exceptuando el pecado).

El nacimiento de Jesucristo no fue un acto clandestino ni oculto, al contrario fue presenciado por muchos testigos: pastores, multitud de ángeles que cantaban alabanzas y celebraban el nacimiento del salvador, e inclusos magos del oriente vinieron a ver al niño Rey, estos últimos al llegar a aquel lugar donde se postraba el recién nacido Jesús “..¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente y venimos a adorarle…” (Mateo 2:2). Como estudiosos y conocedores de las estrellas los magos observaron un fenómeno inexplicable en los cielos interpretándola como una señal del nacimiento del Rey de los judíos.

El cumplimiento profético de Dios con nosotros

El nacimiento de Jesucristo fue el verídico cumplimiento de lo que señaló el profeta Isaías siglos antes en el capítulo 7: 14 “…Por tanto el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo y llamará su nombre Emanuel…”

Que extraño que es una virgen concibiendo, según la lógica y la naturaleza humana es un sin sentido, por eso es que el nacimiento de Jesús es un milagro sin igual; esta profecía se cumplió en Jesucristo y Emanuel (Dios con nosotros) fue un término clave que marcó la encarnación de Cristo.

El profeta Miqueas en el capítulo 5 versículo 2 señala “…Pero tú Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad…” Esta profecía fue proclamada siete siglos antes de que se consumara de forma explícita y exclusiva en la persona de Jesucristo.

Anuncios

La ciudad de Belén (la misma ciudad de donde era el abuelo y abuela del Rey David) fue la cuna del nacimiento de Jesucristo y el evangelista San Lucas en el capítulo 2 en los versículos 1 al 6 señala lo siguiente:

“…Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado. Este primer censo se hizo siendo Cirenio gobernador de Siria. E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad. Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David; para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la cual estaba encinta. Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento. Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón…”

Como se observa el evangelista Lucas señala los acontecimientos históricos que rodean el nacimiento de Jesús (recordemos que Lucas era un historiador, y el hecho de narrar el entorno social, los gobernantes y acontecimientos históricos importantes permite corroborar la veracidad del tiempo y momento de lo narrado), Augusto César era el emperador romano, gobernó desde el año 30 a. de C. hasta el año 14 d. de C.

Este promulga un edicto para que se haga un censo de todo el imperio romano, forzando a los padres de cada familia viajar al pueblo donde se guardaban los documentos de sus antepasados, esto forzó a José y María debían de ir a Belén (recordemos que eran descendientes del Rey David, y los abuelos de este eran de Belén), estando en aquella pequeña ciudad se cumplieron los días del alumbramiento, naciendo así Jesucristo el Salvador en Belén, en un humilde pesebre porque no había lugar para ellos en el mesón.

Que contrariada realidad el Hijo de Dios deja su Trono de Gloria se humilla a la condición de hombre, y nace en un humilde pesebre, pero lo más importante no es únicamente en donde nació, sino que ese nacimiento en Belén es el cumplimiento profético que fue escrito siete siglos antes por el profeta Miqueas.

Conclusión.

Sin lugar a dudas podemos señalar y asegurar que la encarnación del Hijo de Dios así como el cumplimiento profético de esta, representa para los cristianos un evento de mucho significado, que marca un mensaje de esperanza para todo el que cree en Él.

Emanuel, Dios con nosotros, es el verdadero sentido para los que celebran la Navidad, celebran para recordar que aquel Verbo se hizo carne que vivió como uno de nosotros, pero sin pecado, manifestando su gloria lleno de gracia y de verdad, para aquellos que no celebran esta fiesta le es de igual significancia el nacimiento del salvador, porque sin lugar duda a partir de ese momento comenzaba la historia más maravillosa jamás contada, la historia del redentor de la humanidad.

Querido(a) amigo(a) si usted celebra la navidad, dele el lugar que Jesucristo debe ocupar como centro de esta celebración, sino lo hace, de igual forma es importante que entienda que para el ser humano, nació la esperanza en un pequeño pesebre allá en la ciudad de Belén.

Hoy te invitamos a que abras tu corazón y aceptes a Jesucristo el Dios que se humanó para morir por los pecados del hombre y resucitó al tercer día, ascendió a los cielos y vendrá de nuevo a buscar a aquellos que creen en Él.

Permite que este día en tu corazón allá un lugar para Jesucristo y que él día de hoy puedas celebrar tu nuevo nacimiento cuando el mesías entré a tu corazón.

Redactado por: Erick Principal

© 2016. Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Bosquejos para Predicar - ¿Que esperas para arrepentirte?

El Señor espera nuestro arrepentimiento

Bosquejos biblicos, así como Leví abandonó su pecado y siguió al Señor, así nosotros debemos mostrar verdadero arrepentimiento. Cristo vino por los ..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *